Año escolar 2016: ¿Cómo volver a clases y no sufrir en el intento?

foto principalll
  • Muchos padres se complican cuando se acerca la vuelta al colegio, y más aún cuando quedan muchos pendientes por hacer, desde la compra de útiles, libros y uniformes, hasta cómo acostumbrar a los niños a volver a dormir temprano.

 

Quedan pocos días para que los niños vuelvan a clases lo que, sin duda, puede volverse una tarea difícil tanto para padres como para hijos, pues dejar atrás las vacaciones y retomar la rutina diaria puede volverse un proceso nada de fácil. Para facilitar el regreso, Sodexo, empresa líder servicios de Calidad de Vida, entrega algunas recomendaciones para comenzar el año escolar de forma positiva.

“La vuelta al colegio considera distintos aspectos, tales como la compra de útiles y uniformes, la adaptación de horarios y la reincorporación de hábitos alimenticios saludables. Lo más importante es acompañar a los niños, para que sientan que toda la familia participa de este proceso, así se sentirán parte y querrán volver con más ganas, sin verlo como un sufrimiento”, comentó el Círculo de Nutricionistas de Sodexo.

Si bien todos los niños son distintos, por lo que sus tiempos y hábitos también lo son, hay consejos que pueden ser transversales a todos.

Una vez que los niños ya hayan vuelto al colegio, El Círculo de Nutricionistas de Sodexo aconseja promover las actividades extra programáticas. “Tanto el deporte como las artes, música, pintura o teatro, ayudan a que los niños no se concentren sólo en el estudio y las tareas. Los saca de la rutina, haciendo más llevadera la semana, además de potenciar otro tipo de aptitudes como la creatividad y la confianza en sí mismos”, concluye.

  • Hacer una lista de pendientes: Esto es útil para tener claridad sobre las tareas previas a la entrada al colegio, como la compra del uniforme, los útiles, la mochila, entre otros. El objetivo es tener un panorama completo sobre qué hay que hacer y qué pendientes son más urgentes que otros. Realizar esto con tiempo permitirá encontrar una mayor variedad de oferta en tallas y elementos.

 

  • Compartir las compras: Involucrar a los niños en la compra de sus útiles escolares y uniforme, en la medida de lo posible, lo que permitirá que se sientan parte del proceso. La idea es que no sientan que todo se les impone.

 

  • Contar historias: Una buena forma de hacer de este periodo más gratificante para los niños, es que los padres le cuenten historias entretenidas sobre cómo fue su experiencia en el colegio, qué es lo que más les gustaba, cómo lo pasaban con sus compañeros, etc. Compartir anécdotas y dar consejos puede entregarles seguridad a los pequeños, sobre todo si están sus primeros años escolares.
  • Junta con compañeros: En la medida de que coincidan los tiempos, una buena acción para que los niños se sientan con más confianza al volver a clases, es que se reúnan con algunos amigos a jugar previo a la entrada a clases. Esto les ayudará a familiarizarse con el ambiente.
  • Horas de sueño: Se recomienda que días antes de volver al colegio, paulatinamente, se retome el horario de sueño habitual de los niños, para que duerman al menos ocho horas y estén más descansados. Es normal durante las vacaciones desordenar esto horarios, pero es fundamental que previo al regreso, se ajusten. Por ejemplo, cada día se puede hacer que los niños se acuesten una hora más temprano y se levanten también una hora antes.
  • Alimentación saludable: Es bueno volver a la alimentación sana después de haber dado una mayor libertad durante las vacaciones. Comer mejor les dará a los niños más energía. Así, es fundamental poner ojo en dos momentos claves para los estudiantes: el desayuno y las colaciones. El desayuno, al ser la primera comida del día, les aportará importantes nutrientes para el rendimiento escolar durante la mañana. Éste debe estar compuesto por un lácteo descremado, más un carbohidrato -ojala integral- con acompañamiento, y una fruta. Por su parte, las colaciones pueden servir para reforzar hábitos alimenticios sanos en nuestros niños. Un snack nutritivo es aquel que considera porciones moderadas de alimentos, que pueden incluir opciones saludables como: frutas frescas, jugos de frutas naturales, frutas deshidratadas y frutos secos, sándwich en base de pan integral con palta, jamón, quesillo, ricota, pollo. También se pueden considerar los lácteos descremados.

Deja un comentario