En la Región de O’Higgins: Enfermedades cardiovasculares y tumores son principales causas de muerte

1uci

Así lo reveló el Perfil Epidemiológico que elaboró la Seremi de Salud, en que también se encontró un preocupante aumento de la obesidad.

 

Flor Vásquez Gómez

 

 

Al igual que en el país, en la Región de O’Higgins la primera causa de muerte en la población general corresponde a las enfermedades cardiovasculares. Al diferenciar por sexo, en los hombres dichas afecciones son también la principal causa de muerte, mientras que en las mujeres, los tumores son los que constituyen el grupo de causas que más riesgo de mortalidad les significan.

Así lo indicó el doctor José Rodríguez, jefe de Epidemiología de la Seremi de Salud, al dar a conocer el último Perfil Epidemiológico de la región, en el cual también se observa que la mortalidad general en esta zona es un poco más alta que la del país, aunque tiende claramente a disminuir. De hecho, en los últimos 8 años en Chile la mortalidad disminuyó en un 8 por ciento  mientras que en la región la mortalidad bajó en un 12,3 por ciento.

De acuerdo al último perfil, la esperanza de vida al nacer ha aumentado entre el 2007 y el 2009 en la región: en hombres ha llegado a 77 años y en mujeres a 80 años.

Aumenta también con esto, la población de adultos mayores.

El doctor Rodríguez agregó que si bien las enfermedades cardiovasculares siguen siendo una de las principales causas de muerte, al analizar las cifras se observa que en los últimos años ha disminuido la mortalidad por estas patologías. Ello ha sido posible por los avances en la Medicina, por el mejor acceso y la mejor atención de salud. Lo ideal sería que la mortalidad hubiese disminuido porque se ha avanzado en la prevención de estas afecciones, pero en la realidad no es así. Al contrario, las hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares están aumentando; es decir, hay más enfermos que requieren atención. “La atención de salud les salva la vida, pero la enfermedad sigue aumentando en la población y este fenómeno significa que la presión asistencial seguirá aumentando sobre los hospitales”, advirtió el doctor Rodríguez.

Precisó que han aumentado en un 86 por ciento las hospitalizaciones por infarto en hombres y un 94 por ciento en mujeres. “Significa que nos estamos enfermando más, pero gracias a que las terapias son más eficaces se producen menos fallecimientos”.

Agregó que “en las mujeres la primera causa de muerte son los tumores y en segundo lugar están las patologías cardiovasculares. La tercera causa corresponde a las enfermedades respiratorias y la cuarta a las patologías digestivas. En los hombres las principales causas de muerte son en primer lugar las cardiovasculares, segundo los tumores, tercer lugar respiratorias y en cuarto lugar los traumatismos, accidentes y violencia”.

Puntualizó que los cánceres que más fallecimientos producen en hombres son el de estómago, próstata y el bronco-pulmonar. En mujeres causan más mortalidad el cáncer de hígado, vía biliar y broncopulmonar. Otro aspecto preocupante que reveló el perfil es que la mortalidad por cáncer de cuello de útero está aumentando en las mujeres jóvenes, de 20 a 44 años de edad. Por ese motivo, el Ministerio de Salud inició la vacunación contra el virus papiloma en las niñas, a fin de prevenir el cáncer cervicouterino por esa causa. “No obstante –señaló el médico- dicho virus es responsable solo de una parte del cáncer cervicouterino. De allí la importancia de que las mujeres se realicen el PAP, un examen que permite la detección precoz del cáncer, en una etapa en que es posible realizar un tratamiento eficaz”.

La mortalidad por cáncer de mamas también ha aumentado en el grupo de mujeres jóvenes, de entre 20 a 44 años. “En la región, la tasa de mortalidad por este tipo de cáncer es de 14,8 por cien mil; la de cervicouterino es de 6,5 por 100 mil.

 

AUMENTO DE LA OBESIDAD

Otro dato importante que entrega el Perfil Epidemiológico es el aumento de la obesidad. El año 2013 en la región la tasa de obesidad en la población escolar de primero Básico alcanzó a un 26,6 por ciento, valor que está por sobre la tasa país que es de 23,2 por ciento.

En los menores de 6 años, la tasa de obesidad llega a 10,3 por ciento; mientras que en el año 2006 fue de 7,1 por ciento.

“Esto es muy preocupante –dijo el doctor Rodríguez-. En escolares de primero básico estamos llegando a tasas de obesidad del 26,6 por ciento, es decir, uno de cada 4 niños es obeso. Hace 10 años la tasa era de 20 por ciento”.

En las embarazadas también ha aumentado la tasa de obesidad: en el 2006 era de 31 y ahora es de 34,6. Comunas como Palmilla y Litueche registran las tasas más altas de obesidad en embarazadas. Lo único que no aumenta es la obesidad en el adulto mayor, en que es de 23 por ciento.

El doctor Rodríguez advirtió que la epidemia de obesidad es un problema urgente a abordar, ya que ésta es una enfermedad que a su vez causa otras patologías. “La obesidad –dijo- es un predictor directo de falla cardiovascular. Si no paramos la obesidad este aumento de hospitalizaciones va a continuar hasta que el sistema no cuenta con más camas para soportar ese aumento de demanda. Hoy ya estamos viendo que el Servicio de Salud O’Higgins tiene saturadas sus camas críticas en determinado momento y tiene que comprar al sector privado. Qué va a pasar cuando tampoco tengamos camas allí, qué va a pasar con nuestros enfermos. Ahí va a empezar a subir la mortalidad de nuevo y vamos a tener una severa crisis en clínicas y hospitales. El factor de riesgo y predictor más importante de la falla cardiovascular es la obesidad, que también es factor de riesgo para varias otras enfermedades, como el cáncer de mamas”.

Subrayó que es importante crear conciencia en la población sobre este grave problema, “para así tener un cambio de actitud, para que cuidemos la salud cardiovascular y la salud en general. Se debe tener una mejor alimentación, más actividad física, una vida más saludable desde ya, porque de otra manera nos vamos a encontrar con que no habrá presupuesto ni sistema de salud que soporte tanta demanda de atención. Si consideramos que cada obeso es un enfermo, significa que la cuarta parte de la población está enferma y eso debería ser motivo de gran preocupación para todos”.

El epidemiólogo indicó que la mayor parte de los problemas de salud, en lo que se refiere a prevención requiere de un cambio de actitud de las personas. “Hay que convencer a las personas que una buena salud depende de su estilo de vida, que no sea sedentaria, que tenga una alimentación saludable”.

Agregó que otro hábito dañino es el tabaquismo. “Al analizar las estadísticas mundiales de salud nos encontramos con que somos el segundo país con la mayor tasa de consumo de tabaco. Después de Rusia, está Chile. Hoy no es válido decir fuma como chino, hay que decir fuma como chileno, porque los chinos fuman menos que nosotros”.

Por ello, insistió en que ahora es el momento de cambiar los malos hábitos y preocuparse por la salud, poniendo énfasis en prevenir la obesidad y el tabaquismo.

 

1uci

2 comments

EL AGENTE QUE LIDERA LAS ENFERMEDADES SEÑALADAS EN EL ARTICULO, ES LA CONTAMINACION ATMOFERICA POR MP 2,5, DONDE EL DIOXIDO DE AZUFRE LA LLEVA, TEMA MUY CONOCIDO POR MUCHAS AUTORIDADES REGIONALES Y EJECUTIVOS DE EMPRESAS, CUYA SOLUCION CUESTA CERCA DE 400 MILLONES DE DOLARES, SOLAMENTE PARA ENCHULAR DICA SOLUCION.

EL SEÑOR RODRIGUEZ, debe actualizar sus conocimientos sobre MACHALI Y RANCAGUA, que son las comunas mas contaminadas de Chile por DIOXIDO DE AZUFRE. motivo por el cual es un ERROR, señalar al tabaco como agente importante en esta zona.

Deja un comentario