Ventajas y desventajas de los distintos sistemas de lavado exterior para tu automóvil

1lavado

Túnel de lavado,mediante mangueras o lavadoras a presión, el lavado “ecológico” o al seco, o el más tradicional, el lavado a mano, son las distintas opciones que debemos elegir para una buena limpieza de nuestro vehículo. 

 

Según el sitio Diariomotor.com, a lo menos cuatro son los tipos de lavados que ofrece hoy el mercado para cuidar, proteger y mantener siempre limpio a tu regalón de cuatro ruedas.

Cada uno de ellos muestra sus ventajas y desventajas con el mantenimiento de lo primero que vemos: la carrocería. El exceso de uno de ellos puede a la larga dañar la pintura, otro gasta más agua, y otro no funciona bien si el vehículo está muy sucio. Es por eso que nuestra zona Automotriz replica los consejos de este sitio a continuación.

MÉTODOS DE LAVADO

-Túnel de lavado con rodillos: Es un método que tiene muchas ventajas, como su fácil accesibilidad (se encuentra disponible en muchos sitios específicos y bencineras) o el nulo esfuerzo por nuestra parte, ya que la máquina se encarga de todo. Además es rápido y bastante económico. Sin embargo, también tiene inconvenientes, y uno de ellos (y muy importante) es que el lavado repetido sucesivamente en los rodillos, sobre todo si estos no se limpian regularmente y si son agresivos – con cerdas como un cepillo – dejará pequeñas secuelas en la pintura de nuestro vehículo en forma de swirls (pequeños arañazos en forma de tela de araña en la capa más superficial de la pintura). Estos swirls son menos visibles en pinturas claras y metalizadas, pero con un simple vistazo bajo la luz directa del sol harán su aparición ante nuestros ojos.

-Lavado mediante mangueras a presión: Un método cada vez más popular, y es que apenas presenta inconvenientes. Es rápido (apenas necesitaremos de unos minutos y un poco de esfuerzo por nuestra parte), económico y no presenta daños para la pintura de nuestro vehículo, siempre que las lanzas tengan la presión adecuada y guardemos la suficiente distancia con la carrocería de nuestro coche.

En su contra, también presenta algún que otro pequeño inconveniente. Y es que si la suciedad del vehículo está demasiado seca o incrustada a consecuencia de mucho tiempo sin lavados, será más difícil que la podamos eliminar por completo. Los jabones que se usan en los lavados a presión también suelen ser bastante agresivos para eliminar la suciedad, y aunque no plantean mayor inconveniente para la pintura, sí presentan más facilidad de eliminar cualquier tratamiento que hayamos aplicado con anterioridad en el exterior, como por ejemplo un encerado. Pero en cualquier caso, es un método muy recomendable para lavados frecuentes tras poca suciedad acumulada.

-Lavado ecológico: Se trata de una forma de lavado bastante poco habitual hasta no hace demasiado tiempo, y para la que necesitaremos productos específicos (o el servicio de una empresa profesional que se dedique a ello, cada vez más numerosas). Se trata de un lavado “en seco”, en el que no necesitaremos agua (o como mucho, sólo uno o dos cubos de agua), y con el que mediante una bayeta de microfibras y un producto especial (que se comercializa como líquido o en spray pulverizador) retiraremos manualmente toda la suciedad exterior del vehículo.

La mayoría de estos productos sintéticos anuncian que ahorran mucha agua (de ahí su autodenominación como “ecológicos“) y que no producen arañazos en la pintura de los vehículos.

-Lavado tradicional a mano: Sin duda, este método sigue siendo el método más efectivo para poner a punto exteriormente nuestro auto. En su contra tiene también numerosos factores ya que  necesitamos bastante tiempo disponible (al menos una hora sólo para realizar un lavado exterior sencillo) y algo de esfuerzo por nuestra parte.

Además, necesitaremos para ello una zona especialmente habilitada donde se permita el lavado, bastante agua y una serie de productos, con lo que tendremos que hacer una pequeña inversión inicial.

PRODUCTOS Y TRUCOS

 Lo mínimo y primero que necesitamos es agua. Lo adecuado es no gastar más de 20 litros(dos cubetas de diez litros). Recomiendan usar dos baldes porque en uno de ellos se puede disolver el jabón (y se usará como agua “limpia“), mientras que el otro será necesario para aclarar frecuentemente el guante o paño de lavado.

Lo más tradicional para el lavado es la manopla de microfibras o guante de lana de cordero disponible en tiendas especializadas. No se recomiendan esponjas, ya que al ir lavando se quedan con la suciedad en su cara más superficial, pudiendo provocar pequeños arañazos en la pintura. Los guantes adecuados, por el contrario, atrapan la suciedad en el interior de sus pelos, son más suaves y no rayan.

En cuanto al jabón o champú, no es recomendable usar otros como el lavavajillas o jabones para automóviles de baja calidad. Se recomienda usar un champú con buena lubricación, para disminuir la fricción con la carrocería en el momento del lavado, y que a la vez tenga pH neutro, para que no sea muy agresivo y permanezcan durante más tiempo los tratamientos (como cera y similares) que tengamos aplicados sobre la pintura.

El auto debe estar totalmente húmedo, y con nuestro guante correctamente empapado en el cubo de agua con jabón. Se va lavando panel a panel desde arriba hacia abajo, en movimientos rectilíneos y sin ejercer demasiada presión sobre la carrocería.

Es conveniente aclarar y escurrir el guante en el otro cubo que contiene únicamente agua, y también aclarar los paneles del vehículo ya lavados recurriendo a la manguera, para eliminar la suciedad y evitar que se seque demasiado el jabón. Además no conviene lavar el auto bajo la luz del sol, sino bajo sombra.

Si lo dejamos secar al aire, sin acción ninguna, pueden quedar posteriormente marcas de agua sobre la carrocería, por lo que es conveniente un pequeño secado manual, ayudándonos para ello de una toalla de microfibras adecuada y secando mediante arrastre.

En cuanto a la variedad de productos que tenemos a nuestra disposición para limpieza de autos, el mercado actualmente nos ofrece tanto para el exterior como para el interior del vehículo. Tenemos desde mil pesos en grandes tiendas o más especializadas como por ejemplo un atrapa polvo, limpiadores en spray, toallitas húmedas para el tapiz interior, paños de fibra, cuero de ante muy eficaz para el secado, pastas para pulir, renovadores, champú y ceras, protectores, entre otros.

Deja un comentario