Desbaratan banda criminal dedicada a la venta de pasta base

Policías de la Briant de la PDI Rancagua detuvieron a cuatro personas por su participación en la organización que poseía automóviles gracias a la venta del peligroso alucinógeno. Fueron sorprendidos con 10 kilos de la droga.

1

 

 

Durante la tarde del pasado martes personal de la Brigada de Antinarcóticos de la PDI Rancagua realizó un procedimiento policial que permitió investigar a una mujer apodada la “Chana” que se dedicaba a la comercialización de pasta base en la capital regional. Y tras el trabajo de vigilancia realizado por los detectives, lograron establecer que la mujer, miembro de una banda criminal, participaría en la internación de una importante cantidad de la peligrosa droga, proveniente de la Región Metropolitana.

 

Con esta información los policías realizaron un seguimiento a la mujer y al resto de los miembros de la banda, quienes se fueron en el vehículo particular de la principal implicada a la capital del país para traer el cargamento. Gracias a las escuchas telefónicas realizadas los detectives establecieron que efectivamente habían hecho la transacción, por lo que a la vuelta les realizaron un control de identidad.

 

Durante el control, los efectivos encontraron 9 bolsas de nylon con pasta base de cocaína, las que contenían aproximadamente 10 kilogramos de alucinógeno. Debido a esto, la mujer y sus tras acompañantes quedaron detenidos. Más tarde los detectives de la Briant se dirigieron a la casa de los arrestados, lugares donde encontraron dos armas de fuego -un revólver y una escopeta-, municiones y nueve teléfonos celulares. Por todo ello, los cuatro detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía para ser formalizados.

 

Durante la audiencia de formalización el fiscal Carlos Fuentes leyó las circunstancias de la detención de la mujer R.D.A. y de los hombres O.B.C., N.D.A. y S.Q.O., y los formalizó por los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilegal de armas de fuego y por lavado de activos, debido a los automóviles que poseían gracias a su negocio ilegal. La solicitud de prisión preventiva solicitada por el persecutor fue aceptada por el tribunal, por lo que todos quedaron detenidos durante los 120 días de plazo para la investigación.

Top