Aún quedan viviendas por reconstruir en la región tras el 27/F

4
  • Las obras en ejecución suman 1442, mientras que deben iniciar otras 296. En el Serviu regional estiman que los trabajos deberían terminar en diciembre de 2016.

 

Marcela Catalán

El terremoto del 27 de febrero de 2010 tuvo un alto impacto en la vida de miles de personas, afectando al 69 por ciento de las comunas del país. Se trata de un arduo proceso de reconstrucción que aún continúa en la Región de O’Higgins, a casi seis años desde que ocurriera este movimiento telúrico. Sí, pues todavía queda por rehacer el 6,36 por ciento de los hogares de esta zona. Así lo indican en el Servicio de Vivienda y Urbanización, donde detallan que el tema tiene un avance del 93,64 por ciento, con 25.603 obras terminadas, 1442 en ejecución y otras 296 por iniciar. Por tal motivo, estiman que los trabajos restantes debieran estar finiquitados para diciembre de 2016.

Consultado sobre las edificaciones que deben empezar a llevarse a cabo, desde el mencionado organismo comentan las complejidades que han hallado en el camino para culminar estas labores. “Si bien nuestros números reflejan que faltan menos de 300 residencias por comenzar, en muchos de estos casos nos hemos encontrado con el fallecimiento de los propietarios y no hay persona que cumpla con los requisitos para sustituir el subsidio. En otros, se han tenido que reasignar recursos adicionales por el abandono de la empresa”, explica Víctor Cárdenas, director regional del Serviu.

En sus palabras, en su mayoría son viviendas en sitio propio, concentradas en sectores rurales, el Secano Costero y en Colchagua. La idea es que, de aquí a fin de año, se retome su reconstrucción.

Dentro de éstas, también debían resolver las edificaciones entregadas sin recepción municipal, las cuales están dispersas en diferentes comunas y ascendían a más de 5 mil. “Hoy quedan poco más de 2 mil, donde hay algunas en zonas de riesgo. Es muy difícil darles una solución, igualmente por la condición del cambio de la zona térmica. En la actualidad hay una ley en proceso en el Congreso, la que nos debiera permitir agilizar mucho más este trámite”, afirma la autoridad. Lo anterior, en vista de que la normativa le otorgaría facultades a su servicio para realizar estas diligencias ante la Dirección de Obras.

 

RECONSTRUCCIÓN PATRIMONIAL

Por otro lado, aunque en el contexto de los daños dejados por el 27/F, el Serviu entregó los terrenos para reparar una residencia de calle Estado con Cáceres, en Rancagua, en el marco del Plan de Reconstrucción Patrimonial. Se trata de la última edificación que faltaba por hacer en esta vía, en este proceso, tras otorgar a su propietaria un subsidio especial por alrededor de $17 millones. Así, reforzarán los muros de adobe, arreglarán la techumbre, entre otras cosas.

De acuerdo con Cárdenas, el objetivo de los trabajos es que el hogar recupere sus antiguas características, además de detener el deterioro causado por el paso de los años y por el mismo terremoto de 2010. Aparte, permitirá que su dueña permanezca allí en mejores condiciones de seguridad. Y pese a que no reconstruirán la totalidad del domicilio, la autoridad explica que esta familia podrá postular a los nuevos programas para seguir mejorando el inmueble.

Sobre la demora en el inicio de estos trabajos, el director regional de Serviu comenta que esto se debió a que hubo empresas que comenzaron los diseños y luego se retiraron del proyecto. Acerca de las viviendas patrimoniales que todavía deben reparar en O’Higgins, declara que se trata de unas 40 o 50. “Muchas de ellas están en Paredones y en el Secano Costero, en Colchagua. En todas éstas nos encontramos abordando las situaciones, aprobando las iniciativas. Igualmente hay en Coya, donde incluso requieren el permiso del Consejo de Monumentos Nacionales”, remata.

 

Deja un comentario