Problema de calle Alcázar: tenía solamente siete cuadras

Hasta la segunda década del pasado siglo XX, la Calle Alcázar era motivo de discusiones por un problema que parecía insoluble.
Al fundar la Villa de Santa Cruz de Triana, el Gobernador Manso de Velasco la trazó como un damero de ocho cuadras por lado, con un total de 64 manzanas. Pero en la realidad eran solamente 63, porque la orden religiosa de San Francisco ocupaba dos manzanas entre las actuales calles del Estado, Ibieta, Millán y Almarza. Por ello Alcázar terminaba en la esquina de Ibieta y no llegaba hasta Millán.
Alguna vez, comentando ese problema, recordamos en esta columna que, hace unos cien años, circuló en la ciudad un verso alusivo y anónimo, que publicó también un periódico de la época y que decía textualmente:
“Alcázar tiene por nombre
Aquella calle que tanto
Entorpece el libre tránsito
Para la Plaza de Abasto,
Porque se encuentra tapada
Por propiedades de un Santo”.

Deja un comentario