Rancagua ante posible guerra civil

RECORDANDO…       Por Héctor González V.

 

 

 El 15 de diciembre de 1811, un día como hoy, el peligro de una próxima guerra civil inquietaba al país que poco más de un año antes dio su primer paso hacia su Independencia, con el histórico Cabildo Abierto del 18 de septiembre de 1810. Muchos temían que el resultado pudiera  ser la vuelta del poder español y el consiguiente régimen colonial.

En la villa de Rancagua, que ya estaba siendo mencionada así, en lugar de Santa Cruz de Triana, la inquietud era más evidente. Desde Santiago llegaba el coronel Bernardo O’Higgins, como plenipotenciario del Gobierno para ir hacia el sur y tratar con la Junta Provincial de Concepción, encabezada por don Juan Martínez de  Rozas, que se había manifestado contrario a la nueva Junta  de Gobierno  de Santiago dirigida unipersonalmente por don José Miguel Carrrera.

Dos meses antes, el 4 de septiembre de 1811, en su  segundo golpe militar, Carrera había  vuelto a tomar en sus manos el Gobierno y había obligado al Primer Congreso Nacional a  aceptar un pliego de rígidas disposiciones, que provocaron la salida de 6 diputados de Santiago y luego la renuncia de varios otros de las provincias.

Dispuso, además,  fijar los grados en el ejército: José Miguel Carrera teniente coronel;  Juan José brigadier efectivo y Luis, teniente coronel de artillería.

Dos meses después, el 2 de diciembre, con el apoyo de las tropas formadas ante el Congreso, ordenó la disolución de ese organismo.

El 15 de diciembre Carrera también ordenó el bloqueo de los pasos sobre los ríos  Maipo, Cachapoal y Maule, para impedir que partidarios de Rozas se fueran a apoyarlo a Concepción. Las órdenes eran las de registrar a todas las personas y sus bultos o equipajes en los puentes de los mencionados ríos y en sus  vados.

Ese mismo día 15 se ordenó al coronel de milicias de San Fernando que marchara con sus hombres  hacia las orillas del Maule, para reunirse con  las fuerzas de Talca.

José Miguel, entretanto, salía con sus tropas desde Santiago en dirección a  Rancagua, para acampar allí mientras le llegaban más noticias sobre lo que estaba ocurriendo en Concepción.

Todo hacía pensar que vendría un enfrentamiento entre los hombres de Carrera y los de Rozas, posiblemente en las cercanías del río Maule.

Deja un comentario