Nuestro apoyo periodístico al Club Deportes O’Higgins

Desde los primeros días del año 1955, las páginas de “El Rancagüino” estuvieron apoyando entusiastamente la idea, primero, y su realidad después, de la creación del Club Deportivo O’Higgins, con sede en Rancagua, formando parte del Fútbol Profesional chileno.

No era fácil materializar esa idea, que se venía insinuando desde el año anterior.
Como el nuevo club tenía que salir de la “fusión” de otras antiguas instituciones deportivas, había que vencer, primero, la resistencia de los que no concebían perder la identidad propia, y ser “insertados” en otra diferente. Las luchas internas se desataron.
Al mismo tiempo, en el interior del organismo máximo, la Asociación Central de Fútbol”, no todos estaban de acuerdo en lo referente a la fundación de un nuevo Club y al nombre que se le daría.
La fusión afectaría a instituciones como el Club Deportes Instituto O’Higgins, Club Deportivo América, Club Deportes Rancagua (el decano en la ciudad), Club Deportivo Braden (luego “O’Higgins-Braden”), etc.
Las reuniones se sucedían casi todos los días y siempre había acuerdos diferentes.
Una de las personas que más activamente trabajó para lograr acuerdos, fue el Comandante del Regimiento “Membrillar”, coronel don Waldo Brucher Encina. Igualmente Patricio Mekis Spikin.
Varias de las reuniones improvisadas, se realizaron en las oficinas de la Dirección o en la sala de Redacción del diario. Aquí surgían también ideas y se concertaban entrevistas. Todo con la finalidad de que se limaran aspereza, se produjeran acuerdos y se llegará al nuevo Club representativo de Rancagua y la Región.
El 10 de enero la Asociación Central aceptó en principio el nombre de “O’Higgins”, pero lo ratificó solo el 24 de ese mes. Más todavía, siguieron discutiendo y en los primeros días de febrero dispusieron se llamara “O’Higgins-Braden”!…
Así ocurrían las cosas… La historia es larga. Tiene miles de capítulos transformados en comentarios, artículos, noticias, que aparecen en las páginas de “El Rancagüino” a través de más de sesenta años.

Deja un comentario