Escuelas de conductores difunden normativa sobre el uso del chaleco reflectante

chaleco-reflectante-bicihome-960x623

Esta normativa ha generado diversas reacciones, tanto positivas como negativas entre la comunidad, por lo que consultamos a algunos profesionales de la seguridad e instructores de conducción sobre esta medida.

 

 

Fernando Ávila Figueroa

 
En ediciones anteriores, les contamos sobre la obligatoriedad a partir del 1 de enero del año 2016 de portar en los vehículos el chaleco reflectante, elemento de seguridad que se deberá utilizar si el conductor de un vehículo deba bajar de este en caso de alguna emergencia.
El Decreto Supremo N° 164/2014, modifica el Decreto 22/2006 del Ministerio de Transportes, agregando el chaleco reflectante a los demás elementos de seguridad, como por ejemplo el triángulo, que deben portarse en todos los vehículos motorizados para situaciones de emergencia.
Según este nuevo decreto, el chaleco reflectante debe contener tanto material fluorescente como retrorreflectante, y debe portarse siempre en un lugar del vehículo que sea accesible desde el interior del mismo, con el fin de que el conductor se baje del vehículo con el chaleco puesto.
La medida ha generado diversas reacciones, tanto positivas como negativas entre la comunidad, por lo que consultamos a algunos profesionales de la seguridad e instructores de conducción sobre esta medida.
El jefe de la División O’Higgins del IST, Jaime Morales, dio a conocer que ellos ya han difundido la normativa, especialmente en lo que respecta al área laboral. Agregó que la obligatoriedad de portar este chaleco comienza a partir del 1 de enero, por lo que en área laboral están en la obligación de difundir la normativa.
En relación a la respuesta de la gente, Morales indicó que en el tema laboral se regula por medio de las empresas, ya que el empleador debe proveer del chaleco para un vehículo institucional, el que debe ser de color amarillo de fondo más las huinchas reflectantes.
Sobre el costo del chaleco, Morales sostuvo que es bastante menor en relación a la proporción que vale un vehículo versus un chaleco, el que no debiera superar los 3 mil pesos. “Creo que efectivamente la gente lo va a usar, ya que si bien la primera etapa será una marcha blanca donde habrá fiscalización, no habrá multas. En un momento que no ha definido la autoridad si habrá multas. Para nosotros es fundamental como mutualidad disminuir el número de atropellos de peatones que ocurren en las horas de poca luz, ya que el peatón cuando baja del auto en el fondo es un peatón más”, sostuvo Morales.
Para la directora e instructora de la escuela de conducir, Interlagos de Rengo, Jannette Barahona, esta normativa ya la han incluido en la charlas teóricas que deben realizar a los alumnos, lo que se suma a que tanto en su página web como en facebook han publicado el tema.
La instructora adujo que lo que ellos conocen es que debe ser un chaleco reflectante, sin embargo, lo que informan es lo que indica la página de educación vial debido a que desde el Ministerio de Transportes aún no les llega ningún instructivo oficial. “Creo que esto será como el cinturón de seguridad, ya que va a costar que la gente se acostumbre. Van a tener que sacar algunos partes para que la gente se concientice y lo haga”, dijo Barahona, quien agregó que la idea sería realizar una mayor difusión del tema.
Barahona considera que utilizar este chaleco será muy importante, puesto que si alguien tiene algún percance en la carretera y se debe bajar del vehículo, existen elementos de seguridad como el triángulo, pero la persona si no porta el chaleco no posee ninguna seguridad.
La situación también preocupa al Automóvil Club de Chile con sede en Rancagua, y es así como el instructor de la escuela de manejo, Carlos Donoso, sostuvo que la finalidad de la escuela es preparar a los futuros conductores, por lo que ya les han informado del tema. Añadió que se trata de un decreto supremo, y no una modificación a ley de tránsito, lo que implica según Donoso que para que sea obligatorio debiera modificarse la ley.
Es por ello que adujo que el uso del chaleco reflectante amarillo, normado por el decreto es una recomendación que se hace a los conductores. “Si nosotros analizamos bien el decreto, es un decreto supremo, que va a empezar a regir con una marcha blanca, y que después se va a empezar a fiscalizar como una infracción leve a la ley. Primero habrá una función educativa y luego se va a empezar a fiscalizar”, dijo Donoso.
“El uso del chaleco es una recomendación hasta que no se modifique la ley de tránsito, el que debe ser de color amarillo, tener dos huinchas reflectantes de color blanco, ya que de acuerdo a Conaset han muerto más de 5 mil personas producto de atropellos”, indicó Carlos Donoso.
Respecto al color, este debe ser amarillo con dos huinchas horizontales de color blanco reflectantes, el que según el instructor debiera ser utilizado de todas formas por los conductores, debido a que su finalidad es no correr riesgos innecesarios. “La visibilidad es el principal sentido en la conducción, y si nos los ven, lógico que se va a producir un accidente”, indicó el instructor, quien cree que falta una mayor difusión y una campaña educativa sobre el tema, así como considera que debiera estudiar la posibilidad de que los conductores realicen un curso para que conozcan la normativa con el fin de formar y capacitar conductores.
Cabe recordar que actualmente la principal causa de accidentes en estas situaciones es la falta de visibilidad de los peatones, en especial en horas de poca luz, por lo que prevenir es prioridad para las autoridades. En los últimos 10 años, en Chile han muerto más de 6.000 personas atropelladas, siendo 631 solo en el año 2013, por lo que el uso de materiales reflectantes en vital para evitar los atropellos.
El uso del chaleco reflectante permite que una persona sea visible desde más de 150 metros y con luces altas de carretera, hasta 400, permitiendo así un mayor tiempo de reacción para los automovilistas, lo que no sucede cuando no se utilizan materiales reflectantes. En este último caso, una persona solo es visible a los 40 metros, dejando poco espacio para reacción y evitar accidentes.

Deja un comentario