Vendedor de pastilla abortiva fue detenido y quedó con prisión preventiva

El imputado que vendió las pastillas quedó con la cautelar de prisión preventiva.

 

  • Los detectives de la PDI detuvieron al sujeto que le vendió las pastillas a la mujer que abortó con 29 semanas de embarazo, provocando la temprana salida del feto y sus posterior muerte.

Felipe Alvear Silva
Fotos: Marco Lara Silva

 

En medio de la discusión que existe en nuestro país por el cambio legislativo del aborto por las tres causales -inviabilidad del feto, riesgo de la madre y violación-, la Policía de Investigaciones de Rancagua se encuentra investigando un hecho policial relacionado con este delito; infortunadamente el caso poco aporta a la discusión legislativa ya que se trata de un hecho de irresponsabilidad que ahora está siendo tratado judicialmente por el Ministerio Público.

Todo comenzó el pasado viernes, cuando el Servicio de Urgencia del Hospital Regional atendió a una mujer que acusaba tener trabajo de parto, a pesar de señalar no saber que estaba embarazada. La afectada fue atendida por la médico ginecobstetra, quien después de revisarla, dio aviso al carabinero de guardia que la mujer había dado a luz a un bebé de 29 semanas de gestación; el problema es que le neonato venía con graves problemas, ya que la paciente se había colocado cuatro pastillas de misotrol en su vagina, medicamento utilizado para provocar abortos.

Al conocer el hecho, el uniformado dio aviso al fiscal de turno, que ordenó la presencia de peritos de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la PDI Rancagua, los que se trasladaron al centro asistencial para entrevistar a la madre de la guagua, que falleció un día más tarde. En la ocasión la mujer identificada como K.V.M.A. (29), indicó que horas antes se había reunido en el Terminal O’Higgins con un sujeto que había contactado por internet, el que le pasó cuatro pastillas de misotrol para provocar una interrupción al embarazo que había gestado con su pololo. Debido a ello la joven profesional fue formalizada por el delito de aborto, quedando con medidas cautelares.

DETENCIÓN DEL PROVEEDOR

Continuando con el procedimiento, durante la presente semana los detectives de la PDI se contactaron por internet con el hombre que le entregó las pastillas a la madre. Tras ello establecieron juntarse en el mismo lugar donde le vendió la dosis en 70 mil pesos. Una vez en el terminal, los detectives le realizaron un control de identidad a D.A.C.C. (27), quien portaba 34 pastillas de misotrol y 20 cápsulas de mifepristona, por lo que fue detenido por infracción flagrante al artículo 314 -expender sustancias peligrosas para la salud-.

“En la investigación se pudo establecer que el detenido ofertaba a través de internet las citadas pastillas con fines abortivos, las cuales están avaluadas entre 70 y 180 mil pesos las siete dosis, no descartándose la hipótesis que el imputado estaría dedicando a tiempo completo a este ilícito”, indicó el jefe de la Brisexme, comisario Ángelo Gacitúa.

El detenido, que ya había sido condenado con anterioridad por el mismo delito, fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía Rancagua para ser formalizado por el delito antes señalado. En la ocasión la Fiscalía Local agrupó ambas causas -la de él y la de la mujer que abortó- debido a la cadena delictiva incurrida, y la abogada asistente del fiscal especialista en delitos sexuales que verá la causa (Jorge Mena), solicitó la cautelar de prisión preventiva. Considerando las pruebas -página web más los mensajes de texto utilizados entre ambos imputados- y que ya tenía antecedentes por el mismo delito, el sujeto quedó con la prisión preventiva con un plazo de investigación de 60 días.

Deja un comentario