El gran incendio forestal que afecta a Pichidegua

1

 

 

Luis Fernando González

Fotos: Héctor Vargas

 

 

Noches de terror han vivido los habitantes de Pichidegua, con impotencia vieron como – según el relato de los vecinos- una marea de fuego se acercaba peligrosamente a sus hogares. Mientras muchos arrancaban del desastre inminente, otros raudos subían hacia el cerro a tratar de salvar las viviendas.
El incendio forestal “La Torina” comenzó el domingo en la mañana, lejos del pueblo. Parecía desarrollarse como todos los años quemando arbolado y pastizales, pero un repentino cambio del viento hizo que la situación cambiará.
Vecinos de la población Santa Teresa describen que fue un verdadero infierno, “fue terrible para nosotros, en segundos quedó en nada el cerro”, relató Daniela Carroza.
La población, con muchas casas de madera, se ubica en pleno Pichidegua urbano, nace a los pies del cerro y baja suavemente hasta la avenida principal. El fuego empujado por el viento quemó varios árboles y fue detenido a centímetros de algunas viviendas. El arduo trabajo de bomberos protegiendo las viviendas apoyados por manos anónimas, “de personas que uno jamás había visto pero que llegaron en el momento de necesidad, con palas y baldes”, relató Victoria Rivera, fueron artífices del milagro.
En el sector de la multicancha de la citada población el fuego quemó árboles en el antejardín de una vivienda pero no afectó a la misma, piscinas plásticas ubicadas en los patios de las viviendas se convirtieron en improvisados estanques contra incendio. Desesperados los vecinos mojaban sus casas ante la verdadera lluvia de brazas que caía desde el cerro, al mismo tiempo que los niños y ancianos eran evacuados del lugar. Una noche de terror que esperan no volver a vivir, pero al mismo tiempo una noche de milagros ya que pese a la marea de fuego ninguna casa se vio afectada. Sólo una mediagua, ubicada ya en pleno cerro, pero que ya llevaba un par de años abandonada se vio consumida por las llamas.

 

AL OTRO DIA
Horas más tarde, a las 15 horas del lunes, cuando el incendio comenzaba a ser un mal recuerdo en pleno Pichidegua urbano vecinos anónimos al ver pasar a los periodistas nos detenían para resaltar el heroísmo de los voluntarios, que siguen atentos a la evolución del incendio que ayer lunes amenazó con acercarse a viviendas en el sector “Casas Viejas” y “Camarones”, al otro lado del cerro con relación a la población 21 de mayo, ya fuera del radio urbano de Pichidegua.   De similar concepto es el alcalde de la comuna Adolfo Ceron quien solo tuvo palabras de agradecimiento para los organismos de emergencia: “agradecer a Conaf, a la Onemi y a bomberos. A las personas de la comunidad que estuvieron trabajando en conjunto con los Bomberos de Pichidegua, sin ellos seguramente más de una casa se habría quemado. Agradecer especialmente el trabajo de bomberos”, señaló el alcalde quien aprovechó la instancia para hacer un llamado a la conciencia de las personas, para prevenir la ocurrencia de desastres naturales como el que hoy afecta a su comuna.
Durante la tarde de ayer el cambio del viento hizo que la situación se complicará, durante la noche una decena de Cuerpos de Bomberos de la región llegaron hasta el sector para proteger  viviendas.
Así lo informó el alcalde de la comuna, “ el día de ayer (martes), el fuego se tornó incontrolable hasta la madrugada, con riesgo de casas en sector “Casas Viejas” y “Camarones”, hoy con la ayuda del clima, bomberos, Conaf, helicópteros que se encuentran en el lugar la situación está más controlada”.
El alcalde además comunicó que actualmente no se está solicitando ayuda de ningún tipo, el municipio se está haciendo cargo de entregar alimentación a bomberos, además se destinarán dos equipos médicos para visitar a los vecinos que se hayan visto afectados por problemas respiratorios.

 

 
OTRAS PREOCUPACIONES
Pero lamentablemente la preocupación de los voluntarios no estaba solo en el incendio, muchos de ellos debían durante el día atender otras obligaciones, asistir a sus trabajos pese a la ardua noche de trabajo. En ese sentido Sebastián Vergara, segundo comandante del Cuerpo de Bomberos de Pichidegua hizo un sentido llamado a la comprensión de los jefes. “un llamado a los jefes a resguardar a sus voluntarios y que entreguen los permisos correspondientes para que podamos resguardar a la comunidad, porque en este momento lo necesitamos”, señaló. Durante la jornada de hoy los bomberos siguen prestos a concurrir a cualquier punto donde el fuego pudiese amagar a viviendas, al mismo tiempo camiones aljibes de los Cuerpos de Bomberos de Mostazal y San Fernando junto a camiones municipales y de Conaf apoyaban la labor de llenado de piscinas para que los helicópteros pudiesen recoger agua para seguir atacando el siniestro.

 

 

EL INCENDIO
A las 15 horas de ayer el incendio había consumido 556 hectáreas de pastizal y vegetación nativa, según señala via twitter el alcalde de la comuna Adolfo Ceron (@ComAdolfoCeron) al día de hoy(martes) se habían consumido ya 2 mil 500 héctareas.
El incendio aún está activo, explicó Jorge Peña González, Jefe Regional del Departamento de Protección Contra Incendios Forestales de Conaf, ”hoy no hay riesgo para la población. La situación está compleja, presenta actividad en varios de los sectores, pero estamos realizando los mejores esfuerzos para mantener contenido el incendio y que no aumente la superficie afectada”, señaló.
Explicó que si bien la jornada nocturna fue compleja, resalta que no hubo casas afectadas. “Ese es el sentido del trabajo bien organizado, se determinó al anochecer que las compañías especializadas de bomberos contuvieran el avance hacia ese sector y eso fue lo que se hizo”, explicó.
Ayer combatían el incendio 100 brigadistas de diversas unidades de la región, además una brigada de la región metropolitana y otra de la séptima. Además de la participación de la brigada de combate de incendio forestales del Ejercito con 40 efectivos. Además de los Bomberos de la comuna, de ser necesario para proteger a las personas escaladamente a los bomberos de Pichidegua se van sumando voluntarios del resto de la región.
La estrategia del incendio es contener los focos más activos que con el cambio de viento a lo mejor pudiesen acercarse a sectores poblados, “el primer esfuerzo es darle la tranquilidad a la ciudadanía que estamos conteniendo el incendio en esos sectores. Sí eso nos resulta en uno o dos días más podremos dar por extinguido el siniestro”, manifestó el jefe regional del Departamento de Control de Incendios Forestales de Conaf.
La Alerta Roja en Pichidegua se mantiene, el incendio se encuentra contenido pero activo y por el momento no amenaza sectores poblados. Es de esperar que las condiciones climáticas acompañen las labores de extinción de este siniestro.

 

Deja un comentario