Plantel de cerdos fue aprobado con voto decisivo del intendente

 

En una tensa sesión extraordinaria y luego de que se produjera un empate, dirimido por la máxima autoridad de la región, la Comisión de Evaluación Ambiental rechazó la solicitud para revocar el permiso, desatando una verdadera tormenta política al interior de un Gobierno Regional dividido  por la decisión.

 

 

Marcela Catalán

 

Este lunes, la Comisión de Evaluación Ambiental votó la solicitud de revocar la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que la instancia otorgó en enero de 2014 al proyecto de un criadero de cerdos en La Estrella. La petición fue presentada por la Corporación de Desarrollo y Protección Ambiental del Lago Rapel (Codepra), alegando que la iniciativa generará daños al turismo de la zona, aparte de contaminar y dejar sin agua a la comunidad.

En una reñida sesión que contó con la presencia de todos los actores implicados, tanto los impulsores -MaxAgro- como los detractores de la propuesta, la mesa finalmente reafirmó la decisión que ya había adoptado cuando estaba integrada por los seremis del entonces Presidente Sebastián Piñera. Y quien zanjó el tema fue el intendente Juan Ramón Godoy -que encabeza la comisión-, tras un empate a seis votos entre las autoridades favorables o contrarias al proyecto.

La máxima autoridad regional tomó la palabra al finalizar el debate, haciendo que su voto generara una paridad entre ambas posiciones. En su intervención, destacó que la RCA fue aprobada “un mes antes del término del Gobierno” pasado. “En ese contexto, es nada lo que podemos hacer, ya que dicha resolución administrativa cuenta con la suficiente legalidad y los actos de la administración gozan de certeza jurídica”. Reglón seguido, subrayó que aquello sólo puede ser invalidado “por el Tribunal Ambiental, tal como lo ha dicho la Corte de Apelaciones de Rancagua, ratificada por la Corte Suprema”

En ese sentido, apuntó a que estas últimas instancias “han señalado que el Tribunal Ambiental es el que tiene la facultad de resolver el fondo de esta controversia”, donde adujo que se deben exponer “los antecedentes, argumentos y pruebas, que se inclinen a favor o en contra de sus pretensiones. Allí podrán requerir del análisis de los informes que unos reclaman no examinados correctamente al dictar la RCA, y si esto requiere un Estudio de Impacto Ambiental. Dicho tribunal podrá requerir nuevos informes y todo lo necesario, a fin de llegar a la convicción de que el proyecto puede resultar nocivo o no para la comunidad”.

 

 

“ACÁ ESTÁN LOS CHANCHOS QUE SE ESCAPARON”
“Los invitamos a servirse sopa de moscas”, “Vendidos” y “Acá están los chanchos que se escaparon” fueron parte de los gritos que, conocido el fallo final, se ganaron los integrantes de la Comisión de Evaluación Ambiental que rechazaron la solicitud de la Codepra. Varios de los insultos fueron directamente para Juan Ramón Godoy, a quien trataron de cobarde. “Intendente, mientras usted paseaba el fin de semana, nuestros hijos tenían que andar con matamoscas”, fueron parte de las provocaciones.

En cuanto a la posición de cada uno de los integrantes de la mesa, la petición social fue aprobada por los seremis de Minería y Energía (s), Leonor Díaz; Salud (s), Maximiliano Díaz; Obras Públicas, Pablo Silva; Agricultura, José Guajardo; y Desarrollo Social, Claudia Díaz. En tanto, la petición fue rechazada, dando un nuevo vamos a la planta de cerdos, por los seremis de Transporte y Telecomunicaciones, Francisco Lara; Economía, Mauricio Carreño; Vivienda, Hernán Rodríguez; Medio Ambiente (s), Eduardo Tamayo, aparte del director nacional del Servicio de Evaluación Ambiental, Andrés León, y el voto del intendente que, al encabezar la instancia, dirimió el empate.

“Nosotros entendemos que esto es parte de un proceso ambiental, del cual hemos participado, cumpliendo las normas ambientales y las leyes. Obviamente no estamos contentos con reacciones así. Entendemos las posturas de todos los lados, que todos tienen derecho a pronunciarse y a establecer su punto de vista. Respetamos eso y también esperamos que nos respeten”, manifestó Cristian Kühlenthal, gerente general de la empresa.

Por su parte, Óscar Anwandter, presidente ejecutivo de la Codepra, adelantó que recurrirán a todas las instancias posibles para impedir la materialización del criadero de cerdos. “Seguiremos agotando todas las instancias legales. Entre ellas, estudiamos ir al Tribunal Ambiental. Lo que está claro es que este proyecto no tiene consistencia. Desde el punto de vista medioambiental, es perjudicial y negativo para las comunidades aledañas a su instalación y haremos lo imposible para que esta iniciativa jamás se lleve a cabo. Y en caso de que en algún minuto llegue a concretarse, efectuaremos todas las diligencias necesarias para evitar que contaminen”.

Sobre las razones para no acudir antes al Tribunal Ambiental, esgrimió que consideraron que la comisión daría peso a la exigencia con que la comisión aprobó en enero de 2014 la RCA, requisito que después fue revocado por el SEA. Éste consistía en que la empresa plantaría eucaliptos que pudieran alcanzar los diez metros de altura, cuyas raíces, al ser igual de profundas, probarían que el terreno podría absorber los riles -fecas y orinas- generados por la iniciativa, aparte de evitar que los malos olores se expandieran. El requerimiento fue bajado a tres metros por el SEA.

“Él (Juan Ramón Godoy) se basó en el informe del director nacional del SEA, quien decía que el proyecto tenía problemas para ser invalidado por asuntos legales. No hizo un estudio profundo. Los seremis que votaron hoy a favor de nuestra solicitud, sí vieron las inconsistencias de la propuesta del criadero”, advirtió. En cuanto a si se busca evitar problemas legales con la empresa, Óscar Anwandter contestó con un “imagino que ése es el motivo. En el fondo, temen a represalias desde el punto de vista legal”.

El consejero regional por Cardenal Caro, Bernardo Cornejo, fue otro de los que estuvo presente durante la sesión, poniéndose del lado de los detractores de la planta de porcinos. En su opinión, “el voto del intendente es grave, porque dirimió a favor de MaxAgro, en perjuicio de una comunidad entera. Privilegió un criadero de cerdos, en una zona con aptitudes netamente turísticas y silvoagropecuarias. Esto, con todo el daño colateral que significa para la salud de las personas y la sustentabilidad, porque el agotamiento de los acuíferos y del agua es grave cuando estos proyectos se instalan. Eso significa que la iniciativa se tomará toda el agua de dos comunas como Litueche y La Estrella. El intendente debe renunciar al cargo. En su actitud, no está representando los intereses de la región”. Sobre el empate en la comisión, dirimido por la máxima autoridad en O’Higgins, sentenció: “Eso da cuenta de que no tiene capacidad de conducción. Por lo mismo, debería renunciar”.

 

 

 Intervención del seremi de Salud (s), Maximiliano Díaz
“Algunos factores sanitarios ambientales no fueron lo suficientemente abordados, generando dudas razonables respecto de la eliminación o control de elementos o agentes. Estos pueden afectar la salud o el bienestar de habitantes de sectores cercanos a la realidad económica a realizar (…) Resulta relevante la condición del suelo, cuya característica de baja absorción puede afectar las fuentes de agua para el consumo o esparcimiento humano. Por otra parte, nuestra región es conocedora de los efectos producidos por los olores generados en la producción porcina. Es por ello que considero de gran relevancia que aquellas medidas de control y mitigación del mencionado factor, sean sometidas a una exhaustivo evaluación. A la luz de los antecedentes, existe gran incertidumbre en esta materia. Es atendible el argumento que, debido a las características del suelo, la cortina vegetal no alcanzaría un desarrollo para cumplir su objetivo, cual es evitar molestias a la comunidad y, por lo tanto, impedir que afecte el bienestar de las personas”.

 

Intervención del seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Rodríguez:
“Entendiendo que la solicitud de invalidación es un pronunciamiento acerca de la forma de aprobación de la RCA respectiva, más que sobre el fondo del proyecto y que, a la vez, no existe acto contrario a derecho que justifique la invalidación solicitada, nuestro voto es rechazar la invalidación solicitada”.

 

 

 Diputado Sergio Espejo
“Vamos a pedir que esta resolución se revise en el Tribunal Ambiental, donde esperamos que pueda ser invalidada”, adelantó el diputado Sergio Espejo, agregando que solicitará a Contraloría que analice en detalle el procedimiento. Lo anterior, pues arguyó que, mediante esta instancia, el SEA tramitó esta solicitud de invalidación. “Tenemos serias dudas de que se haya actuado con estricto apego al derecho”, aseveró.

“Esta decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental desconoce la brutal escasez de agua que enfrentamos en las comunas del secano de la región, que van a verse amenazadas por la instalación de un plantel de cerdos como este, y constituye un retroceso a la declaración de zona de interés turístico del Lago Rapel. No se entiende declarar zona de interés turístico a un lugar donde luego se meterán 100 mil cerdos y que se transforme en un espacio invivible para el turismo y para el desarrollo”, explicó.

 

 

Alcalde de Las Cabras, Rigoberto Leiva
“Lamentamos mucho lo sucedido, ya que los seremis de Medio Ambiente y de Economía tienen que ver precisamente con el desarrollo productivo. El hecho de que en esta oportunidad no nos hayan apoyado, afectará a la localidad de Pulín, a la comuna de Las Cabras y al Lago Rapel. Vamos a terminar con el desarrollo turístico y me extraña que no hayan tomado en consideración el tremendo daño que provocaría para nuestros adultos mayores y niños”.

 

 

 Intendente
Terminada votación, el intendente Juan Ramón Godoy declaró que, si la Codepra desea seguir otras acciones para impedir la ejecución del proyecto, “el paso que viene es que el Tribunal Ambiental (sea quien) califique, porque la RCA de 2014 y los informes técnicos no han cambiado. Eso es lo que se pide evaluar”, sentenció. “Me parece que eso es lo pertinente. La propia Codepra instaló esto judicialmente, y la corte estableció que el órgano competente es el Tribunal Ambiental. En éste, la Codepra podrá pedir que revisen los informes de agua, la situación arbórea y todos los cuestionamientos al proyecto. Aquí (en la comisión) se actuó y votó respecto a la sugerencia técnica y legal que hace el SEA a los miembros de la mesa (que no se puede invalidar la RCA). En base a eso, respetando la ley e institucionalidad, es que rechacé la solicitud de revocación”.

 

 

Ex intendenta lamenta la decisión

A través de su cuenta en Facebookm, la ex intendenta Morín Contreras también quiso manifestar su rechazo al resultado de la votación. “Insistir en que se instale un plantel de cerdos en el sector de Pulín, en la comuna de La Estrella, es un atentado ecológico que afectará a las familias que viven en esa comuna, pero sobretodo el turismo en el Lago Rapel. ¿Querrán ir a vacacionar cuando todo esté lleno de moscas y hediondo a chancho?”, señaló la otra autoridad.

 

 

Related posts

Top