Teatro Regional revive “El lago de los cisnes” de Tchaikovsky

1-
  • Este 5 y 6 de diciembre, el recinto recrea uno de los ballets que más ha llegado a los escenarios. De ahí que diario El Rancagüino conversara con quienes hacen posible su representación en Rancagua, para entender las claves de este montaje.

 

 

Marcela Catalán

 

“Es una obra monumental no sólo por la concepción de su guión, sino que también por su música. Y luego están los elementos que la componen, como las bailarinas representando a los cisnes, la corte, los reyes y la mitología, con una tragedia donde está la esperanza de poder volver a encontrar el amor. Además, estaremos ante toda la magia del ballet, con todos sus pasos”, dice el director general del Teatro Regional, Marcelo Vidal, al explicar el legado de “El lago de los cisnes” de Tchaikovsky y su vigencia hasta estos días. De ahí que este fin de semana el mencionado recinto se aventure a llevar a escena este montaje, de la mano de tres funciones: la primera será este sábado 5 diciembre, a las 20 horas, y las otras dos al día siguiente, a las 16:30 y a las 20 horas.

 

En cuanto a los encargados de revivir este cuento de hadas de cuatro actos, se trata del coreógrafo Ítalo Jorquera y del director cubano Eduardo Díaz, quien guiará a la Orquesta Sinfónica Nuevo Mundo. La escenografía, vestuario e iluminación estuvieron en manos de Patricio Pérez. Respecto al elenco, éste se encuentra conformado por la bailarina internacional Alejandra Martínez (Odette y Odile), Simón Hidalgo (Príncipe Sigfrido), Cristopher Montenegro (Rothbart), entre otros integrantes del Ballet Clásico de Santiago.

 

En palabras de Vidal,  esta vez, “El lago de los cisnes” fue especialmente pensado para el Teatro Regional. De ahí que hayan buscado al dedillo a los profesionales que llevarían a cabo el montaje. “A diferencia de la ópera, donde hemos sido más vanguardistas, esta versión será más tradicional, más cercana a lo que la gente ha soñado o visto en la televisión. Jugamos mucho con la fantasía y con esta época, próxima a la llegada de la Navidad”, asevera.

 

En ese sentido, cuenta que la escenografía incluye una pantalla full HD, cuyas imágenes harán de fondo. También habrá gran cantidad de niebla y el público podrá ver un vestuario muy colorido, para captar su atención. “Ése es el concepto, es una apuesta donde todo vive. Por ejemplo, la orquesta emanará una tremenda energía que cada uno sentirá, para que se perciba el poder los bronces y la majestuosidad de la bella época rusa, de fines de 1800”, comenta el director regional, aludiendo al periodo en que esta obra fue imaginada. En línea con lo anterior, habrá 50 músicos en el foso y más de 30 bailarines en el escenario.

 

Por su parte, Ítalo Jorquera comenta que esta propuesta relata una historia “muy bonita” y fácil de entender, lo cual va de la mano con un ballet muy difícil y puro, con tradición. “Reúne muchísimas características importantes”, enfatiza. Acerca de esta versión,  subraya que procuraron dejar lo principal del primer acto, manteniendo los otros tres casi de manera íntegra. Aquello, con el fin mantener el interés de los espectadores en todo momento, pero ateniéndose al fundamento de la historia. “El lago de los cisnes” es muy largo. Por eso nos atuvimos a lo más importante de todo, para que así se entendiera y sea más entretenido”, argumenta el coreógrafo.

 

Los pas de deux -o paso a dos- son algunos de los elementos más destacados de este montaje. Al respecto, detalla que estos serán realizados por la cubana venezolana Alejandra Martínez, quien fue especialmente convocada para la ocasión, junto a Simón Hidalgo. Éste último se ha formado en el Teatro Municipal de Santiago. “En lo técnico son bastante buenos, pero lo mejor es que también lo son en lo artístico, con muy buenas interpretaciones”, adelanta.

 

Por ende, Jorquera declara que esperan emocionar al público local y que éste no guarde sus sentimientos para sí durante el transcurso de la propuesta. Aquello, en contraposición con lo ocurrido en el pasado, en el citado recinto metropolitano. “Queremos que expresen lo que sienten. Si algo es divertido, rían. Y si tienen ganas de aplaudir, háganlo. No importa que aplaudan entre medio de la música, a raíz de un paso que les gustó mucho. Si lo hacen, se debe a que están entendiendo lo recreado”, sostiene.

 

Por otro lado, el cubano Eduardo Díaz está a cargo de dirigir la ejecución de los instrumentos. Dicha tarea será realizada por la Orquesta Sinfónica Nuevo Mundo.

 

“En un principio, Tchaikovsky subvaloraba la música para ballet. Pero cuando tuvo las primeras peticiones de parte del Teatro Bolshói, comenzó a estudiar, especialmente a los compositores franceses, y admiró a muchos. Él asumió “El lago de los cisnes” como una gran sinfonía bailada. En ese momento tenía una tremenda experiencia como sinfonista y desbordó todo eso, junto con su creatividad, en esta obra. Los compositores transgresores de su tiempo componen creaciones que son complejas para su época y esto significó muchas dificultades técnicas para su orquesta, lo que implicó otro problema. Pero fruto del trabajo efectuado junto al libretista y al coreógrafo, resultó el ballet que conocemos hoy, en diferentes versiones”, reflexiona Díaz.

Deja un comentario