Editorial: Evitar los incendios forestales es tarea de todos

Luis Fernando González
Sub Director

 

Lamentablemente este año comenzó como se temía, los incendios forestales han complicado a nuestra zona, cuando aún faltan varias semanas de altas temperaturas y con ello el riesgo siempre latente de nuevos siniestros. Por ello, es muy importante que los habitantes y visitantes de las tres provincias comiencen a prepararse desde ya para evitar la ocurrencia y propagación de estos hechos tan dañinos para nuestros suelos.
La Región de O’Higgins tiene graves problemas de erosión de suelos, los que afectan principalmente a la precordillera (Cachapoal y Colchagua) y al sector del Secano Costero en la Provincia de Cardenal Caro. Las principales causas de este fenómeno son el proceso natural de desertización y la desertificación causada por el hombre; esta última se debe principalmente a la desforestación, al mal uso de aguas y al fuego, ya sea por quemas agrícolas o de los tan perjudiciales incendios forestales.
Es sabido por todos que los incendios forestales son, en su gran mayoría, causados por el hombre. Ya sea casualmente –por no apagar bien las fogatas, por botar vidrios en zonas combustibles o por botar colillas de cigarros en terrenos con masiva vegetación inflamable-, o simplemente por personas que intencionalmente buscan provocar estos siniestros, el fuego provoca graves daños en suelo y subsuelo de nuestra naturaleza. Si el calor se suma a vientos y pendientes –principalmente en las tantas cadenas montañosas de nuestra zona-, los resultados habitualmente son muy dañinos.
Los incendios forestales provocan daños económicos y materiales, pero por sobre todo, destruyen el espacio físico natural que hemos heredado y que estamos entregando a las próximas generaciones. Es de esperar que nosotros, como sociedad, tomemos conciencia del daño que le hacemos al planeta, y no sólo esperemos que los abnegados funcionarios de Conaf y los voluntarios de Bomberos reaccionen para controlar estos verdaderos desastres provocados por los humanos a la naturaleza.

Top