La farra que a O’Higgins prácticamente le cuesta la eliminación del torneo

ohiggins-02

Ricardo Obando
Lo de O’Higgins en Yumbel da para análisis de todo tipo, de esos futbolísticos y también de aquellos psicológicos. Los Celestes, en los primeros 45 minutos pudieron perfectamente abrochar su clasificación a la post temporada pero, como fue la tónica durante el torneo, desperdiciaron la oportunidad de haber derrotado a la Universidad de Concepción y quedaron prácticamente eliminados. Solo un milagro los podría meter nuevamente en carrera.
En la calida jornada de sábado, el Capo de Provincia llegó al municipal yumbelino con la obligación de sacar la tarea completa, es decir, los tres puntos. El equipo de Pablo Sánchez se había mentalizado en cumplir con aquello y, desde el arranque, lo buscaron. Claro está que, los penquistas, en la primera que se generaron mataron.
En los 7’, una pelota perdida en la mitad del campo le permitió a José Huentelaf hacer un parque de diversiones por el ala izquierda de la defensa celeste y, con el posterior centro, apareció destapado Gabriel Vargas para colocar el 1-0.
Desde ahí, en desventaja, vino el atisbo de recuperación. El conjunto rancagüino comenzó a llegar al área rival, Ramón Fernández tomó la manija y los atacantes se prodigaron acciones de peligro. Fue así como, en los 15’, Gastón Lezcano fue derribado en la zona local y, 120 segundos más tarde, Pablo Calandria cobró la falta en gol.
El 1-1 significó mucho, tanto así que Cristian Muñoz se transformó en un protagonista al salvar varias y en ser espectador privilegiado en otras. Pedro Muñoz, Pablo Calandria y Gastón Lezcano fallaron inmejorables ocasiones para aumentar la cuenta.
Fue tanta la farra, que Vitamina Sánchez en la banca se tomaba al cabeza de impotencia al ver cómo sus jugadores se perdían goles cantados.
En las tribunas, los hinchas no la creían y más de alguno dijo “esto nos va a pesar”. Dicho y hecho. En los 40’, el portero Roberto González no resistió más en el campo de juego y debió ser reemplazo por Jorge Carranza (que volvió a jugar tras siete partidos). El meta trasandino no llevaba ni 30 segundos en cancha cuando el campanil puso el segundo. La estocada cayó de manos de Jorge Troncoso y el 2-1, injustificado, puso cuesta arriba el partido.

 

 

NO ENTRABA

En el segundo lapso y sabiendas que O’Higgins era el necesitado, el cuadro local por orden de Ronald Fuentes se replegó más de la cuenta. Cedió el terreno buscando el contragolpe y, en su arco, pasó susto.
Nuevamente ocasiones desperdiciadas, hasta un gol anulado hubo. Nada quería entrar. Y, como los universitarios tenían lo suyo, sobre el final del partido y con una visita volcada en ataque, Diego Churín (ingresó en el complemento) batió a Carranza y colocó el 3-1 que parecía definitivo.
Como el árbitro había dado algunos minutos de adición, hubo un nuevo penal en favor de los rancagüinos y Calandria esta vez no estuvo acertado. Más bien, el que sí lo estuvo fue Cristian Muñoz quién lo contuvo y terminó por cerrar el partido con el 3-1 final.

 

 

UN FUNERAL

Tras el juego, los rostros de los jugadores lo decían todo. Desaprovecharon una gran ocasión para meterse en la post temporada pero estaban conscientes de que no se perdió la clasificación ayer, sino que durante todo el torneo.
Luego de varios minutos de espera, abandonaron camarines y el discurso fue uno solo: “fracasamos”.
El propio técnico, Pablo Sánchez –con un semblante de despedida ya que pudo ser su último partido- destacó el ímpetu de su equipo pero lamentó la falta de gol.
¿Qué viene ahora? Solo esperar. A las 17.00 horas del domingo  podría sellarse la suerte de O’Higgins en la post temporada. Para ello, debe ocurrir el “milagro” que dijo Ricardo Abumohor hace algunos días.
Audax Italiano debe perder al menos por dos goles frente a la Universidad Católica y Colo-Colo empatar o caer contra Santiago Wanderers en Valparaíso. Sin duda difícil combinación pero, no imposible. Soñar no cuesta nada.

 

 

Ficha del partido:

Universidad de Concepción (3): Cristian Muñoz; Waldo Ponce, Michel Lepe (40’, Diego Guastavino), Héctor Berríos (68, José Pérez), Jorge Troncoso, Manuel Briones; Alejandro Camargo, Esteban Flores, Fernando Manríquez; Gabriel Vargas, José Huentelaf (71’, Diego Churín). DT: Ronald Fuentes.

O’Higgins (1): Roberto González (41’, Jorge Carranza); Nicolás Vargas, Bastián San Juan, Raúl Osorio; Guillermo Cubillos (82’, Esteban González), Juan Fuentes, Gonzalo Barriga, Ramón Fernández; Pedro Muñoz (67’, Emilio Zalaya), Gastón Lezcano, Pablo Calandria. DT: Pablo Sánchez.

Árbitro: Felipe González; Edson Cisternas, Víctor Pasmiño, Julio Abdala.
Amonestados: Manríquez, Guastavino (UDEC); Muñoz (OHI).
Goles: 1-0, 8’, Vargas; 1-1, 17’, Calandria; 2-1, 43’, Troncoso; 3-1, 90’+40, Churín).
Estadio: Municipal de Yumbel.
Público: 500 espectadores aproximadamente.

2 comments

Deja un comentario