Inauguran primer laboratorio agrícola de fitopatología en la región

1CER

-De esta manera se acercará la ciencia a la región, fomentando el desarrollo con mano de obra calificada en fitopatología e investigación, además de entregar soluciones rápidas y eficaces ante problemas hortofrutícolas, descentralizando este tipo de servicios.

 
Ximena Mella Urra
Fotos: Nico Carrasco

 
Al menos el 10% de la producción agrícola se pierde producto de enfermedades o plagas causando un irreparable daño económico en las cosechas, mientras que un 40% del rubro declara que necesita de un mayor apoyo tecnológico en control fitosanitario.
Ante este escenario el Centro de Evaluación Rosario (CER) decidió abrir el primer Laboratorio Agrícola de Chile (LAGRIC) en nuestra región, especializado en fitopatología, con el fin de contar con una institución local que detecte y diagnostique de manera temprana las enfermedades que pueden afectar a los cultivos en su producción y/o poscosecha. Su puesta en marcha es gracias a un confinanciamiento mediante el Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de Corfo.
Andrés Ureta, presidente del directorio del CER, dijo que con este laboratorio están entregando un aporte a todos los actores de la industria, a las químicas y a los productores. “Validamos nuestros productos en forma científica de modo que los resultados estén a disposición de los productores para que puedan tomar la mejor decisión. Somos un nexo entre la industria y los agricultores”.
Su principal misión es mejorar la productividad de miles de agricultores, que sea inocua y sustentable, explicó José Miguel Figueroa, director ejecutivo del CER. “Esta herramienta es indispensable para un control eficiente ante las problemáticas de sus producciones. La brecha productiva frente a la exigencia de los consumidores, se ve disminuida con estas herramientas que entrega hoy el CER”.
Cabe destacar el anunció que realizó su representante a los productores. Se trata de un descuento de 30% en todos los análisis de diagnóstico que provengan de usuarios de Indap, como un compromiso del CER ante los miles de productores que no cuentan con acceso a este tipo de tecnología avanzada.
Andrés Lorca, director regional de Corfo, valoró el anunció. “Cuando se permite que este tipo de iniciativas genere una reducción en los costos de los productores, nos sentimos contentos como Gobierno porque existe un pequeño valor agregado que va en beneficio de ellos”.
De igual manera el seremi de Agricultura, José Guajardo, cree vital que esta región de tan grande producción agrícola, “cuente con estos laboratorios para tener nuestros propios recursos para acceder rápidamente y que no tengan que ir a Santiago. Y que también se vinculen con la futura universidad regional y así engrandecer la investigación regional. Tenemos que hacer todos los esfuerzos que nos permitan contribuir a que nuestra fruticultura y agricultura en general prospere”.

 

 

LAGRIC

Actualmente el LAGRIC cuenta con clientes que son productores, exportadoras y las industrias agroquímicas que buscan certificación de sus productos.
Natalia Camus, directora del LAGRIC, explicó que los mercados y consumidores se han vuelto cada vez más exigentes en cuanto a calidad e inocuidad alimentaria. “Por ello es necesario contar con profesionales especializados en las problemáticas del rubro, como por ejemplo la condición de la fruta de exportación, donde una de cada 10 frutas se pierde lo que se traduce en más de 136 millones de dólares en pérdidas al año”, recalcó.
Explicó que el laboratorio atiende problemas de pudrición en el almacenaje, cada vez más prolongados, donde la fitopatología se preocupa del control oportuno de enfermedades causadas por hongos o bacterias, lo que es muy común en cosechas.

Deja un comentario