Pescadores de Puertecillo  exigen un camino público para trabajar

2.	Este despeñadero  debe ser orillado por los pescadores para transportar cochayuyo.
  • Tras la creación de un proyecto inmobiliario en esa playa más de 70 familias han quedado prácticamente aisladas realizando a duras penas sus labores de pesca y recolección de algas.

  • Este pequeño balneario que deslinda con las comunas de Navidad y Litueche se convirtió en un símbolo de la lucha entre un grupo de ciudadanos que se sienten desprotegidos y el poder de la empresa privada. Entre medio del entuerto, están 300 propietarios de exclusivas parcelas, entre quienes  figuran los hombres más ricos del país.

 

 Irene Padilla
Fotos. Héctor Vargas
 

Más de un año  ha pasado desde la última vez que El Rancagüino visitó la playa de Puertecillo. El tiempo ha pasado y la crisis de la zona también ha aumentado. En esa oportunidad informamos de un proyecto inmobiliario naciente que de manera tímida estaba generando problemas entre la comunidad de la zona. La Inmobiliaria Piriguines, perteneciente reconocido  empresario Jorge Gálmez, había echado a  andar la venta de un conjunto de 300 parcelas de agrado, un condominio exclusivo instalado de un día para otro en una zona casi desierta, habitada solo por pescadores y visitada por surfistas amantes de las olas del litoral de la región.

Al llegar a Puertecillo se observa que la obra ha avanzado de manera importante, especialmente en cuanto al trazado de caminos y las subdivisiones de los terrenos, desde el camino que baja a la playa siguiendo en dirección sur hasta el sector llamado La Punta. Hay más cercos, más barreras, más demarcaciones que llegan hasta casi la orilla del mar.

Hacia el pueblo de pescadores, en dirección norte,  las casas lucen banderas negras anunciando a los visitantes que algo va mal. Caminando con su hija a cuestas nos encontramos con Clara Silva, secretaria del  Sindicato de Pescadores quien nos  recibe con cordialidad en su casa. La dirigente cuenta que la desolación ya es total, que con angustia ven como el proyecto inmobiliario avanza mientras las más de 70 familias que viven y trabajan en ese lugar están quedando encerradas en su propio pueblo. La peor noticia llegó hace solo unos días cuando se enteraron que la Corte de Apelaciones de Rancagua rechazó un recurso de protección  interpuesto por seis sindicatos de pescadores pidiendo que la justicia les devolviera los caminos públicos que históricamente usaban para llegar al sector de La Punta y la playa de Topocalma.

El pueblo de Puertecillo es una de las caletas más antiguas de la región. Sus habitantes  viven principalmente de la recolección de algas que hacen ya sea bordeando el mar o con mallas. Para llegar al sector de su trabajo, llamado La Punta, el que además une las playas de Puertecillo y Topocalma, deben pasar por lo que hoy es el  proyecto inmobiliario del empresario, quien ha vendido las parcelas como un sector exclusivo y privado. Antes de los últimos dos años los pescadores tenían dos caminos, uno bordeando la orilla de la playa y  otro más al interior que les permitía trabajar especialmente en invierno o en los días de alta marea. Hoy solo queda el más cercano al mar, un camino sumamente riesgoso, que Clara nos mostró acompañada de su pequeña hija Francisca.

“Las reuniones que hemos tenido con el Gobierno y con la empresa son puras pastillas -cuenta- duran dos o tres meses y lo cambian todo, hace poco un gerente de  la inmobiliaria  hizo una reunión, nos dijo que no había problema que podríamos pasar hacia  La Punta,  y al final si tú vas para allá vas a ver que está cerrado hasta la orilla del mar. Nos quedó solo la ruta que va por la orilla del mar y pasamos a La Punta cuando el mar está bajo, si no  podemos trabajar  y así nos llevamos. Ahora viene la temporada del cochayuyo y no sé cómo lo va hacer la gente”.

En automóvil nos dirigimos a  La Punta. Una plaza de estacionamiento,  recientemente creada esta justo donde comenzaba el camino de los pescadores: “Esa es la cerca más antigua de nuestro camino ahí empezaba, la conozco de toda mi vida,  y ellos  dicen que no se puede pasar porque los fundos están ahí. Cuando estaba el otro dueño o administrador teníamos dos caminos, uno en la orilla y otro más adentro que usábamos en el invierno y no teníamos problema”. Por este mismo camino interior, totalmente refaccionado por la empresa llegamos hasta el último bandejón de parquímetros que da justo donde están las cabañas de encuentro de los sufistas que llegan al lugar. Clara cuenta que los estacionamientos estarán a cargo de la Municipalidad de Litueche, la que hasta la fecha no se ha referido al problema que afecta a los habitantes de la zona. “Estos estacionamientos los  hicieron hace unos meses, vamos al municipio de Navidad  y nos dicen que no pueden hacer nada porque esto pertenece a Litueche, pero  el alcalde de Litueche no nos quiere ver. Aquí  van a cobrar 2.500 diarios por estacionar, el acuerdo es yo te saco la basura y tú me dejas los estacionamientos gratis”.

Al llegar a la playa, la zona está completamente cercada con pilotes. Clara cuenta que los maderos demarcan donde estarán las parcelas y hasta donde está la propiedad de la inmobiliaria. La subida del cerro que une Puertecillo y Topocalma también está bloqueada por lo que los algueros deben cruzar al otro lado del macizo a través de una pendiente, un peligroso barranco por el cual deben llevar sus pesadas cargas. “Los atados de cochayuyo pesan 20 kilos y cada uno de nosotros tiene que transportar por lo menos dos atados en cada vuelta”. Al hacer el trayecto se comprende de inmediato la impotencia y el riesgo que están asumiendo estas personas trabajando en condiciones tan paupérrimas. Tras bajar  la loma la dirigente  dice con rabia: “Lo único que les pedimos es un camino, el MOP va hacer un camino solo para llegar al pueblo , nosotros queremos el camino histórico, público que nos permitía ir a La Punta”.

Justo en la bajada, Clara Silva indica la zona donde la Comisión de Borde Costero de la región, encabezada por la Intendencia de O’Higgins está proponiendo entregar la concesión de terrenos para la instalación de una caleta, una zona absolutamente inundable. “Con el gobierno ha seguido todo en lo mismo,  ellos dicen que no se puede ganar, y lo único que nos quieren dar es una caleta que queda en el agua y que en el invierno el mar se la va a llevar”, en ese sentido la dirigente de los pescadores piden a las autoridades del gobierno en la región una actitud seria, especialmente asegura, luego que la propia ex intendenta Morin Contreras se hubiera comprometido personalmente en dar una solución definitiva a esta polémica. “La única que vino fue Morin Contreras, nos prometió el cielo el mar y la tierra y no llegó a ninguna cosa”, concluye Clara con paso cansino y su  hija de la mano.

Puertecillo Playas Libres

Los únicos aliados que los pescadores han encontrado en este camino son los surfistas, jóvenes en su mayoría de familias acomodadas que tras años de visitar la zona para practicar este deporte  se encariñaron con sus pobladores y no entienden como la empresa privada puede imponerse de tal forma ante lo público, en este caso los accesos para los vecinos, visitantes y los pescadores. Uno de ellos es parte  de Puertecillo Playas Libres, organismo creado por los deportistas que a través de diversas campañas han tratado de hacer ver al país el complejo escenario que se vive en ese balneario. Debido a las  demandas que el empresario ha interpuesto en su contra, solicitó que reserváramos su identidad, y contó cuáles son las principales fallas del proyecto inmobiliario desde su punto de vista.  “Tenemos dos recursos de protección en la Corte de Apelaciones de Rancagua  y básicamente lo que se ha hecho es organizarnos de alguna manera para buscar dos objetivos, uno es que exista y se garantice un acceso público a la playa y dos que exista playa , que exista un área razonable sin ningún tipo de construcción que deje limitada  un área de playa que ha sido la que se ha ocupado durante años, ambas cosas son derechos adquiridos si se puede decir, porque siempre el camino que llegaba a La Punta de Puertecillo y a la playa de Topocalma han sido caminos que se han usado por 80 años  y que producto de una modificación de trazados y luego de este proyecto inmobiliario tanto los accesos a  Puertecillo y otras playas se vieron reemplazados por otros que no son funcionales a los manejos que ya existían”.

El vocero asegura que es un despropósito que se vendan parcelas tan cerca del mar afectando al mismo tiempo a los pescadores que necesitan cruzar la zona para subsistir. “Tras el tsunami de 2010 un estudio de la U. Católica confirmó que el mar alcanzó una altura de nueve metros. En el proyecto hay terrenos que parten a 8 metros de la primera línea de marea lo que debería ser un área de protección y playa como ha sido siempre, son zona de dunas que sirven como protección natural ante los tsunamis”. El representante de Puertecillo Playas Libres enfatiza en que  se hace urgente que alguien se haga cargo de los que sucede y los peligros que conlleva  el diseño del proyecto,  “necesitamos un camino que sirva para el trabajo que hacen los algueros que es un recorrido longitudinal de la playa, y también  los visitantes o los  surfistas cuando bajan a la playa necesitan bajar equipo y tener accesos públicos, la pesca y el surf son  actividades que estaban antes de este loteo y por estas es que logro la plusvalía que tiene pero el loteo las capturó y las bloqueó, y el proyecto tal como esta no permite estas actividades”.

El  miembro de Puertecillo Playas Libres cuenta que la semana antepasada la Corte de Apelaciones de Rancagua rechazó el recurso interpuesto por los pescadores para que se devolvieran los accesos públicos a la zona. El fallo de la Corte dice que si bien los caminos públicos están cortados, los accesos  creados por la empresa, cumplen la misma función por lo que no se está quebrando la ley. Para el dirigente, ni el gobierno ni la  justicia pueden con el poder de la empresa de Jorge Gálmez, por eso piensa, que debe ser  este hombre de negocios quien recule en sus intenciones y dé una oportunidad a los habitantes de la zona. “Hemos puesto tres denuncias en la Superintendencia de Medioambiente pidiendo que el gobierno exija una Declaración de Impacto Ambiental ante la magnitud del proyecto y no hemos tenido respuesta. La Comisión de Borde Costero propuso una zona para instalar la caleta para los pescadores, pero es solo un paso, una propuesta y nada concreto, y ahora perdimos los recursos de protección.   Después de todo esto creo que si no hay un entendimiento con la inmobiliaria será difícil que esta situación se revierta, nos preguntamos por qué mejor no se hace el estudio ambiental  para evitar este desgaste en tribunales, y evitar que quede la embarrada en Puertecillo, estamos hablando  que esto hay que hacerlo porque ese es un proyecto que  va a quedar ahí por décadas”, sentencia.

Nuevo camino público para el 2017

La única gestión concreta que hay con el sector hasta hora es de parte del MOP que  ya está haciendo un estudio de prediseño para la construcción de un camino público que conecte las  rutas estatales con la playa de Puertecillo, como cuenta el seremi del ramo Pablo Silva “hoy hay un solo acceso  o dos accesos que son ocupados por los particulares  uno es el condominio y otro la Cuchilla que pasa por un sector privado  y la idea es diseñar un camino que sea la alternativa pública y eso  traerá consigo la expropiación de algunos terrenos para concretarlo”. El nuevo camino  conectará con la ruta 112 ex ruta 892, y empalmaría con la ruta I-80G,  en la zona urbana Litueche, diseño que  impediría que el acceso a la zona quedara solo en manos de la Inmobiliaria Piriguines. Para ello en estos momentos se está realizando “una  etapa de participación ciudadana para poder integrar a este estudio que a fines de 2016 debería estar listo, incluyendo el diseño y los costos”. La idea del Gobierno es que este camino este en obra antes del fin del Gobierno de la Presidenta Bachelet.

El proyecto “Punta Puertecillo” en rebeldía

La Hacienda Topocalma, es un antiguo fundo de 7 mil hectáreas ubicado en la zona costera de la comuna de Litueche. Hasta hace pocos años contaba con unos cien pobladores e incluso un colegio, pero estas personas poco a poco fueron desplazadas de ese lugar.

A mediados de la década pasada Jorge Gálmez, famoso empresario chileno adquirió el fundo.   Tras usar la hacienda para labores agropecuarias, el año 2012  decidió realizar la instalación de un complejo exclusivo en el balneario de Puertecillo. El proyecto llamado Punta Puertecillo es hasta ahora un paño de 300 loteos con precios que llegan hasta casi los 300 millones de pesos cada uno. Para dar mayor solidez a su proyecto, el empresario construyó un nuevo camino a la playa, que reemplazó la antigua ruta pública de acceso por el balneario de Topocalma.

En junio de este año, 90 propietarios de las parcelaciones se unieron y reclamaron a la Inmobiliaria Piriguines por incumplimiento de contrato. Estos acusan  que el empresario no cumpliría con las promesas de entregar un condominio cerrado, de acceso exclusivo a la playa, sino una zona semi pública. Así también se quejan de que ahora la inmobiliaria los obliga a hacerse cargo de la mantención de las calles y además no les da  seguridad respecto a los correspondientes  derechos de agua. Raul Sigren, el único propietario que habló con un medio de comunicación aseguró que esta “todo muy bien para las comunidades vecinas, pero con gran costo para los propietarios. En estricto rigor nos vendieron la idea de un loteo privado y en el camino nos lo cambiaron a uno público con mantenimiento privado”. Hoy, la inmobiliaria habría entregado a una administradora el proyecto Punta Puertecillo, desligándose de esta polémica empresa.

 

19 comments

Deja un comentario