El nuevo año 2016 avanza rápidamente

Por Héctor González V.

 

Ha pasado solamente 1 semana y el nuevo año nos parece que ha avanzado más rápidamente que los últimos años anteriores.

Pero, todos los años nuevos se parecen. Tomemos al azar uno cualquiera del pasado siglo veinte. El año 1969 marco la iniciación de una era nueva para el hombre al realizarse por dos veces la extraordinaria aventura de la llegada de astronautas a la superficie de la luna.

La década completa del mencionado año fue marcada por otras apasionantes noticias, terribles unas como el asesinato del presidente John Kennedy y más tarde de su hermano Bob, o el crimen que silencio la vida del líder Martin Luther King. Increíbles otras como la de los trasplantes de corazones y otros órganos humanos. Penosas como las de las guerras, las invasiones armadas, las revoluciones sangrientas o las mil formas en que ha estallado la violencia en todas partes. Otras noticias fueron alegres como las que han ido señalando cada uno de los pasos del progreso material del mundo.

Por extraña paradoja en esa década se aprendió a prolongar la vida humana pero también se idearon otras formas para destruirla. Todo eso pertenece al pasado. Con la llegada del año nuevo 2016 las miradas se lanzan avisoras y expectantes hacia el porvenir. Gracias a ese optimismo que siempre anida en los corazones y que sirve de motor al avance de la humanidad, miraremos el futuro con la esperanza que nos traiga felicidad.

El augurio que encierra la frase ¡Feliz año nuevo!, que se ha repetido miles de veces en todos los lugares, junto con el alegre saludo es el lema que borra cualquier vestigio de infelicidad.

¡Feliz año nuevo! se repitió en cada abrazo, en cada apretón de manos o en cada encuentro amistoso o familiar. ¡Feliz año nuevo! dijeron las sirenas, las campanas y los fuegos artificiales cuando anunciaron que la media noche daba comienzo al día nuevo.

Y esa frase tantas veces repetida, sigue teniendo un hondo contenido de esperanza.

 

Related posts

Top