El Gobierno ha reelegido la ignorancia

A través de una comisión mixta, a puertas cerradas, el gobierno consiguió la aprobación de la partida del presupuesto para Ciencia y Tecnología del año 2016: 0,34% del PIB. Cifra que no tuvo cambios a lo propuesto inicialmente, y que no ha sufrido cambios en los últimos años y gobiernos.
Esto, a pesar del rechazo reiterado de la iniciativa por parte de la Cámara de Diputados, lo que era una señal de que los científicos habían sido escuchados y que se había entendido el mensaje que congregó a miles de ellos frente a La Moneda. Se veía una luz de esperanza para la reinyección de recursos y para la creación de un plan de trabajo que permitiese en algunos años llegar al 1% del PIB de inversión, muy por debajo aún de lo que invierten los países de la OCDE (2,4%), pero que nos permitiría crecer paulatinamente como país de la mano de nuevas tecnologías y de la generación de conocimiento.
Sin embargo, esta aprobación sólo nos indica que el gobierno ha reelegido la ignorancia y que no logra visualizar lo que han avizorado muchos países que han tenido desarrollos importantes de la mano de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Sólo queda la satisfacción de que esto permitió acercar la ciencia a los chilenos que vieron por primera vez en las portadas de los diarios y en los noticieros a científicos, que hablaron de ciencia y de estudios científicos que impactan directamente su vida y que finalmente les ha permitido ver en la Ciencia y en la Tecnología una oportunidad para tener una mejor calidad de vida y para el desarrollo de nuestro país. Algo que, lamentablemente, el gobierno no ve.

 
Dra. Berta Henríquez, Docente e Investigadora de la Universidad San Sebastián

1 comments

En Chile los recursos destinados por el Estado a ciencia y tecnología, favorecen a personas que integran pequeñas organizaciones privadas, y no llegan a mejorar la calidad de vida de los chilenos. Los estudios y los inventos financiados con recursos públicos, debieran ser de dominio publico y no privado como sucede en la actualidad, ejemplo el agua y su energía, los vientos, sol, litios, que debieran producir desarrollo para la gente y solamente han producido riqueza, para algunos. Chile es un país dedicado a prestar servicios menores y NO PRODUCEN VALOR AGREGADO.

Deja un comentario