Se termina este 2015: Los doce momentos del año celeste

marzo
  • A diferencia de las últimas temporadas, este año no fue bueno para el Capo de Provincia. Si bien clasificó a una de las dos liguillas, su rendimiento dejó mucho que desear y, además, mostró uno que otro pasaje de buen fútbol.

 

A sólo horas de despedir este 2015 el deporte y en especial O’Higgins, nos dejó momentos buenos y de los otros. Haciendo el resumen de la temporada, la irregularidad fue la tónica de un equipo que, este año, alcanzó a tener tres entrenadores, dos de ellos que alcanzaron a dirigir y que, prácticamente corrieron con la misma suerte: resultados bajo el promedio.

La sombra de Eduardo Berizzo, quiéranlo o no, ha pesado a sus sucesores y tanto Facundo Sava como Pablo Sánchez en ningún momento lograron momentos que hicieran olvidar el pasado del Toto al mando del equipo. Más aún, el primero se fue tras malos resultados y, el segundo, por desperdiciar lo logrado en Agosto donde llegó a estar en el segundo puesto para, finalmente, quedar eliminado y abandonar el barco sin la renovación por parte de la institución. Ahora, de cara a lo que viene, será Cristián Arán quién encabece el nuevo proyecto, ese que esperan pueda reverdecer laureles.

ENERO:

El primer mes del año, con un Facundo Sava algo cuestionado por el Apertura 2014-2015 tuvo a un O’Higgins que mostró ciertas pinceladas. El debut se produjo el 3 de enero en un estadio vació (castigado por el caso de racismo sobre el delantero de San Marcos Emilio Rentería) y con goles de Gastón Lezcano, Damián Lizio y el descuento de Jean Paul Pineda, el Capo ganó 2-1. Claro está que, a fin de este mes, se le acabó el crédito al “Colorado” quién debió dejar la institución.

FEBRERO:

En el estadio Monumental, el 2 de enero, debutó en la banca quién se creía -en ese instante- era la solución: Pablo “Vitamina” Sánchez. Los Celestes cayeron en El Teniente 0-2 con tantos de Esteban Pavéz y Jean Beausejour pero, el fútbol mostrado por O’Higgins dio para comenzar a ilusionarse.

MARZO:

El 21 de marzo, en el estadio CAP de Talcahuano, las lesiones aparecieron complicando el panorama de un corto equipo rancagüino. Fractura de Fernando Elizari y corte de ligamento cruzado de Santiago Lizana dejó a O’Higgins sin creadores para el resto del torneo.

ABRIL:

En el cuarto mes del año, el equipo de Vitamina comenzaba a caminar. La victoria 2-0 sobre Cobresal en el estadio El Teniente metía el conjunto celeste en carrera para la liguilla pero, luego, una caída frente a Audax Italiano en La Florida por 0-3 sembraría las dudas.

MAYO:

El mes de la liguilla. O’Higgins pudo ingresar en la post temporada gracias a una igualdad frente a Deportes Antofagasta en Rancagua. Un 2-2 muy conveniente para ambos ya que, los Pumas zafaron del descenso a Primera B gracias a ese punto.

En la disputa por un cupo a torneos internacionales el rival fue la Universidad Católica. Un 2-2 en Rancagua y derrota de 1-3 en San Carlos de Apoquindo pusieron término a la temporada 2014-2015 para el Capo de Provincia.

JUNIO:

Con poca actividad a raíz de la Copa América que se avecinaba, O’Higgins hacía noticia por un retorno que la hinchada aguardó por un par de año. El 18 de ese mes, Ramón Fernández confirmó su arribo por segunda vez al Capo de Provincia y ese día se puso a disposición de Pablo Sánchez en el complejo La Gamboina, previo a la pretemporada que se efectuó en Argentina.

JULIO:

Copa América en pleno desarrollo, Chile avanzando hasta las finales pero el fútbol local volvió con la Copa Chile. El torneo, que fue solo de sufrimiento, comenzó para O’Higgins el 9 de julio con una derrota por 1-2 en Talca frente a Rangers. Luego perdió con la U en Rancagua pero, tras estar prácticamente eliminado, un “milagro” le permitió avanzar de ronda y enfrentar a la Universidad de Concepción.

Además, en este mes, retornó el torneo de Primera A con el inicio de la temporada 2015-2016 y, para variar, una nueva derrota: 0-1 en Quillota frente a Unión La Calera.

AGOSTO:

Este fue el mes más productivo para O’Higgins en todo el año. Además, aquí se produjo la mejor actuación del equipo en la temporada. La noche del 16 de agosto, O’Higgins goleó 5-2 a Deportes Iquique en el estadio Tierra de Campeones con actuaciones notables de Albert Acevedo, Ramón Fernández, Pablo Calandria y Braulio Leal. Tras ello, el equipo igualó con Universidad de Chile, derrotó a Santiago Wanderers y San Marcos de Arica. Con esos resultados, el equipo terminó el mes en el segundo lugar de la tabla.

SEPTIEMBRE:

Contrate de un mes a otro. En los días dedicados a festejar a la Patria, O’Higgins mostró su peor cara de la temporada. En San Carlos de Apoquindo, en la primaveral tarde del 13 de septiembre, el arco celeste vio como en cinco ocasiones Universidad Católica cerró un duelo donde todos se mostraron irreconocibles. Dos tantos de Llanos, dos de Maripán y uno de César Fuentes sembraron las dudas en un equipo que, desde esa jornada, nunca más se levantó, le costó mucho de ahí en adelante.

OCTUBRE:

Los problemas internos, esos que nunca salieron a la luz salvo al término de campeonato comenzaron a perjudicar aún más el rendimiento del equipo. La tarde del 3 de octubre, en La Cisterna, errores conjuntos de la defensa y el medio terreno implicaron una dura caída por 0-1 frente a Palestino. Aquel día, significó la posterior salida de la titularidad de Jorge Carranza.

Además, en el décimo mes del año, volvió el bombo al estadio El Teniente en la victoria sobre Huachipato la noche del 15 de octubre y, el 24, O’Higgins logró su penúltima victoria del año en su visita al estadio Santa Laura.

NOVIEMBRE:

Las victorias prácticamente desaparecieron. El equipo, que tras aquel 2-1 sobre Unión Española cerrando el mes anterior, dependía de sí mismo para clasificar a la liguilla por Copa Sudamericana se fue complicando solo. En este mes, caídas contra Colo-Colo en Macul y contra San Luis en Quillota marcaron la campaña que, en Rancagua, tuvo una victoria frente a Cobresal por 2-0 la que, a la postre, fue la última del 2015.

DICIEMBRE:

6 de diciembre en Yumbel y se terminó el año. Para clasificar a la post temporada O’Higgins dependía de sí mismo, debía ganar a la Universidad de Concepción para entrar en la ronda de los cuatro pero, nada de aquello ocurrió. Al igual que en Copa Chile, los penquistas fueron el verdugo celeste y, con una caída por 1-3, el año futbolístico se terminó. Aquel día, además, marcó la salida de Pablo “Vitamina” Sánchez desde el banco.

Finalmente, y sin DT, la dirigencia se abocó a encontrar al nuevo conductor para la segunda mitad de la temporada 2015-2016 y, el elegido fue Cristián Arán con quién, desde enero, esperan lograr resultados que nuevamente tenga al Capo de Provincia disputando los primeros lugares del campeonato de Clausura.

Deja un comentario