La llegada del primer explorador Al Polo Sur en la Antártica: 1911

Una de las grandes hazañas cumplidas por los seres humanos en su historia, fue la llegada de la primera expedición al Polo Sur, en el helado territorio Antártico. Ello ocurrió en un día como hoy, el 14 de diciembre de 1911.
Fue el marino y explorador noruego Roald Amundsen, a quién le correspondió ser el primero en llegar a ese remoto punto geográfico, el Polo Sur, encabezando y dirigiendo una expedición que partió el 20 de octubre desde la llamada Bahía de Whales, en la Antártica. En ese lugar había permanecido previamente, desde enero, nueve meses antes y en donde construyó una especie de cabaña para resguardar el barco “Frank”, en el que vino desde Noruega.
La etapa desde la bahía hacia el Polo Sur la inició acompañado por 4 hombres, con 4 trineos y 52 perros. Tras dos meses de difícil y penosa marcha, al constatar, por medio de instrumentos, que habían llegado al Polo, izaron la bandera noruega y le colocaron al lugar el nombre de Meseta de Haakón, en recuerdo del rey de Noruega.
Casi 20 años después de su regreso a su país, en donde se le tributaron grandes honores, Amundsen organizó una nueva expedición polar, en 1928, para tratar de encontrar una anterior expedición encabezada por Novile, en el Ártico, que había salido hacia el Polo Norte.
Pero, pasaron los meses y no hubo señales del valiente expedicionario. Fueron vanas las búsquedas que se organizaron. Todos los esfuerzos fueron inútiles y de Amundsen y de sus compañeros, desgraciadamente, nunca más se supo.

Deja un comentario