Rector encabezó la conformación del primer Consejo de Administración de la U. de O’Higgins

CONSEJO 1

Este es el primer acto oficial del nuevo plantel para el diseño de los estatutos, carta fundamental de la universidad regional que definirá aspectos tan claves como la democratización del gobierno universitario y la real participación de las fuerzas vivas de la región en la Universidad. La primera semana de marzo la Presidenta Bachelet debe tener los estatutos de la casa de estudios en sus manos.

 

 

IRENE PADILLA
FOTO. HECTOR VARGAS

 

 

Este miércoles se llevó a cabo quizás uno de los hitos más importantes de la U. de O’Higgins: la conformación del Consejo de Administración, organismo compuesto por siete personas quienes tendrán la crucial misión de dar vida a los estatutos que regirán a la Universidad regional por las próximas décadas.
El acto se realizó en la comuna de Rengo, específicamente el Hotel Santa Cecilia de esa comuna hasta donde llegó el rector Rafael Correa Fontecilla y la mayoría de los siete consejeros que componen este grupo. El rector poco antes de dar inicio a la sesión entregó detalles acerca de quienes asumirán este importante desafío: “ este grupo está formado por el Intendente de la región (Juan Ramón Godoy), el jefe de la División de Educación Superior (Francisco Martinez), un representante del consejo regional que será el consejero Manuel Barrera, un representante de la universidad tutora que es el profesor Felipe Álvarez que es vicedecano de la Facultad de Ingeniería de la U. de Chile y tenemos dos representantes de las Universidades del Estado, que son profesores de mucha trayectoria y alta jerarquía, están Adrián Palacios, de la Universidad de Valparaíso y el profesor Cristian Mayol de la Universidad de La Frontera. Con ellos tendremos reuniones ordinarias mensuales más las reuniones extraordinarias que consideremos citar cuando hayan temas urgentes”.
¿Cómo es que nace este organismo transitorio y cuál es la relevancia de su existencia? La historia es así, el pasado 24 de noviembre fueron promulgados los estatutos transitorios de la Universidad lo que dio el pase para la conformación de este Consejo que tendrá la misión de ser uno de los entes que revise y apruebe la propuesta de estatutos que hará el rector Correa. Guillermo Ramírez, secretario General de la casa de estudios regional explica: “este es el órgano de dirección superior de la Universidad durante todo el periodo intermedio entre la creación de la universidad y la aprobación de los estatutos definitivos. El Rector le hace una propuesta a este Consejo el cual tiene que pronunciarse sobre esa propuesta y luego el Rector tiene la misión de entrevistarse con las fuerzas vivas de la región para consultar también su opinión. Antes de traerlo aquí, el proyecto de estatuto tiene que tener la aprobación de la universidad tutora que es la U. de Chile, entonces primero pasa por la Chile, luego por este Consejo de Administración y luego pasa por los talleres con los ciudadanos y con todas esas opiniones se realiza la redacción definitiva para proponérsela a la Presidenta de la República”.

Tal como fue el compromiso presidencial de 2014, al crearse la Universidad regional existió la promesa del Gobierno de que la ciudadanía serían actores relevantes al momento de crear los estatutos. Por ello para la primera semana de enero será fechada la primera de cinco reuniones con representantes de la región. “Nosotros vamos a convocar a estas fuerzas vivas, va a ser una instancia para reunir a personajes de la actividad pública ya sea senadores, diputados alcaldes; también tener reuniones con personas de las fuerzas productivas de la Región de O’Higgins, y por supuesto con grupos sociales como por ejemplo Usextasur, esta agrupación de San Fernando de quienes nos interesa mucho tener la opinión ya que han trabajado muy en serio este tema”, enfatiza el secretario General, Guillermo Ramírez.
En este escenario, la presencia del consejero regional Manuel Barrera y del intendente Juan Ramón Godoy en el Consejo de Administración será fundamental para las aspiraciones de participación regional en la Universidad ya que ellos por decirlo de una manera tendrán la misión de defender los intereses de las fuerzas vivas de la región al momento de la redacción final de esta carta fundamental del plantel. Sin embargo el intendente Juan Ramón Godoy no asistió a la ceremonia de ayer, siendo representado por la gobernadora de Cachapoal Mirenchu Beitia.

Al finalizar el acto de presentación, el rector Rafael Correa enfatizó que la presencia de estos consejeros en las reuniones con la comunidad a realizarse en enero será fundamental, ya que ellos son una instancia clave en la aprobación de los estatutos.

 

¿VICERRECTORIA DE ASUNTOS REGIONALES?

Los estatutos de la Universidad no han generado el alboroto de la ubicación física del plantel, pero de algún modo serán los únicos que definirán cuanto protagonismo tendrá la región en la llamada “carta de navegación” de la casa de estudios para décadas futuras. Y ya a eso se había referido la Comisión Ejecutiva para la Creación de la Universidad cuando en su documento final hace un llamado a la región por velar que “en los consejos normativos es donde se necesita tener la participación plena de todos los estamentos pues es el lugar en que se discuten las políticas generales, no así en los órganos ejecutivos en que debe primar la opinión de los pares”.
Dentro del sistema de universidades estatales son precisamente las Juntas Directivas estos órganos normativos a los que aludía la Comisión Ejecutiva, los que toman, por decirlo de alguna forma, las grandes decisiones a futuro de las Universidades. Estas juntas están conformadas 9 personas que son representantes de la comunidad académica, representantes del Presidente de la República y en el caso de las universidades regionales, representantes de la zona.
Solo en el caso de la Universidad de Chile, que es nuestra tutora, no hay Junta Directiva para esta función sino el Senado Universitario que está compuesto por 27 representantes de los profesores ; siete de los estudiantes , y dos de los funcionarios.
El poder de estos organismos dentro de una Universidad es gravitante ya que deciden aspectos tan importantes como: abrir y cerrar programas, crear o cerrar campus, las políticas generales de la universidad y su desarrollo estratégico, además aprueban regulaciones, y aprueba el endeudamiento o venta de propiedades.
En el caso de las universidades estatales regionales uno de los grandes temas es cuanta real representación existe, es decir voz y voto que tiene la ciudadanía de las regiones respectivas en las Juntas Directivas. Iván Suazo, académico de la Universidad Federal de Sao Paulo, ya el año pasado indicaba que este es un tema crucial para el futuro de la relación entre la Universidad y la Sexta Región. “ En estos momentos el órgano máximo de las universidades del Estado son las Juntas Directivas y dentro de sus miembros hay personas destacadas de la comunidad, que no son parte de la Universidad. En el caso por ejemplo de la Universidad de Talca, estos tres miembros de la comunidad siempre han sido destacados empresarios, por ejemplo hoy Sergio Awad (presidente de la Asociación de Bancos) es representante de la comunidad en la Junta Directiva, entonces yo digo: perdón ¿ a qué parte de la comunidad de la Región del Maule representa? Con todo el respeto que se merece el señor Awad, pero realmente nosotros no queremos eso para la dos nuevas universidades regionales”.
La Universidad de O’Higgins está naciendo y tiene la posibilidad única de crear y encuadrar un sistema completo para la participación de la región.
Consultados algunos expertos, ésta por ejemplo sería la triada perfecta: Estatutos que definan claramente el perfil de quienes representaran a la región en la Junta Directiva o bien un Senado Universitario donde la región tenga senadores y cuya elección quede definida por los estatutos; y a su vez una Vicerrectoría de Asuntos Regionales que mantenga día a día contacto con la comunidad y que al ser vicerrectoría tenga el mismo poder de decisión y ejecución que otros organismos como la Vicerrectoría Académica o la de Finanzas.
Las universidades del Estado en Chile se han ido dando cuenta de la necesidad de relacionarse con las comunidades en que están insertas, ya que el hecho de tener solo tres representantes en las Juntas Directivas no es suficiente. En el caso de la Usach hace solo unos años se creó la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio para dar un espacio concreto de participación a los habitantes de la capital. Y es justamente en este punto donde la Universidad de O’Higgins, el Rector Correa, y el Consejo de Administración que se constituyó ayer pueden dar un paso hacia el futuro respecto a sus pares que poseen antiguos estatutos muy difíciles a estas alturas de cambiar.

Deja un comentario