Se cumplen dos años del primer título celeste

campeon 01

Un día como hoy pero de 2013, O’Higgins se coronó campeón del fútbol chileno tras derrotar a la UC en la Súper Final del Apertura.

 
Ricardo Obando

 

 

Luego de aquella dramática e infartante victoria en Talca, donde O’Higgins superó por 4-3 a Rangers forzando la Súper Final, toda la atención se concentró en ese martes 10 de diciembre, en el estadio Nacional.
El equipo de Eduardo Berizzo trabajó muy confiado en las horas previas, sabiendo que el impulso anímico del triunfo en el Maule podía ser clave para vencer a los Cruzados.
Es así que más de quince mil rancagüinos viajaron hasta Ñuñoa para vivir una jornada épica, la más feliz en la historia de la institución.
En el partido, que comenzó a las 19.30 horas, la escuadra celeste se vio un poco más recatada en su juego, sabiendo que debía aplicar las lecciones de la final perdida en 2012, también con Berizzo en el banco.
Es así que, llegó el minuto de oro: el 34. Tiro libre desde la izquierda tras una falta sobre Pablo Hernández. Servicio de Yerson Opazo y el “Tucu” metió un zapatazo sobre la salida de Toselli para colocar el único gol del partido, el gol del campeonato.
Lo que vino después, solo alegría. Terminó el partido y toda Rancagua lloró de alegría. O’Higgins tras 58 años de historia al fin tocó el cielo, gritó campeón, fue el mejor y como lo señaló el propio Eduardo Berizzo en la conferencia de prensa posterior: “Hay un día en que el soñador y el sueño se encuentran. Y ese día fue hoy”.

 

Deja un comentario