Capacitarán sobre norma que apunta a igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

Flor Vásquez

 

Iniciar un plan de capacitación sobre la norma chilena 3262 que promueve la igualdad de oportunidades es una de las tareas que se ha propuesto la Mesa Regional de Igualdad y Equidad de Género, que se formó hace unos tres meses y que integran diversas organizaciones y sindicatos.
Así lo informaron la vocera de dicha mesa, América Hidalgo; y la secretaria general de la ANEF, Mirta Soto; quienes señalaron que el miércoles último se celebró el l Día Internacional de la Violencia contra la Mujer.
Agregaron que la violencia es física, psicológica, económica y social; advirtiendo que los estudios indican que el 70 % de las mujeres sufren o han sufrido violencia.
Subrayaron que la Mesa Regional de Igualdad y Equidad de Género tiene por misión provocar cambios culturales, erradicando el sistema patriarcal, dando paso a una corresponsabilidad entre hombres y mujeres sobre las tareas que desarrollan en los ámbitos de su vida privada y pública.
Explicaron que un programa que desarrolla el Sernam creó el Sello en Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género, cuyo nombre es “Sello Iguala-Conciliación”. Dicho sello será otorgado por el Servicio Nacional de la Mujer a diferentes organizaciones y empresas que se certifiquen en la Norma Chilena NCh 3262 – Sistemas de Gestión – Gestión de igualdad de género y Conciliación de la vida laboral, familiar y personal.
Las representantes de dicha mesa enfatizaron la importancia de sensibilizar a los dirigentes sindicales, empresarios y directivos en relación al positivo impacto que tiene en el ambiente laboral y productividad la implementación de acciones que promueven igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

 

 

DECLARACION POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA
Además, la Mesa Regional por la Igualdad y Equidad de Género, constituida por dirigentas y dirigentes de gremios y sindicatos de los sectores públicos y privados entregó una declaración pública en que reconoce “la urgente necesidad de una solución universal en los derechos, principios de igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad para todas las mujeres en todos los contextos de la vida pública y privada”.
Agrega que la aplicación efectiva de la Convención sobre la violencia de todas las formas de discriminación contra la mujer, contribuiría a eliminar la violencia contra la mujer. Chile en 1989 ratifica esta Convención. ”Valoramos la ratificación, pero también exigimos se haga carne”.
En otra parte de la declaración, indica que “la violencia contra la mujer es un flagelo que afecta a todas las mujeres de una u otra forma en su ciclo de vida y afecta más aún a las mujeres pertenecientes a las minorías, mujeres de etnias, mujeres migrantes, mujeres indigentes, mujeres encarceladas, mujeres discapacitadas, mujeres refugiadas, mujeres de comunidades rurales, niñas y ancianas, que son particularmente vulnerables a la violencia de género. Exigimos programas gubernamentales de sensibilización que enseñen sobre la violencia que viven las mujeres y que enseñen sobre el respeto y la igualdad entre hombres y mujeres”.
Finalmente, resalta la importancia y necesidad de rehabilitar a los hombres que ejercen violencia contra la mujer y “exigimos que el Estado inyecte recursos e implemente intervenciones especializadas en actos de violencia hacia la mujer. Queremos una sociedad de igualdad de derechos en todos los ámbitos y No más femicidios”.

Top