Secuestradores de boliviano quedaron con prisión preventiva

Los tres imputados por los delitos de secuestro, infracciones a las leyes de Armas y Drogas y abuso sexual, arriesgan penas que comenzarían con los 15 años. En la audiencia se supo que, incluso, golpearon con un martillo al ciudadano de Bolivia, por el que pedían 200 kilogramos de pasta base.

 
Felipe Alvear Silva
fotos: Marco Lara Silva

 
Con la medida cautelar de prisión preventiva por el tiempo que dure la investigación, quedaron los imputados Hugo Alexis Chávez Salazar, Camilo Ignacio Chávez Salazar (hermanos) y Juan Francisco López Medina, sujetos que están acusados de secuestrar y abusar sexualmente del ciudadano boliviano durante casi tres días, al que le solicitaban una fianza de 200 kilogramos de pasta base más una cantidad que comenzó con 100 millones de pesos; además, los raptores fueron detenidos en un domicilio donde además mantenían un arma de fuego y 75 plantas de cannabis sativa.

La audiencia de formalización ampliada se realizó durante la mañana de ayer viernes en el Juzgado de Garantía Rancagua, ocasión en la cual el fiscal Claudio Riobó formalizó investigación contra los tres acusados. Tras ello leyó los hechos ocurridos desde el pasado sábado al mediodía hasta el lunes en la noche, cuando un equipo multidisciplinario de Carabineros -comandados por la SIP Rancagua y el OS-7 Cachapoal- logró rescatar al hombre que incluso fue torturado con un martillo por los raptores, que finalmente quedaron detenidos.

Una vez leído el informe del fiscal Riobó, el persecutor le solicitó a la jueza Jéssica Bacuñán que decretara la máxima medida cautelar para los tres implicados, debido al inminente peligro que revisten para la sociedad y a las penas que arriesgan, que pasarían los 15 años -entre los cuatro delitos-. La resolución de la magistrada fue la esperada, y los tres imputados quedaron con la máxima cautelar.
LOS HECHOS

Todo comenzó durante la tarde del sábado 21 de diciembre, a eso de las 12:30 horas, cuando el ciudadano boliviano junto a un chileno concurrieron al Complejo Penitenciario La Gonzalina, ubicado en el sector rural poniente de Rancagua, para visitar a las hijas del altiplánico, que están recluidas en el penal cumpliendo condenas por el delito de infracción a la Ley 20.000 de Drogas. Tras la visita, ambos salieron del lugar en un automóvil por calle La Gonzalina.

Pero mientras se retiraban, el vehículo en que se trasladaban fue adelantado raudamente por una camioneta que al sobrepasarlos y frenó bruscamente para ser colisionada por alcance. El fuerte impacto imposibilitó que el vehículo menor pudiese seguir avanzando, lo que fue aprovechado por los cuatro tripulantes de la camioneta, quienes se bajaron con placas policiales, procedieron a bajar a los dos afectados y a subirlos a la camioneta.

Rápidamente los raptores condujeron la camioneta por la Ruta H-10 hacia el sur, y al llegar a la bencinera del sector cercano al supermercado, el secuestrado de nacionalidad chilena logró zafarse de los antisociales, y escapó del vehículo. Tras ello, los secuestradores escaparon por Río Loco hacia la Ruta 5 Sur, lugar donde enfilaron hacia la Región Metropolitana; paralelamente, el hombre que logró escapar dio aviso del hecho a Carabineros.

La escapada de los raptores se realizó por la Ruta 5 Sur, y ya en la Región Metropolitana tomaron la Autopista General Velásquez con rumbo a Lampa, lugar donde mantuvieron amarrado al secuestrado, sin comida, golpeado en reiteradas ocasiones -incluso con un martillo-, hasta lo habrían drogado. La retención forzada duró desde el mediodía del sábado hasta la noche del lunes, ocasión en que llegó el equipo multidisciplinario de Carabineros y logró detener a los tres imputados y liberar al ciudadano de Bolivia.

Related posts

Top