Cuatro comunas del secano costero se agrupan y potencian como nueva ruta turística

9SIM

– Con el nombre de “Pueblos de Campo y Mar del Valle de Colchagua”, Paredones, Lolol, Marchigue y Pumanque muestran sus mejores atractivos para convertirse en un polo de atracción turística gracias a la ayuda de un proyecto de innovación que busca entablar una estrategia de desarrollo integral en la zona.

 

 

Ximena Mella Urra
Texto y Fotos

 

 

Las comunas de Lolol, Paredones, Marchigüe y Pumanque pertenecen a lo que conocemos como secano costero y son herederas de una rica cultura de tradiciones campesinas, artesanía y arquitectura típica. Esto sumado a la mezcla de mar y valles, dan la oportunidad de disfrutar de diferentes paisajes de campo costero y potenciarla como un real atractivo turístico de nuestra región.
Conscientes de esta oportunidad de potenciar el turismo emergente en la zona, profesionales de la Universidad Austral desarrollan desde enero de este año el proyecto “Transferencia para el Desarrollo de una Oferta de Turismo de Intereses Especiales para cuatro comunas de O’Higgins”, financiado por el Gobierno Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC). Su objetivo es generar una estrategia de desarrollo turístico integral que contribuya al aumento de la competitividad mediante un enfoque territorial. Según Guillermo Nova, integrante del equipo responsable, “nuestro desafío era diseñar una estrategia que permita que los turistas que se desplazan entre los destinos turísticos consolidados de esta esquina surponiente de la región, se motiven a conocer y destinar un porcentaje de su gasto en las comunas que conforman el territorio destinado del proyecto”.
Y para dar el broche de oro al trabajo de esta universidad, hace algunos días se lanzó la marca e imagen oficial y corporativa de este nuevo destino llamado “Pueblos de Campo y Mar del Valle de Colchagua”, ello en el marco del Simposio Internacional “Destinos Turísticos Emergentes: de la Competencia a la Cooperación” realizado en el Fogón del Ovejero de Pumanque. El evento presentó diversas visiones, estrategias y experiencias para potenciar el desarrollo de destinos turísticos emergentes, contando con invitados nacionales e internacionales de primer nivel además de autoridades regionales, comunales y empresarios turísticos de estas cuatro comunas.
Al respecto el Intendente Regional, Juan Ramón Godoy, destacó al Turismo como un eje importante dentro de la planificación de desarrollo y eso se refleja en el nivel de inversión regional. “Los FIC del sector son más de dos mil millones de pesos destinados para mezclar la experiencia, capacitación y mirada del mundo académico con nuestras comunas. Porque queremos abrir estos campos al turismo potenciando las localidades que tienen mucho que mostrar”.
Agregó que lo más importante de los atractivos turísticos que presentan estas comunas lo entrega su gente. “Me parece significativo el compromiso, el esfuerzo, pero también el cariño que ellos colocan en cada uno de estos emprendimientos, que además reflejan la identidad de nuestra región con marcada raíces campesinas y que podrán mostrarlo a cada uno de los turistas que nos visiten”, dijo la autoridad.
En la reunión se escucharon las intervenciones de destacados investigadores y especialistas
del turismo nacional e internacional. Entre los expositores invitados destacó el profesor Mateo Estrella de la Universidad de Cuenca, Ecuador. “Quisimos transmitir algunas experiencias internacionales tales como las que se dan en Ecuador. El potencial en esta zona es alto porque hablamos de varios productos turísticos integrados complementariamente, es decir, son multipropósitos. Tenemos acá una multiplicidad de actividades que un turista puede realizar como comer cordero, visitar el mar, disfrutar del vino o de las artesanías, porque el turista de hoy busca hacer muchas cosas”. A él se sumaron el Dr. Douglas Pearce, de la Universidad de Victoria, Nueva Zelanda, y la Dra. Adriana Otero de la Universidad Nacional del Comahue, Neuquén.

 

 

EMPRENDEDORES

Algunos de los beneficiarios compartieron sus experiencias, aconsejaron y analizaron sus aciertos y desaciertos para favorecer los encadenamientos productivos y el trabajo asociativo. José Luis Reyes es emprendedor y copropietario de Ultravinos, que elabora y comercializa los vinos Lololinos” de Lolol. “Antes no conocíamos bien nuestras potencialidades pero una visión de futuro nos permitió conocer bien a nuestros pares. Así en conjunto hemos podido tener una mirada sustentable de nuestro territorio. Gracias al proyecto disponemos de las herramientas para trabajar en conjunto en redes. Somos un grupo motivado y por eso seguiremos trabajando para que más se sumen a este destino. Los pequeños empresarios debemos aliarnos para entregar un servicio o producto de calidad y con un sello distintivo que nos represente”, aportó.
Patricia Cornejo, presidenta de la Cámara de Turismo de Marchigüe y propietaria de Lechería Los Maitenes, también contó su experiencia. “Tener leche en el secano costero no es fácil. Tenemos buenos quesos, manjares o calugas no por casualidad sino que producto de la perseverancia, cariño y un tremendo esfuerzo. Con estos elementos el resultado final siempre será bueno”.
Sandra Illanes, empresaria turística del B&B La Casona de Lolol, coincide con Patricia. “Uno se mete en esto sin saber lo que está haciendo. Por eso comencé a participar en todos los talleres, conferencias o proyectos que se me cruzaran por delante. En este proyecto he aprendido mucho sobre todo en la calidad del servicio. Para eso necesitamos mucho apoyo y gestión por parte de este rubro. Este esfuerzo asociativo toma tiempo por eso creo que los proyectos deberían durar mucho más”.
Asimismo, Francisco Sepúlveda propietario de El Fogón del Ovejero de Pumanque dijo que con el apoyo del Gobierno han podido concretar esta iniciativa. “Por muchos años hemos querido consolidar este territorio. Estamos convencidos de que nuestros proyectos serán a futuro el desarrollo de estas localidades. La ganadería ovina es tremendamente importante en el desarrollo local y gracias a la gastronomía ha vuelto a tomar relevancia. Por eso quisimos mostrar de dónde y cómo nace este cordero, porque detrás de esto hay una cultura asociada a su producción”.

 

 

 

LO EJECUTADO…

Hasta la fecha el proyecto de la Universidad Austral realizó casi una veintena de talleres participativos, dirigidos tanto a los beneficiarios públicos como privados, en temáticas relacionadas con la identificación de los recursos y potenciales atractivos turísticos del territorio; definición consensuada de la imagen objetivo del destino emergente; fortalecimiento organizacional y trabajo en equipo; gestión pública del desarrollo turístico local; calidad del servicio y atención al cliente; diseño y desarrollo de productos turísticos integrados; gestión medioambiental y gestión de proyectos turísticos, entre los más destacados.
También se desarrolló una Gira Interna de Reconocimiento del destino, en la cual los emprendedores turísticos pudieron conocer y vivenciar la oferta de sus pares, contribuyendo a generar relaciones de confianza y compromiso para favorecer el trabajo bajo enfoque de redes de colaboración. La actividad fue un avance para descubrir las potencialidades y variedad de recursos que el territorio posee, superando la brecha identificada en los diagnósticos iniciales.

 

Deja un comentario