Alcalde de Placilla y consejero de la región “en guerra” por precario estado sanitario de población

placilla3

– Napas contaminadas por aguas servidas se toman día a día los patios y calles de la Villa San Ignacio de Lo Moscoso. Mientras los vecinos esperan una solución, el alcalde Tulio Contreras y el consejero regional Mauricio Donoso, se enfrentan para entregar la mejor solución a los habitantes del sector.

 
IRENE PADILLA

 
Fue en el año 2011 cuando 60 familias recibieron las casas de la Villa San Ignacio ubicada en el sector Lo Moscoso de Placilla. A pesar de la solución habitacional que este hecho trajo a sus vidas, estas personas no sabían que el peor de sus problemas estaba brotando a sus propios pies: napas de agua casi a ras de superficie emergen hasta el día de hoy en invierno y verano, pero eso no es todo, ya que las napas se contaminan constantemente por las agua servidas vertidas por los vecinos, ya que el conjunto de viviendas fue entregado sin un sistema de alcantirallado, lo que hace que los habitantes de la zona vivan inundados en sus propios desechos biológicos.
La situación llevó a que Secplan del municipio presentara el año pasado al Consejo Regional un proyecto que buscaba una solución de emergencia, a través de la creación de un conjunto de drenes que permitieran evacuar las aguas contaminadas hacia una zona segura. Previo a la votación del proyecto, la Comisión de Infraestructura del CORE llegó hasta el sector para constatar en terreno que la zona requería lo que el proyecto puntualizaba. Tras analizar la propuesta en terreno, el Consejo rechazó el proyecto municipal, según el consejero Mauricio Donoso, porque este no contaba con la implementación técnica adecuada para combatir el problema que allí se producía. “El alcalde presentó un proyecto para hacer una especie de zanjas para que el agua escurriera, pero esto no es la solución definitiva, nosotros en ese momento le dijimos al alcalde que este no era el proyecto ideal porque generaría otro hoyo con aguas servidas, por lo tanto, prácticamente el problema de raíz no se iba a solucionar. El proyecto que le sugerimos para que presentara a la Intendencia era hacer una planta de tratamiento de aguas servidas, o sea, hacer un sistema de alcantarillado a esa villa y una planta de tratamiento al final y que por mientras pidiera fondos para contratar un camión que retirara el agua servida y la llevara a una planta de tratamiento”.
Según el alcalde de Placilla, Tulio Contreras, el proyecto presentado por el municipio estaba correctamente diseñado, y enfatiza que el rechazo de este por el CORE no fue más que “una jugada política” por parte de Mauricio Donoso. “Nosotros presentamos un sistema de emergencia con drenes que evacuaran las aguas servidas. En esta etapa, como emergencia, presentamos los drenes, después nosotros presentaríamos un proyecto de tratamiento de aguas servidas que estamos elaborando. El señor Donoso fue quien paralizó las obras diciendo que no era viable, cuando a él no le corresponde la parte técnica de un proyecto, un consejero puede votar en contra o a favor, pero no puede cuestionar la parte técnica y nuestro proyecto estaba listo para asignación de recursos”, aseguró.

 

Vecinos a la espera
El consejero Mauricio Donoso presentó este jueves un requerimiento a la Seremi de Salud O’Higgins con tal que la Villa San Ignacio de Placilla fuese decretada en estado de emergencia sanitaria. Según el consejero la desidia del alcalde para presentar un nuevo proyecto para el sector hace de esta una situación insostenible. “Fuimos a la seremi para solicitar una emergencia sanitaria debido al foco de infecciones que se genera ahí, estamos en pleno verano, los niños están expuestos a estos charcos, hay adultos mayores que pasan ahí todo el día, es un riesgo terrible así que vamos a ver si las autoridades sanitarias correspondientes de la región toman cartas en el asunto”.
Por su parte, el alcalde Contreras afirma que el municipio volverá a presentar el mismo proyecto de emergencia con drenaje que postuló en 2015. “El señor Mauricio Donoso rechazó ese proyecto y fue el único que lo rechazó, y por solo ese hecho no corresponde que se venga a mostrar como el salvador y como quien le dé solución al problema de la gente. El proyecto lo vamos a presentar nuevamente y me imagino que el señor Donoso lo va a rechazar porque hay intereses creados políticos en esto”. El jefe comunal agrega que “el consejero quiere crear en la conciencia de la gente que el proyecto no servía, apurando al Intendente, queriendo que él vaya a terreno, cuando esto debió haber estado construido porque eran fondos de emergencia que iban a asignar en ese minuto, pero el paralizó todo así que aquí el único responsable de que en San Ignacio nosotros tengamos aguas servidas es el consejero Mauricio Donoso”, sentenció el alcalde Tulio Contreras.

Deja un comentario