Nueva herramienta de medición lectora será puesta a prueba en O’Higgins

fondef 1

Más de 300 niños de Requínoa , así como de las regiones Metropolitana y de la Araucanía participaran de esta investigación liderada por el académicos español Juan José Navarro e impulsada por la U. Autónoma de Chile. La idea es generar una herramienta de medición que permita diagnosticar y solucionar los problemas de lectura en los menores del país.

 

 

IRENE PADILLA

Hace años en nuestro país se discute la necesidad de una educación que aborde de manera efectiva la lectura, parte fundamental del proceso cognitivo del ser humano, que cada año queda demostrado en el Simce que en Chile está completamente al debe. Según los resultados de esta y otras pruebas como la internacional PISA, los chilenos no sabemos leer con fluidez, no entendemos lo que leemos, no sabemos sacar conclusiones ni inferir ideas; un problema que a todos trae más de una complicación en colegios, educación superior y en la vida laboral.
Por ello se hace necesario conocer el problema de raíz y buscar soluciones desde las bases en la educación básica, en este escenario nació el proyecto financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) de Conycit, llamado “Evaluación adaptativa de procesos lectores como herramienta para la inclusión”, investigación impulsada por la Universidad Autónoma de Chile, el cual será liderado por el académico español y Phd. en Ciencias , Juan José Navarro.

El proyecto de investigación, que será aplicado en colegios de la comuna de Requínoa -entre otros establecimientos del país- según cuenta Juan José Navarro, pondrá a prueba una nueva herramienta de medición lectora, un sistema que busca detectar todos y cada uno de los problemas que puede tener un menor al momento de leer, y al mismo ofrecer soluciones a aquellos aspectos más débiles.

“El proyecto surge como respuesta a un problema educativo, a propósito de las limitaciones que hoy presentan los sistemas de evaluación convencionales que se aplican. A menudo la práctica escolar se ha focalizado en el uso de pruebas diagnósticas de carácter más bien estático, adoptando, en mayor o menor medida, un modelo de evaluación estandarizada y dirigido esencialmente a valorar el producto de la comprensión”, cuenta Navarro quien agrega que el nuevo sistema de medición “incluye la mediación y valoración del evaluador, y permitirá registrar la secuencia de acciones realizadas y los tiempos de ejecución. Su aplicación permitirá obtener información adicional a la ofrecida por pruebas estáticas, información relativa tanto a: los niveles de dificultad mostrados durante la resolución de distintas tareas y tipo y grado de apoyo requeridos para resolverlas con éxito. En este sentido, el dispositivo permite la individualización del proceso de evaluación, lo que no impide que puedan establecerse parámetros que permiten la comparabilidad entre los resultados mediante el uso de métodos derivados de la Teoría de Respuesta al Ítem. De este modo, la información ofrecida contemplaría datos sobre ayudas y mediaciones que se habrían mostrado eficaces durante el proceso, lo que permitiría inferir pautas de intervención exitosas y orientadas a la mejora que pueden ser implementadas por el profesorado”.

Navarro detalla que a diferencia de pruebas estandarizadas como Simce, esta herramienta podría entregar información mucho más completa del grado de avance de los niños en lectura: “las pruebas estándar de lectura y comprensión ofrecen para estos estudiantes una información muy limitada, que se centra en los déficits que estos sujetos manifiestan para dar cuenta de los ítems propuestos y que, habitualmente, sólo sirve al propósito de constatar sus bajos resultados. Es decir, esta información no arroja luz sobre las dificultades específicas que manifiesta el estudiante durante la actividad y difícilmente puede orientarse hacia la mejora de los procesos de aprendizaje”. Por eso el académico resalta que la herramienta de medición que buscan implementar marcará la diferencia respecto a lo ya existente en sistemas de medición “este será un dispositivo adaptativo/dinámico de evaluación en soporte informatizado, que contempla distintos procesos implicados en la lectura, distintos niveles de dificultad asociados a cada ítem de la prueba, así como diversas pautas de mediación en función de las respuestas que durante la ejecución de las tareas va ofreciendo el estudiante (…) este permitiría ofrecer información adicional relativa tanto a los niveles de dificultad que muestra el estudiante durante la resolución de distintas tareas, como al tipo y grado de apoyo que éste requiere para resolver con éxito las tareas, otorgando a este modelo evaluativo su carácter de evaluación orientada a la intervención”, sentencia el experto.

 
REQUINOA COMO CENTRO DE PRUEBA

El proyecto Fondef se realizará en las regiones del Libertador, la Araucanía y Región Metropolitana. Cuenta con el apoyo de la Corporación Municipal de Educación de Requinoa, Corporación Municipal de Educación de San Miguel, la Asociación Chilena de Municipalidades y el Ministerio de Educación. Así mismo, las universidades que participan en el proyecto son la Universidad Autónoma de Chile, como institución principal, y la Universidad de La Frontera. El equipo de investigación contará además con investigadores de la Universidad de Sevilla, Universidad de Málaga, Universidad de Almería, y Pace University.
“Se estima que puedan participar al menos seis colegios de Requínoa, siendo el universo de estudiantes que participarían del estudio en esta región de unos 350 aproximadamente. El estudio se llevará a cabo con estudiantes entre 3° y 6° año de Educación Básica, mientras el número total de estudiantes que participarán del estudio en las tres regiones se estima en 700”, concluye el director del proyecto Juan José Navarro.

Deja un comentario