Kale:  Hortaliza orgánica dará que hablar en el valle central

2
  • Este innovador producto es “antinflamatorio, antioxidante y reestructurador del sistema digestivo, beneficiosa para el sistema circulatorio y la cicatrización de heridas, lo cual favorecería a los diabéticos”, afirma el agricultor Gonzalo Fernández, productor de la Quinta Región quien está siendo asesorado por Fedefruta en el desarrollo de este proyecto.

“Vi un potencial en su aspecto nutritivo, ya que hoy la comida chatarra se ha expandido y generado problemas como la obesidad, entonces este vegetal puede generar un impacto positivo en la sociedad”, afirma Gonzalo Fernández, productor agrícola de San Antonio, que está incursionando en el cultivo orgánico de kale, hortaliza proveniente de Estados Unidos, apetecida por sus beneficiosas propiedades para la salud.

Fernández, es propietario de la Viña El Ermitaño que se caracteriza por la producción de vinos orgánicos en el Valle de Leyda, Región de Valparaíso. Manteniendo su sello orgánico, quiso extender su empresa familiar introduciendo kale en el mercado local como producto innovador.

“Me embarqué de forma experimental. Hice los trámites para internar semillas orgánicas desde Estados Unidos. Una vez que obtuve  autorización de la USDA realicé los trámites ante el SAG y comencé a ver si la planta se podía desarrollar acá según las condiciones climáticas y de suelo.”

El productor cuenta que tras una larga tramitación, finalmente en julio de este año, efectuó la primera plantación de kale, “en una superficie  pequeña, entre media a una hectárea aproximadamente, pero en alta densidad lo que permite contar con una cantidad de plantas superiores por hectárea”.

Propiedades

En su predio, Fernández cuenta con cuatro variedades de kale: Blue corse, Lacinato, Red Russian y Siberian, que comercializa como producto fresco para ensaladas y jugos. “Actualmente, estoy experimentando para comerciarlo deshidratado, en polvo, ya que como es producto perecible, al hacerle algún procesamiento me permitirá un mayor tiempo de conservación y así obtener un mejor precio”.

El kale es pertenece a la familia de las brásicas, (pariente del repollo y la coliflor), de producción bianual, y se puede consumir de diversas formas, tanto crudas como cocidas y como zumo, combinándola con otras verduras y frutas.

Con respecto a sus propiedades, Fernández señala que “el kale es antinflamatorio, antioxidante y reestructurador del sistema digestivo, tiene alto contenido de calcio, hierro, vitamina C y A para la vista, y vitamina K, beneficiosa para el sistema circulatorio y la cicatrización de heridas, lo cual favorecería a los diabéticos”.

En cuanto al  manejo del kale, Fernández sostiene que su producción ubicada en el Valle de Leyda es totalmente orgánica, cero químicos. Su principal cuidado es mantenerlo libre de maleza para evitar competencia. “Aún no le  he aplicado nutrientes ni fertilizantes porque la plantación  se ubica en un terreno en el que hace 40 años no se cultivaba, está totalmente virgen. Además, como se encuentra en  pendiente me ayuda a optimizar el riego”, puntualizó.

 

Apoyo de Fedefruta a las innovaciones

En este proceso de desarrollo de esta hortaliza, “Fedefruta, a través de los organismos con los que está vinculado, me ha ayudado en imagen corporativa, comercialización y difusión y a hacer más eficiente mi producción en términos de riego”, comentó Fernández, cuya empresa está siendo asesorada por Fedefruta por medio del programa Mejora de Negocio de Sercotec.

Además está participando en el “Programa de Fortalecimiento de la Gestión Sostenible del Recurso Hídrico en Agricultura y Turismo de la zona sur de la región de Valparaíso”, proyecto financiado por el Gobierno Regional  y ejecutado por Fedefruta, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC-R 2014.

Fedefruta es Agente Operador de Sercotec en las regiones de Valparaíso, Metropolitana y de O’Higgins, lo que permite operar instrumentos y ejecutar asesorías para los emprendimientos e innovaciones de los productores de estas zonas.

2 comments

Deja un comentario