SAG descubre presencia de especie de lagartija en Región de O’Higgins

septentrionalis 3

Esta especie de los liolaemus ha sido investigada y se pensaba que estaba sólo del Maule a la Araucanía. Con esto nuestra región tiene una nueva especie endémica de nuestro país.

 

 

Felipe Alvear Silva

 

 

Las actividades de prospección y monitoreo de fauna silvestre que ejecuta el Departamento de Protección de los Recursos Naturales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la Región de O’Higgins, han ido entregado noticias muy positivas para la biodiversidad regional. Anteriormente, a través de estas investigaciones, ya fueron ampliadas e incluidas a nuestra región las distribuciones de los anfibios Alsodes Tumultuosus y Alsodes Montanus, especies que por mucho tiempo se creía habitaban sólo en la Región Metropolitana.

 

En esta oportunidad, el equipo de la Unidad de Vida Silvestre del SAG O’Higgins, realizó otro hallazgo importantísimo, que agrega otra especie de reptil que se creía no habitaba en esta región: se trata de Liolaemus Septentrionalis, o Lagartija Septentrional, especie endémica de Chile (es decir, sólo habita en nuestro país y en ningún otro lugar del mundo), y que hasta este hallazgo, sólo se creía presente entre las regiones del Maule y la Araucanía.

 

El hallazgo ocurrió durante una prospección de fauna ejecutada por el SAG en el sector Santuario de la Naturaleza Alto Huemul, Sierras de Bellavista, en la cordillera al interior de la comuna de San Fernando.

 

El equipo de profesionales del SAG, compuesto por Rhenzo Catalán, Humberto Torres y liderado por el coordinador regional de Vida Silvestre, Diego Ramírez, se internaron en el territorio cordillerano durante cuatro días para evaluar las características y biodiversidad del lugar, en donde, para su sorpresa, detectaron al reptil que habitaba las áreas periféricas del bosque de roble existente en el lugar.

 

“Las características vegetacionales del lugar, son propias de un bosque templado húmedo como los del sur del país, por lo tanto, sabíamos que existía el potencial de especies nuevas. Al descubrir los ejemplares de Liolaemus Septentrionalis, inmediatamente nos dimos cuenta que estábamos ante esta especie no descrita para nuestra región, y que además, presentaba los mismos diseños y patrón de comportamiento que las especies descritas para el sur, habitando el sotobosque de la roblería, y con una abundancia relativa media, lo que implica que la población del sector está muy saludable y en buenas condiciones” señaló Diego Ramírez.

 

Ante la relevancia del hallazgo, de vuelta de la actividad en terreno, Ramírez contactó al reconocido herpetólogo nacional Jaime Troncoso, y en conjunto decidieron escribir un artículo para la prestigiosa revista científica argentina Cuadernos de Herpetología que es el referente sudamericano en materia de Anfibios y Reptiles. Dicho artículo se titula “Liolaemus septentrionalis Pincheira-Donoso & Núñez, 2005 (Squamata: Liolaemidae): Primer registro en la Región de O’Higgins, Chile” y ya fue publicado en el medio. (http://ppct.caicyt.gov.ar/index.php/cuadherpetol/issue/view/85)

 

Ramírez sostuvo que “esta publicación, es la herramienta formal que nos permite incluir a esta especie dentro de los reptiles que habitan nuestra región, lo cual es importantísimo, ya que el siguiente paso es evaluar su estado de conservación, y con estos elementos, exigir medidas de mitigación para su conservación ante cualquier actividad humana o proyectos que pretendan intervenir el área en donde esta habita, a través del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental que se aplica en el país”.

 

Estas investigaciones del SAG están demostrando que la Región de O’Higgins, tal como lo sostiene la literatura internacional, está inserta dentro de uno de los 24 hotspots (puntos importantes) de biodiversidad del mundo, es decir, áreas del planeta en donde existe una gran concentración de especies endémicas, únicas para el mundo y con una alta tasa de amenaza, es decir están vulnerables o en peligro de extinción debido principalmente a la fragmentación de sus hábitats.

 

Paula Silva, encargada regional de Recursos Naturales del SAG, concluyó que “la riqueza de la biodiversidad de nuestra región, en la que se encuentran cuatro especies de reptiles que habitan sólo aquí en nuestro territorio y en ningún otro lugar del mundo, es decir, son endemismos regionales, debe ser considerada como un patrimonio natural invaluable, y la comunidad debe sentirse orgullosa de contar con este privilegio natural, y comprometernos a la protección y conservación de nuestras especies de flora y fauna para el futuro y bienestar de sociedad”.

 

septentrionalis 3

Deja un comentario