Termas del Flaco: Corte de Apelaciones de Rancagua dirimirá sobre la legitimidad de la sucesión Bassano

Jorge Schaulsohn abogado de la familia que imputa a la sociedad comercial Las Mulas de haber usufructuado y vendido ilegalmente los terrenos cordilleranos de su propiedad, asegura que por “razones inexplicables” el Segundo Juzgado de San Fernando en primera instancia no reconoció la herencia de los Bassano Rodriguez. Al mismo tiempo el abogado detalla que el fallo que definirá de quien son las famosas termas curativas aun está pendiente.

 

 

IRENE PADILLA A.

 

 

Las Termas del Flaco, ubicadas en el sector cordillerano de San Fernando, desde los últimos años son protagonistas de uno de los litigios más famosos de la región. Los baños termales que actualmente serían propiedad de la Sociedad Las Mulas, del conocido empresario de la zona Manuel Guzmán, han sido reclamadas tenazmente por la familia Bassano Rodriguez de la capital de Colchagua, quienes aseguran que Leonardo Bassano, el patriarca, fue quien compró estos terrenos a principios del siglo XX, y que Guzmán junto a la Municipalidad de San Fernando se habrían apropiado ilegalmente de un recinto privado.

Jorge Schaulsohn, abogado de la llamada sucesión Bassano explica que el Segundo Juzgado Civil de San Fernando , el cual llevaba el caso, entregó hace un mes un fallo donde no se pronunció sobre el fondo del litigio sino solo sobre un punto de la causa “el juez estimó que doña Ernestina Rodríguez Urbina quien es la viuda de don Leonardo Bassano, el dueño original de las termas, no habría estado casada en sociedad conyugal con él cuando este entró en posesión de los terrenos que hoy son objeto del conflicto, y que en consecuencia, sus hijos, que son los demandantes en este juicio, no tendrían acciones ni derechos en la sucesión Bassano”.
El abogado explica que no se entiende la resolución del juez quien habría podido tener acceso a los documentos que legitiman la herencia. “Eso es incorrecto porque está totalmente acreditado que ella sí estaba casada con él bajo régimen de sociedad conyugal desde el año 1924. El juez cometió el gravísimo error de no incorporar este tema en el auto de prueba, cosa que estaba obligado a hacer, y en consecuencia como no era parte del auto de prueba, no tuvo acceso a los documentos pertinentes, si él los hubiese incorporado en el auto de prueba habría tenido que existir un veredicto distinto. Pero además el juez pudo haber sacado esta misma conclusión a través de otros antecedentes que también tenía pero por razones que son inexplicables no hizo su trabajo como corresponde”.
Ante el fallo en primera instancia, el caso ya fue presentado ante la Corte de Apelaciones de Rancagua, para que sea este tribunal el que dirima sobre la legitimidad de la herencia: “Técnicamente la Corte de Apelaciones analiza si los demandantes en el juicio tenían o no legitimación efectiva para litigar. En un escenario positivo, se pediría un pronunciamiento sobre el fondo y el caso vuelve a un juez no inhabilitado que se llama para que resuelva el fondo del asunto porque como ya se pronunció el juez titular del 2° Juzgado el ya no es hábil para fallar, por tanto el caso podría recaer en el juez del Primer Juzgado de San Fernando”.
Al mismo tiempo Schaulsohn enfatizó que el fallo en primera instancia tampoco fue positivo para Manuel Guzmán ni el municipio de San Fernando, que en 2010 compró al empresario un paño de tres hectáreas por 210 millones de pesos, venta que sería inválida en caso que la justicia fallara a favor de la sucesión Bassano: “Desde el punto de vista de la municipalidad el fallo no es lo que ellos esperaban porque ellos esperaban que les dijeran que los terrenos efectivamente eran de don Manuel Guzmán y que este tenía derecho a vendérselo a la municipalidad, pero eso no es lo que ocurrió y quedó pendiente”.
Según las expectativas de los querellantes en marzo próximo la Corte de Apelaciones de Rancagua debiera entregar el fallo definitivo en este item de la causa.

Top