Mala aplicación de líquidos vitrificantes provocó emergencia química

2

El departamento fue tratado para vitrificar el piso, pero después quedó cerrado, sin la necesaria ventilación. Ocho personas presentaron principios de intoxicación, dos de ellos adultos mayores.

 
Felipe Alvear Silva
fotos: Héctor Vargas Astudillo

 
1Ocho personas con principios de intoxicación y 15 evacuados, fue el saldo de una emergencia química ocurrida durante la mañana de ayer jueves en el edificio Empart, ubicado en la intersección de las calles Cuevas y Alcázar, en el centro de Rancagua.

 

De acuerdo a la información entregada, el hecho ocurrió en un departamento que estaba en mantenimiento, lugar donde utilizaron resina sintética para vitrificar el piso, y cerraron. Producto de ello, bajó el nivel del oxigeno, lo que provocó la emergencia. De inmediato se hizo presente en el lugar el equipo de peritos de la unidad Hazmat de la Primera Compañía Rancagua, más la unidad de rescate de la quinta compañía y los zapadores de la cuarta compañía.

 

Producto de la emanación de gases tóxicos producidos por el químico, ocho personas tuvieron que ser atendidas por personal del SAMU, entre ellas dos mayores de edad. Además, y por precaución a que la emanación empeorara, personal de Bomberos, Carabineros, de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud y de la Onemi realizaron una evacuación preventiva de las personas que a esa hora estaban en sus departamentos.

 

“Los moradores llamaron para señalar que sentían malos olores, mareos y otros síntomas. Se hizo presente la unidad Hazmat con la unidad de rescate de la Quinta Compañía, encontrando en el lugar productos vitrificantes de pisos, como diluyentes y barnices, que son altamente corrosivos y que afectan a la población. El departamento estaba cerrado, sin ventilación, lo que bajó la atmósfera de oxígeno. Esta aplicación (vitrificante) es altamente irritante, por ende se debe hacer con una ventilación adecuada”, señaló y explicó el comandante del Cuerpo de Bomberos Rancagua, Juan Carlos Ponce.

Deja un comentario