Parricida de Villa Baquedano quedó con prisión preventiva

1

El joven de 23 años que fue dado de alta ayer, señaló que mató a su madre por los constantes retos que ella le hacía por su alcoholismo e irresponsabilidad. Deberá continuar con exámenes psicológicos.

 

 

Felipe Alvear Silva
fotos: Marco Lara Silva

 

 

Cumpliendo prisión preventiva en el hospital de la Cárcel de Rancagua se encuentra el imputado Eliseo Andrés Madrid Villarroel (23), sujeto que durante la mañana de ayer fue detenido por efectivos de la Brigada de Homicidios de la PDI Rancagua tras estar 13 días internado con custodia en el Hospital Regional de Rancagua por haberse autoinferido heridas cortantes en su tórax después de quitarle la vida a su madre, en el brutal parricidio ocurrido el día jueves 10 de diciembre del presente año en la Villa Baquedano.

Durante la audiencia que comenzó pasada las 14:15 horas, la defensora Enith Acosta le solicitó al juez Luis Barría que aplazara la formalización debido a que el imputado estaba aún sedado por los medicamentos que le habían suministrado en el Hospital Regional, debido a que estaba con custodia médica para evitar que atentase contra su vida; pero gracias a los informes presentados por la fiscal Nayaleth Mansilla, se pudo realizar el control de detención y la posterior formalización.

Comenzada la individualización, la fiscal adjunta de Rancagua acusó a Madrid de Villarroel de ser el autor del delito de parricidio consumado contra su madre, Nilda Villarroel Monsalve (50), ocurrido en la casa que ambos compartían. Debido a la peligrosidad que representa el imputado -según lo señalado por Mansilla-, le solicitó al juez de Garantía la medida cautelar de prisión preventiva.

La medida cautelar no fue compartida por la defensora, que señaló que el Ministerio Público se estaba basando en “supuestos”, y que debido al estado de ebriedad que presentaba Madrid no tenía consciencia absoluta de lo que pasaba; además aludió a la posición del cuchillo, y señaló que éste no podría haber sido introducido en la parte alta del tórax por el mismo. Pero todo esto quedó descartado por el juez Barría, quien señaló al final de la audiencia (cerca de las 16 horas) que los antecedentes presentados descartan la participación de terceros, y debido a la alta pena que arriesga y al peligro que representa para la seguridad de la sociedad, deberá pasar el resto de la investigación en prisión preventiva por un plazo de 60 días; eso sí, el período lo cumplirá en el hospital de la Cárcel de Rancagua debido a su estado mental y físico, con exámenes psiquiátricos más otros de ADN requeridos por la fiscalía.

 
LOS MACABROS HECHOS RECONOCIDOS

De acuerdo a lo señalado durante la audiencia de formalización, los hechos ocurridos el jueves 10 de diciembre se habrían ocasionado por problemas mentales del imputado, y detonado por un reto que le realizara la madre a Eliseo, debido a su flojera, alcoholismo y descuidada apariencia personal. Todo esto detonó la furia del imputado, que tras beber varias cajas de vino y un destilado que sería vodka, atacó a su madre en su propia pieza, a la que le propinó ocho heridas en el cuello y una mordida. Ocurrido el parricidio atentó contra su vida enterrándose un cuchillo en el tórax.

El hecho fue descubierto por la pareja de la mujer y padrastro de Madrid, quien llamó preocupado porque Nilda no aparecía por el negocio. Al llegar a la casa se encontró con la brutal escena, lo que lo dejó en estado de shock. Personal del SAMU estabilizó y trasladó al atacante al Hospital Regional donde quedó internado y en custodia médica para evitar que se provocara nuevas heridas.

Cabe destacar que de acuerdo a lo señalado durante la audiencia, una de las testigos, una familiar, declaró que cuando fue a ver a Eliseo al hospital, éste le declaró que efectivamente la había matado porque “me tenía cabreada”, por los retos que ella le realizaba.

Deja un comentario