Comenzó operativo para convertir el antiguo Hospital en sede de la U. de O’Higgins

hospital 1

 Durante la semana pasada, tanto rectoría de la institución de educación superior, como el Servicio de Salud de O’Higgins, dieron algunos detalles del proyecto que entrega parte del complejo hospitalario a la Universidad regional. Según las proyecciones que se manejan, el 2018 la nueva sede debería albergar al menos 2.500 alumnos.

 

 

IRENE PADILLA / FLOR VASQUEZ
FOTO: Nico Carrasco

 

 

De manera coordinada, el Servicio de Salud O’Higgins junto a la Universidad regional están trabajando en la conversión del futuro ex Hospital en uno de los campus más importantes del plantel. Se trata del campus Rancagua, el cual albergará el Instituto de Ciencias de la Salud que proyecta la casa de estudios.
Durante la semana pasada dos hitos marcaron el inicio de este operativo: por un lado, se oficializó la recepción de obras del nuevo Hospital Regional; en paralelo, el rector Rafael Correa explicó en los talleres consultivos para los nuevos estatutos de la institución, parte de su plan para la remodelación de uno de los edificios más emblemáticos de la región.
Pero esta historia venía de mucho antes. A finales de septiembre, exactamente el 28 de ese mes el Servicio de Salud O’Higgins y la Universidad llegaron a un acuerdo para traspasar la infraestructura hospitalaria al plantel durante este año. Serían más de 18 mil metros cuadrados construidos en pleno centro de la capital regional, uno de los sectores más caros del país y una oportunidad que Correa no quería desperdiciar oficializando la donación pocas semanas después.
Luego, durante sus negociaciones con el Ministerio de Hacienda, el Rector solicitó 10 mil millones de pesos a la Dirección de Presupuestos para la conversión de los viejos edificios en unos más modernos y apropiados para sus nuevas funciones. El académico explicó que “nadie le creía” que iba a poder obtener estos recursos en un año de ajuste presupuestario; sin embargo, la sorpresa y la alegría fue general en su equipo cuando el 30 de diciembre el Gobierno y en específico el Ministerio de Educación confirmó la entrega para 2016 de 4.600 millones de pesos, con el compromiso de una segunda entrega similar el año 2017, escenario que traerá consigo que la remodelación del edificio se haga en dos etapas de aquí a 2018, para finalmente acoger 2.500 alumnos cuando esté en plena capacidad.

 
CÓMO SE PROYECTA LA UNIVERSIDAD
hospital 3Fernando Troncoso, director del Servicio de Salud O’Higgins explica que “los módulos que estamos pensando para la Universidad son el A y el C. El A es el principal (conocido como hospital viejo) junto a la dirección del Servicio, mientras, nosotros nos vamos al sector B (hospital nuevo)”. De esta manera la Universidad tendrá como parte de su patrimonio el edificio central que da a la Alameda, y el edificio que hoy alberga las oficinas del Servicio de Salud O’Higgins. Este último organismo tras el traspaso del hospital se cambiará al sector hoy conocido como “hospital nuevo”. Troncoso detalló que legalmente la entrega se realizará bajo los siguientes preceptos: “el hospital pertenece al Servicio de Salud puesto que los servicios somos autónomos y tenemos patrimonio propio. Lo más probable es que lo entreguemos vía comodato por un periodo importante, al menos 50 años o un siglo, pensando que es un proyecto de largo aliento”.
Consultado el rector Correa sobre los plazos y el proceso de remodelación, enfatizó que estas obras se harán en dos etapas, una primera este año, la que deberá estar lista antes de la llegada de los primeros alumnos en marzo de 2017, y una segunda etapa que comenzará en ese mismo año para finalizar el 2018 con un ex hospital convertido en una moderna infraestructura universitaria.
Respecto a cómo se hará el proceso de remodelación, Pilar Mansilla, profesional de apoyo de la División de Educación Superior del Mineduc, asegura que los edificios se van a mantener estructuralmente, es decir el esqueleto del Hospital se mantendrá intacto, y las obras lo que harán será demoler diversos muros u otras zonas menores para permitir la conversión a una edificación completamente distinta.
Respecto a las condiciones en que se encuentra el hospital estructuralmente, el rector Correa insiste en que la estructura fue revisada por el IDIEM de la Facultad de Ingeniería de la U. de Chile organismo que ratificó que el edificio está en perfectas condiciones.
“El traslado del hospital se estima que debería estar terminado durante el mes de abril -afirma Correa al ser consultado sobre cuándo comenzará el funcionamiento – nosotros ya tenemos el diseño y estaremos llamando a licitación para el diseño de la remodelación, con una primera etapa que es la demolición de todos los pisos y en ese momento vamos a tener licitada la tercera etapa que es la construcción o las obras, de manera que muy apretadamente tenemos la esperanza de acelerar el proceso y tener disponibilidad en marzo de 2017 de la primera parte. Estamos conscientes que nada podemos garantizar, yo diría que en junio tendremos más claridad respecto a eso”.
Por su parte, el director del Servicio de Salud O’Higgins recalcó el compromiso existente en pos de que la Universidad sea un proyecto exitoso especialmente en el área de la Salud. “ El Servicio está extraordinariamente interesado en esta propuesta, porque creemos en el aporte sanitario que la Universidad le va producir a la región, trabajando, como estamos haciendo hoy, mano a mano, lo que es extraordinario. Vamos a formar personal de Salud, con egresados que se van a quedar en la región; que van a investigar en la región y que van a hacer acciones de extensión y de vinculación con el medio en el ámbito de la Salud”.

 

 

RENGO: EL ELEFANTE BLANCO VOLVERÁ A LA VIDA

RECUADRO  CAMPUS  RENGO
En rojo se puede apreciar el aulario, el edificio de 6 mil m2, que se sumará al existente en el campus Rengo de la UOH.

Más ambicioso aún que el campus Rancagua es el que la Universidad proyecta en Rengo. El ya conocido por todos edificio de El Chapetón se encuentra en condiciones de ser refaccionado, así lo confirmó la primera autoridad universitaria. Por ello, ya están en marcha junto al alcalde Carlos Soto y la Intendencia una serie de reuniones para organizar el diseño de este campus, que es dueño de 13 hectáreas de terreno en pleno centro regional por lo que se proyecta a futuro como el más grande de la institución.
En una primera instancia el rector Correa proyecta la construcción de un segundo edificio o aulario el cual tendrá un costo de al menos de 2.500 millones de pesos, y una dimensión de 6 a 7 mil m2. A eso se suma la remodelación de la infraestructura actual con la idea de que quede operativa. La ambición de Correa es que la reconstrucción de esta zona comience junto al proyecto rancagüino y que por tanto, este campus parta su funcionamiento también en 2017. Por ello, explica, aún no puede decir dónde exactamente iniciará las clases la institución. “No sé dónde va a empezar porque vamos a remodelar en paralelo este campus de Rancagua (y) el campus de Rengo; los echamos a correr juntos, lo único que sé es que en marzo de 2017 vamos a abrir ¿dónde? depende de qué estará más listo en esos momentos. Pero tengo que ver también con el alcalde de San Fernando el tema de la expansión de ese campus, porque la expansión de Rengo la he conversado con el alcalde y eso está bastante más adelantado ,pero la de San Fernando tengo que hablarlo con el alcalde. Lo importante es que el 2019 la Universidad va a estar de todas maneras en los tres lugares”. Correa tiene esperanzas en convertir Rengo en un campus modelo, con una parada de Metrotren llamada “Estación Universidad de O’Higgins” , y la futura creación de un centro experimental agrícola en los terrenos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, en esa misma comuna los que sumarían 15 hectáreas más a la sede universitaria.
Ahora, lo 3.500 millones que se necesitan para recuperar estructuralmente el campus Rengo serán solicitados al Gobierno Regional y de la aprobación de este ítem, lo que no es menor, dependerá parte del éxito del proyecto.
En el caso de San Fernando, Pilar Mansilla del Mineduc, detalla que aún no hay claridad respecto a los terrenos que posee como propios esta sede. Por ello, el plantel está en conversaciones con el municipio sanfernandino y con el Ministerio de Bienes Nacionales para aclarar este tema clave, ya que allí se necesita sí o sí aumentar la dotación de espacio construido ya que la infraestructura de algo más de 4 mil metros cuadrados, actualmente no es capaz de albergar más de 600 alumnos.

 

EL INSTITUTO DE CIENCIAS DE LA SALUD DE LA UOH

La Universidad de Chile y el Servicio de Salud O’Higgins, junto al Ministerio de Salud están en estos momentos comenzando a diseñar las carreras que se impartirán en el futuro Instituto de Ciencias de la Salud, como se le ha llamado transitoriamente.
El equipo que está siendo coordinado por la enfermera Pilar Planet, tiene como objetivo dar vida a una serie de carreras que busquen entregar la última tendencia en formación pero al mismo tiempo generar egresados con un fuerte sello de servicio público.
Entre las disciplinas contempladas se encuentra Medicina, Enfermería y Terapia Ocupacional, pero esta no será una Facultad de Medicina, sino el primer instituto interdisciplinario de Salud de Chile, por lo tanto, su desarrollo del conocimiento se mezclará fuertemente con otras áreas de la institución como Pedagogía o Agroindustria.
Para ser un aporte a la Sexta Región se proyecta que el Instituto tenga como campos clínicos de sus estudiantes la red asistencial de O’Higgins, en especial las postas y consultorios de las comunas más alejadas, con tal que los jóvenes se empapen del valor del trabajo en el sistema público de salud desde los primeros años de estudio.

 

Deja un comentario