EDITORIAL: Elección de intendentes con reglas claras

El lunes recién pasado -irónicamente en Santiago- se realizó la cumbre de las regiones donde diversas agrupaciones sociales, políticas y gremiales se dieron cita en el salón de honor del ex congreso nacional para solicitar mayor poder de decisión para las regiones.

 

En la ocasión ocurrieron tres hechos políticos que en medio de la vorágine de la votación del presupuesto nacional han pasado un poco desapercibidos. En primera instancia se reafirmó la voluntad del ejecutivo de que en 2017 sean electos democráticamente los intendentes, se confirmó el acuerdo transversal de eliminar la figura del “gobernador regional” paralelo al intendente electo y queda de manifiesto el compromiso de diversos sectores políticos de avanzar en esta temática.

 
El problema sigue siendo el saber que intendentes elegiremos, y cuál será el rol del Core electo en el nuevo diseño. Es un gran paso el eliminar el gobernador regional, pero no se sabe si el nuevo intendente mantendrá todas las atribuciones que tiene el actual jefe regional designado. Al menos las atribuciones de seguridad interior debiesen ser transferidas a los gobernadores provinciales que se mantendrían en su papel de representantes del Presidente de la República.

 
No es una discusión menor, se está diseñando por completo un nuevo sistema de reparto del poder que influirá directamente en la calidad de vida de todos nosotros. Son las autoridades locales las más cercanas a las problemáticas del día a día, por eso creemos que se debe resolver con claridad el tema de las atribuciones, incluso antes de fijar una fecha de elección de intendentes. No sea que se elijan a los intendentes como señal política potente de descentralización, pero sin que estos tengan las herramientas para hacer este anhelo una realidad. Las reglas del juego deben ser claras, y no casarse con una fecha.
Con gran dolor creemos que si esta discusión no está resuelta, y con un gran grado de acuerdo, para la anunciada elección del 2017 es preferible no elegir intendentes en esa fecha hasta tener las reglas claras.

 
Lo anterior además considerando que no sería ilógico pensar que todas las autoridades locales, es decir concejales, alcaldes, consejeros regionales e intendentes sean elegidos en un proceso eleccionario y en otro proceso elegir a las autoridades nacionales. Diputados, senadores y presidente.

 
Luis Fernando González V.
Sub Director

Deja un comentario