Primera versión de Toccata Rancagua llevó la música a lugares emblemáticos del centro de la ciudad

9-

Evento se realizó este sábado 21 de noviembre, contemplando conciertos, charlas y una muestra fotográfica. Las actividades fueron totalmente gratuitas y se desarrollaron durante todo el día. El municipio espera extender su duración y cobertura en 2016.

 

 

Marcela Catalán

 

Este sábado y en diferentes puntos del casco histórico de la capital regional, se efectuó la primera versión de Toccata Rancagua. El “modus operandi” del evento es llevar la música a distintos sectores del casco histórico de la ciudad y bajo heterogéneos formatos -ya sea mediante conciertos, conversatorios o a través de una muestra fotográfica-, con acceso gratis para el público.

La iniciativa fue organizada por el municipio local y Fundación Música de Chile, luego de que se conformara el directorio de este festival. Dicha instancia se encuentra integrada por Alejandra Kantor –de Puerto de Ideas-, Eduardo Browne -director artístico y musical de la Camerata de la Universidad de Los Andes y de la Banda Sinfónica de Estudiantes de la Universidad de Chile-, Loreto Araya -gestora cultural- y René Naranjo -periodista y crítico de espectáculos-.

De acuerdo con el alcalde anfitrión, Eduardo Soto, el fin “es tener una segunda versión y paulatinamente ir ampliando” el evento. En ese sentido, sin bien enfatizó en que este 2015 incluyeron diferentes actividades para todo este sábado, subrayó que el próximo paso es que Toccata Rancagua vaya en alza en 2016. “Hoy comenzamos en el centro de la ciudad, pero uno quisiera que esto vaya creciendo (… ) Podría extenderse en días, sectores… Primero hay que evaluar su resultado y después trabajar en función de ello. Y en eso, por supuesto que está todo nuestro interés”, sostuvo el edil.

Por su parte, la directora ejecutiva del evento, Alejandra Kantor, explicó que el consejero regional Felipe García-Huidobro hizo de nexo en los primeros contactos, que hicieron posible la materialización de esta propuesta. También agradeció el apoyo del Consejo de la Cultura y las Artes, a través del Fondo de la Música, y a los medios de comunicación. Entre estos, destacó la colaboración de diario El Rancagüino.

En sus palabras, los primigenios cimientos de esta iniciativa se remontan a años atrás. Lo anterior, cuando Eduardo Browne le comentó su idea de vivir en Chile la “fascinante experiencia de participar” en un festival como al que asistió en Francia. “Emocionado, me contaba lo que es vivir jornadas con múltiples conciertos de una hora máximo y durante un fin de semana. Pienso que los festivales son actividades multidisciplinarias, que giran alrededor de un tema y dan miradas que atraen a grandes y chicos, expertos y novatos, logrando sumar a los curiosos”, relató en la inauguración oficial de la cita, al mediodía, en la Plaza de Los Héroes.

Sobre el aporte de René Naranjo y Loreto Araya, subrayó que el primero consiguió dar un sentido a esta propuesta para poder convocar a la comunidad y comunicar la importancia de esta jornada, mientras que la segunda lo hizo desde su experiencia y trabajo en grandes producciones. En cuanto al nombre del evento, Kantor explicó que procuraron aludir a la palabra con que los jóvenes se refieren a la asistencia a conciertos musicales. Pero ése no era el único propósito del título. Sí, pues además pretendieron homenajear a Johann Sebastian Bach y su pieza “Tocata y fuga en re menor”.

 

Deja un comentario