Calandria llegó a 50 goles con O’Higgins tras el doblete frente a Cobresal

IMG_0356
  • El goleador y uno de los históricos de la institución festejó por partida doble el lunes por la noche al asegurar la victoria del equipo y llegar el medio centenar de tantos con la celeste.

 

Ricardo Obando

La noche del lunes fue de festejos. La gente quedó contenta con la victoria por 2-0 sobre Cobresal, lo mismo Pablo Calandria. El jugador anotó los dos tantos y, de paso, completó 50 goles vistiendo la camiseta celeste.

La historia de Calandria, desde su llegada, siempre estuvo marcada por los abrazos. A comienzos de 2013, el trasandino hizo su arribo para reforzar al equipo de Eduardo Berizzo, ese elenco que venía de perder una final (2012) y que tendría su desquite en diciembre de ese año, justamente donde el goleador fue fundamental para ajustar la campaña del campeonato. Ese año, la hinchada recuerda el tanto de penal en los descuentos en aquel dramático partido en Talca frente a Rangers, partido que le dio el paso a la final del Apertura 2013-2014 contra la Universidad Católica.

En esa temporada, Calandria festejó en 26 ocasiones. En el detalle, las estadísticas indican que lo hizo en diez oportunidades en Copa Chile (dos versiones esa temporada), siete en el torneo de Transición y nueve en el Apertura. Es decir, con un rendimiento espectacular.

Tras ello, inició de buena forma el 2014 en Copa Libertadores donde le marcó a Cerro Porteño pero, llegó la lesión que lo alejó por el resto de la temporada.

Ya este año, y de regreso en las canchas, otra vez volvió como artillero. En el Clausura 2014-2015 marcó diez dianas, cuatro en la Copa Chile y ocho en el actual torneo. 22 en total y, todavía con 90 minutos más por delante para seguir haciendo historia.

FELIZ POR GANAR

Tras la victoria sobre los mineros del campamento de El Salvador, Calandria valoró lo hecho en la cancha de El Teniente, especialmente el haber jugado el partido como una final. “Esa era la actitud en cada momento, lo que quisimos transmitir era eso, teníamos que jugar de esa forma, con esa intensidad, quizás en el juego no íbamos a ser tan vistosos pero el equipo tenía que tener ganas”.

Junto con ello, expuso que lo hecho por el plantel especialmente en ponerse en ventaja y asegurar el partido fue clave. “Por suerte lo pudimos conseguir, mantener en el segundo tiempo donde muchas veces nos caímos, y fuimos justos ganadores”, dijo.

A la vez, Calandria agregó que personalmente el volver a marcar fue “importante, hace tres o cuatro partidos que no podía marcar, fue justo con el bajón del equipo. Soy un delantero que necesito del equipo para marcar, hoy se dio y contento por los chicos que pudieron jugar, lo hicieron bien para sumar una victoria y sigamos con vida para la post temporada”.

Finalmente, pensando en la final que se jugará el sábado en Yumbel, Pablo Calandria fue enfático en señalar que para clasificar a la liguilla “dependemos de nosotros”.

Deja un comentario