Frenando el Desierto con una Empresa B

Señor Director:

 

La desertificación del país, y, en particular de los valles centrales, corresponden a un tipo de desastre natural que no nos azota de improviso como los terremotos o temporales, pero cuyas consecuencias perduran. Aunque la agenda política no la contempla como tema protagonista, desde las empresas B, es decir aquellas que nos identificamos con el propósito de responder o mejorar una problemática ambiental o social, creemos que podemos aportar.
Cultiva Empresa lleva cinco años en la tarea de aumentar la masa vegetal y por esta vía también disminuir la contaminación de Santiago. Estamos certificados como Empresa B desde 2013 y recientemente fuimos reconocidas entre el 10% de 1.200 firmas de este ámbito con la mejor evaluación en prácticas ambientales a nivel mundial. Así lo determinó B Lab, organización sin fines de lucro que sirve a un movimiento de compañías identificadas con esta nueva fuerza del mercado.
Nuestra apuesta es ambiciosa y ya hemos superado las 250 hectáreas plantadas por el momento sólo en la Región Metropolitana. Con ellas no sólo aportamos a cumplir la misión de brindar soluciones innovadoras en materia de reforestación para empresas que requieran compensar el daño ambiental, y ademássi no que también contribuimos a frenar el avance del desierto sobre la zona centro del país.Santiago.
Cultiva Empresa se constituye en 2010 y surgió de la Corporación Cultiva, dedicada desde el año 2000 a reforestar con la participación de colegios y voluntariados. Durante sus primeros cinco años, hemos plantado más de 180 mil árboles, principalmente con proyectos desplegados en las comunas de Padre Hurtado, San José de Maipo y Colina.
Con ellos se ha dado respuesta a la creciente demanda por servicios de compensación de emisiones y planes de manejo forestal, de más de una decena de compañías, principalmente del sector inmobiliario, minero y eléctrico. Esta tarea responde aun mecanismo desarrollado por la autoridad,en el marco de la Ley de Bases del Medio Ambiente, y de la Ley de protección del Bosque Nativo. Estamos cumpliendo nuestro anhelo de trabajar por un desarrollo sustentable reduciendo el daño ambiental, y además respetando la biodiversidad existente utilizando especies nativas como Quillay, Espino, Maitén, Peumo, Huingán, Colliguay y Olivillos.
En el futuro confiamos en llegar a más regiones para presentar y ejecutar planes de compensación de emisiones, llevar a cabo planes de manejo forestal y brindar asesoría en todo lo relativo a manejo del medio biótico, para cumplir nuestra misión de Empresa B, que es utilizar las herramientas del mercado para construir el bien público junto a empresas y comunidades.

 

 

Victoria Gazmuri
Gerente general de Cultiva Empresa

Deja un comentario