Un torneo al debe

Carlos Osses Miranda
Director de Enlineadeportes.cl

 

 

Terminado ya el Apertura 2015-2016 llega el momento del análisis ¿Qué se hizo bien? ¿Qué se hizo mal? ¿Qué se debe corregir?
Nos podemos dar cuenta que los celestes durante las quince fechas mostraron su fortaleza sólo cuando les correspondió jugar de local (de ocho partidos ganó seis y empató dos). Sin embargo, el contraste fue de visitante (de siete partidos solo ganó uno y perdió seis). En total, un rendimiento del 51 por ciento.
Más aún, la mitad del vaso lleno para los rancagüinos fue la gran cantidad de jugadores provenientes de la cantera que sumaron minutos, llámense Raúl Osorio, Bastián San Juan, Nicolás Vargas, Brian Torrealba, Juan Zúñiga, Guillermo Cubillos, Juan Fuentes, Iván Pardo y Fabián Hormazábal. Ahora, el vaso medio vacío fueron los bajos rendimientos de los más experimentados como Jorge Carranza, Hugo Droguett, Emilio Zelaya y Pedro Muñoz, no siendo menor también el bajo aporte de Gonzalo Barriga y Ramón Fernández.
Así O’Higgins cerró un certamen del que debe, necesariamente, sacar lecciones de cara al inicio del torneo de Clausura 2015-2016.
Si bien es cierto, la llegada de la dupla técnica compuesta por Cristian Arán y Víctor Fuentes tiene matices de ser una solución temporal, ambos se ganaron la oportunidad de tomar la cabeza del equipo y en aquello confió la dirigencia, en su buen trabajo en las series menores.
Ahora, ¿Qué hay de la posibilidad de refuerzos? La regencia celeste ya ha confirmado la llegada del centro delantero peruano Iván Bulos y restan dos cupos por llenar. ¿En qué posiciones? Difícil decisión porque no hay tiempo ni margen de error.
Lo cierto es que la autocrítica debe ya está internalizada en el club y por ello se está trabajando para volver al sitial de los últimos diez años.

Deja un comentario