Inauguran Casa de Acogida que ofrece resguardo, protección y reparación a mujeres en riesgo

La Ministra del Sernam, Claudia Pascual, tuvo tiempo para compartir con mujeres de la región.
  • Ésta cuenta con una inversión de 82 millones de pesos y se suma a la que ya Funciona en San Fernando, y a los centros de la mujer de Rancagua, de Rengo, de Pichilemu y San Fernando. Con este recinto se espera facilitar el acceso a las redes de atención a las mujeres que viven violencia.

Gisella Abarca
Fotos Marco Lara

Alejandra Campos de 17 años en Puente Alto y Margot Parada de 40 años en Victoria este domingo  perdieron la vida a manos de sus parejas. Triste realidad a la que se suma el femicidio frustrado violento y brutal que ayer la comuna de Pedro Aguirre Cerda sufrió Judith Huenchuman de 26 años, quien presentaba 8 meses de embarazo y que fue quemada por su ex pareja.

Sólo en el mes de noviembre, fuimos testigo de los femicidios de Nélida Álvarez de 38 años en Lonquimay, Marcela García de 45 años en Maipú, Francisca Astudillo de 28 años en Illapel, Julia Poblete de 33 años en Vallenar y María Alejandra Olguín de 30 años en San Antonio.  Y sin ir más lejos, en nuestra región, el año 2015 cobró tres vidas: la de Gabriela Pérez de 39 años, Susana Vargas de 48 años y Mercedes Frías de 70 años.  Acciones a las que se les suman ocho femicidios frustrados.

Y es que la violencia contra las mujeres se da en distintos espacios: Está en las calles, en el transporte público, en las tiendas, en el trabajo, en los lugares de estudio y al interior de las casas y la forma más dramática de violencia contra las mujeres es el femicidio. En nuestro país, en promedio, 40 mujeres son asesinadas cada año por sus maridos, convivientes o pololos. En el 2014, 103 mujeres sobrevivieron a un intento de femicidio.

Es por esto que ayer, en dependencias del Mop -por medidas de seguridad no se revela la dirección de la casa- se realizó la ceremonia que marca el inicio del funcionamiento de la Casa de Acogida ubicada en Rancagua que ofrece resguardo, protección y reparación a mujeres en riesgo vital. Ésta es la segunda casa de acogida en O’Higgins, un proyecto realizado en conjunto por el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) y la Gobernación de Cachapoal, y que está a disposición de todas las mujeres de la región que ven en riesgo su vida a causa de la violencia.

En la cita estuvo presente la Ministra del Sernam, Claudia Pascual, acompañada de autoridades regionales, así como mujeres dirigentes sociales, comunales y que participan de diversos programas del Sernam.

En el lugar, la titular de la cartera de la mujer sostuvo “la casa de acogida de Rancagua cuenta con una inversión de 82 millones de pesos y se suma a la que ya Funciona en San Fernando, y a los centros de la mujer de Rancagua, de Rengo, de Pichilemu y San Fernando. Con esto esperamos facilitar el acceso a las mujeres que viven violencia a las redes de atención y hacernos cargo de una de las mayores urgencias que deben resolver como es el contar con un lugar que las reciba junto a sus hijos donde estén protegidas. Que accedan a la justicia y puedan rehacer su vida a través de la asistencia jurídica y psicológica y avanzando hacia la autonomía económica. Ojalá estas casas de acogida estuvieran siempre vacías. El éxito de las mismas no se miden por su nivel de ocupación, se mide porque estén siempre vacías y es a eso donde queremos llegar”, argumentó Pascual.

Cabe destacar que el objetivo principal de las casas de acogida es la protección de las mujeres que se encuentran en situación de riesgo grave y/o vital, producto de la violencia ejercida por su pareja o ex-pareja. Este programa está destinado a mujeres mayores de 18 años, a quienes junto a sus hijos brinda un espacio temporal de protección y de apoyo multidiciplinario para la reestructuración de su proyecto de vida.

“POR MÍ, POR TI, Y POR TODAS LAS MUJERES”

“Este año, ‘por mí, por ti, y por todas las mujeres detengamos los femicidios’ es el llamado de nuestra campaña, porque estamos buscando la acción que como sociedad necesitamos generar. Si cada uno de nosotros, nos mantenemos alerta a las señales y somos capaces de escuchar, de acoger, acompañar y prestar ayuda a las mujeres de nuestro entorno que viven violencia, estaremos dando un paso en el respeto al derecho a la integridad física y psicológica, el derecho a vivir una vida sin violencia. Por eso estamos fortaleciendo la oferta del Estado en materia de atención, protección, y reparación integral para las mujeres que viven violencia”, argumentó la secretaria de Estado.

En la jornada, la Ministra del Sernam hizo un llamado a  las mujeres a estar atentas, pues “el control económico, el control de las redes sociales, las claves de los correos electrónicos, el exceso de ir a buscarla a la salida del trabajo o de colegio, el no permitirle trabajar fuera del hogar, entre otras cosas no son cariño, son control y el control también es violencia. Es urgente que las mujeres conozcan sus derechos y puedan ampliar y fortalecer su autonomía física y económica, y también su derecho a organizarse. Tener un proyecto de vida y salir adelante siendo consiente de sus derechos”, finalizó.

Deja un comentario