Encuentran partes de seis vehículos robados en desarmaduría de Rancagua

  • Personal de la SIP Rancagua y SEBV Metropolitana realizaron el operativo que terminó con dos detenidos. Además del número de chasis, Carabineros aconseja grabar la identificación en las ventanas.

Felipe Alvear Silva

Personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) de la Primera Comisaría Rancagua estaba trabajando en información recibida por vecinos del sector, que señalaban que en un taller mecánico de la Población Santa Julia, al parecer, estaban reduciendo automóviles. Con esta información, y con la ayuda de peritos de la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) Metropolitana comenzaron a trabajar en el caso.

Tras las diligencias investigativas, a eso de las 19 horas del lunes, los carabineros se dirigieron al domicilio ubicado en el sector surponiente de la capital regional, donde se encontraron con una desarmaduría con una gran cantidad de piezas de automóviles. Una vez en el lugar se entrevistaron con  el propietario del sitio, quien los autorizó para ingresar al taller, señalando además que su sobrino sería el encargado del desarme de dichos móviles.

Durante la revisión los carabineros pudieron detectar diversos vehículos que mantenías sus series identificadoras cortadas o borradas, no obstante a ello, se pude observar un chasis que mantenía su placa identificadora intacta a pesar de haber sido removido su número de chasis, lo que motivo a la revisión exhaustiva del personal especializado, determinado que dicha parte correspondía a un vehículo sustraído el año 2015 en Rancagua y que mantenía encargo vigente por robo.

De igual forma, al revisar el sitio se ubicó una gran cantidad de partes y piezas de vehículos ya desmantelados, siendo llamativo para los funcionarios del SEBV la gran cantidad de puertas de vehículos por lo cual se procedió a la revisión de ellas, percatándose que tres de ellas mantenían sus series identificadoras grabadas en los vidrios, por lo cual se revisó en el sistema de encargos de Carabineros, arrojando que correspondían a un automóvil con encargo por robo del año 2008 y que fue sustraído en la comuna de Macul.

En la misma revisión, se ubicó gran cantidad de pilares de automóviles, los cuales en su mayoría no mantenían el sticker adhesivo que indica el número de chasis. Otros que lo portaban, mantenían sus series borradas. A pesar de ello, algunos mantenían esta pieza gráfica completa, por lo cual personal policial verificó dichas series, arrojando que uno de los pilares mantenía encargo vigente por el delito de robo del año 2014 y fue sustraído en la comuna de San Bernardo. De igual forma, se detectó que dos de estos pilares mantienen encargo vigente por el delito de robo con intimidación más conocido como “portonazo”, uno del año 2015 y otro de enero de este año, ambos vehículos sustraídos en la ciudad de Santiago en las comunas de Maipú y La Cisterna respectivamente.

En razón a estos antecedentes se procedió a la detención del dueño del sitio donde funcionaba la desarmaduría y del encargado de la misma, dándoles cuenta de esto a la Fiscalía Local, quien instruyó que ambos detenidos pasaran a control de detención por el delito de receptación. Cabe señalar que el propietario de la desarmaduría presentó diversa documentación, correspondiente a algunos vehículos que se encontraban en desarme, no pudiendo justificar la existencia de los vehículos con encargo.

Related posts

Top