Preocupación por propietaria de departamento que lleva dos incendios

2

La acusada vive sin energía eléctrica ni agua potable y es adicta a las drogas, entre ellas combustibles inhalables; esto sumado al uso de velas origina un grave riesgo. Tras el último incendio ocurrido la semana pasada, la mujer se fue y no han podido arreglar los daños a los inmuebles afectados.

 
Felipe Alvear Silva
fotos: Nico Carrasco

 
Preocupación existe entre los habitantes del Condominio Aurora de Chile, ubicado en la intersección de Patricio Allende con Aurora atrás del Cementerio Uno en el centro de Rancagua, debido a que la semana recién pasada, el miércoles 13 de enero, voluntarios de Bomberos debieron concurrir a un incendio estructural en uno de los departamentos; el problema es que no era primera vez que ocurría.

3De acuerdo a lo denunciado a El Rancagüino por el vecino Juan Nauto, la mujer dueña del departamento del cuarto piso que se ha quemado en dos ocasiones durante los últimos años, y tal como fue informado por nuestro medio, es una conocida consumidora de drogas, que vive sin energía eléctrica ni agua, y habitualmente utiliza su departamento como “caleta” para otros consumidores. Esto ha provocado problemas como los incendios y ruidos molestos para los vecinos -en su mayoría adultos mayores-, pero también hechos delictuales como asaltos en las escaleras.

Tras el incendio del pasado miércoles, la mujer -que tiene órdenes de detención pendientes- se fue del lugar y no ha vuelto. Esto ha provocado otro problema para Juan Nauto, que no ha podido reconstruir completamente su hogar. “Si bien la municipalidad nos ha ayudado con materiales para arreglar el departamento, como no tenemos permiso para entrar al departamento de ella no podemos arreglarlo. Nadie nos quiere ayudar con ello, y ella no ha aparecido”, indicó el afectado, que espera la llegada de la mujer para poder solucionar su problema de no poder reconstruir el baño.

De acuerdo a lo señalado por los vecinos, la mujer sería consumidora de drogas, entre ellos materiales inhalables, y como no tiene energía eléctrica utiliza velas, lo que en mezclado es muy peligroso para ella y el resto. “Queremos que la saquen, porque a pesar de que es propietaria, ella es un peligro para nosotros”, indicó Juan Nauro, que debido a una enfermedad quedó con secuelas, y que el pasado miércoles 13 sufrió una asfixia debido al humo del incendio; por fortuna aquel día no estaba su esposa, que es no vidente.

Por último, y además de los problemas de seguridad que representan los drogadictos que van al departamento, vecinos reclaman que en algunas ocasiones los visitantes han orinado o arrojado sus excrementos por la ventana, situación que ha causado más que incomodidad en los afectados.

Deja un comentario