Rancagua se alista para abrir las puertas a nueva cancha de Parkour

4
  • En  los terrenos del complejo deportivo Patricio Mekis, se ubica la recién construida pista de obstáculos donde los jóvenes de la comuna podrán practicar la acrobática disciplina deportiva.

 

Por Juvenal Arancibia D.
Fotos: Marco Lara.

La disciplina deportiva y no competitiva del Parkour o también conocida como Free Running, tiene sus orígenes en Francia a finales de los 80 y principios de los 90, donde sus practicantes conocidos como “traceurs” utilizan el paisaje urbano como una pista de entrenamiento, donde detenerse no es una opción, combinando una serie de movimientos acrobáticos como saltos, piruetas y mucho equilibrio a fin de llegar desde el punto A a el B sin detenerse en ningún momento.

Esta disciplina tuvo su auge en el mundo ya entrados en el nuevo milenio y con la ayuda de la plataforma Youtube la que mostraba las proezas físicas de los arriesgados deportistas escalando murallas de edificios y saltando desde balcones de más de 5 metros de altura sin que los traceurs sufrieran ningún tipo de lesión, por lo que capturó inmediatamente la atención del mundo entero.

En Chile en tanto y en Rancagua en particular, el Parkour sumó sus primeros adeptos en el 2005 pudiendo ver a algunos jóvenes, en su mayoría, practicando piruetas y saltos combinados con carreras a toda velocidad, pero no fue hasta el 2008 en que se oficializó la primera agrupación de traceurs rancagüinos, teniendo como campo de prácticas a los terrenos del Parque Koke, al poniente de la ciudad.

Paradójicamente, el camino de los jóvenes de la agrupación se vio constantemente bloqueado por un grupo de vecinos que, según la versión de los deportistas, no veían con buenos ojos la utilización del parque para realizar sus entrenamientos, montando una campaña de desprestigio hacia la agrupación de Parkour. Por lo que los traceurs acusaron sentirse discriminados por esta especie de movimiento vecinal.

Marco Aguilera, Ingeniero Civil Mecánico y uno de los fundadores de la Agrupación de Parkour Rancagua, recuerda el tortuoso camino que debieron sortear, en conjunto con los demás deportistas, para poder practicar esta disciplina, asegurando que “tuvimos problemas con la gente, porque podría decirse que fueron egoístas y no quisieron que nosotros pudiésemos darle buen uso a ese espacio, el que se prestaba para la delincuencia y drogadicción” afirmó Aguilera.

En la misma línea, el deportista agregó “nosotros conversamos con la gente, le explicamos lo que pretendíamos hacer y pese a contar con todos los permisos, incluso haber realizado un estudio de impacto a los árboles del sector y hacer todo según la ley, la gente no nos entendió” Aguilera recordó “había un personaje en específico que hizo todo lo posible por echarnos, no entiendo todavía su motivación, tal vez habían razones personales o políticas” expresó.

Por otra parte, la agrupación de deportistas también aportó que incluso habían logrado el compromiso del municipio para ubicar luminarias en el parque y así mitigar el supuesto “foco de delincuencia” que habrían esgrimido los detractores del proyecto.

SIEMPRE EN MOVIMIENTO

Pese a todos los obstáculos que se presentaron, los jóvenes que en este momento superan con creces la barrera de los 200 miembros en su agrupación, tuvieron una ayuda desde el municipio el que les entregó una porción de terreno en el complejo deportivo Patricio Mekis, ubicado al inicio de Av. República de Chile. Es en este espacio que los jóvenes por fin podrán practicar con toda tranquilidad su pasión, sin miedo a ser reprimidos o bien desplazados.

Ubicado atrás de las canchas de arcilla donde se puede practicar tenis, los entusiasmados jóvenes dan los últimos retoques a lo que será en definitiva el primer parque público de Parkour en Rancagua y tal vez de Chile, esto pese a que previamente se había habilitado una cancha en los terrenos del Liceo José Victorino Lastarria y también en el 2013 se intentó habilitar un “Kour-Park” en el sector ruinas de Cumming en Valparaíso, iniciativa que no habría tenido un buen final.

Cabe destacar que este 11 de febrero, se pretende realizar la gran inauguración de este espacio trayendo a nada menos que a más de 50 exponentes mundiales del Parkour, donde se cuentan traceurs europeos, asiáticos y americanos, entre muchos otros.

De esta manera, los jóvenes deportistas de la comuna demostraron con creces que el Parkour no sólo puede ser catalogada como una disciplina deportiva, sino que además como un modelo de vida que enseña a no bajar la cabeza ante un obstáculo, y muy por el contrario, buscar la solución rodeando o bien elevándose por sobre la situación y así continuar mirando fijo hacia la meta.

Deja un comentario