Mauricio Carreño, seremi de Economía sobre Inacer 2015: “Nuestra región está haciendo un aporte significativo para mejorar las expectativas en Chile”

Hace algunos días atrás, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) anunció que la Región de O’Higgins fue la segunda que más creció a nivel nacional en el Indicador de Actividad Económica Regional (Inacer) durante 2015, después de la Región de Arica y Parinacota.

Según el estudio que comparó el crecimiento de las regiones respecto al 2014, la nuestra tuvo un alza de 5,3%, lo que se explica principalmente por el alza en la inversión en obras de ingeniería pública. Los sectores que más positivamente influyeron en el buen indicador fueron electricidad, gas y agua -producto de una mayor generación de energía hidráulica-, y el área de transporte y telecomunicaciones.

Sin embargo, durante el cuarto y último trimestre la región registró una baja de 0,8 %, principalmente debido al comportamiento que se dio en construcción en los últimos tres meses del 2014. También dicha disminución estuvo influenciada por la contracción en el sector silvioagropecuario, debido al bajo dinamismo de la fruta. Similar suerte corrieron los sectores de servicios financieros y empresariales, comercio, restaurantes y hoteles además de la minería y pesca.

Al respecto, el seremi de Economía, Mauricio Carreño, se mostró optimista al mirar al futuro. “Estamos convencidos que las oportunidades están allí para aprovecharlas, aún en medio del mal tiempo. Es por eso que trabajamos con esfuerzo sobre el borde costero, buscando soluciones en materia de pesca artesanal y recolectores de orilla. Además acompañamos a los comerciantes asociados en la bajada de la reforma tributaria, despejando dudas y mejorando la comunicación desde el territorio. Vamos a continuar con el trabajo que realiza Corfo y Álvaro Alegría al frente del Programa de Exportación de Hortalizas ‘HortiCrece’, que busca mejorar las condiciones auspiciosas que tenemos como región en este segmento productivo”, detalló el titular regional de Economía.

 

-A su parecer, ¿a qué se debe este crecimiento de la región reflejado en el Inacer regional 2015?

 

Los antecedentes que nos aporta el INE son bastante específicos, con lo que podemos establecer con certeza algunas causales. Cuando al inicio de nuestro gobierno se dejó ver la baja consistente en el panorama económico en estos años por el fin de un ciclo de los commodities, tomamos importantes iniciativas contracíclicas de inversión que están surtiendo efecto. Por ello en esta medición las obras de infraestructura pública impulsan fuertemente el Inacer. Además de dos sectores privados que en la región son potentes, tales como la producción de carnes blancas y el de producción de energía, con la puesta en marcha de varias centrales de pasada en altura, que aportan con energía limpia y renovable, en la línea que ha impulsado el Gobierno como metas de sustentabilidad al 2020.

 

-Pero los servicios ligados al sector turismo han venido a la baja, ¿por qué se produce esto?

 

En este Inacer ha quedado de manifiesto que tenemos mucho que avanzar en este aspecto, como mejorar las condiciones en que ponemos en valor los potenciales que tenemos como región en oferta turística, con diversos frentes que superan lo tradicional que es playa y sol, y en ese sentido este año vamos a realizar acciones concretas para invertir recursos públicos en promoción y participación de la región en foros especializados que nos permitan poner en un lugar relevante a la zona.

Punto aparte nos merece todo el trabajo que seguiremos realizando para que la región logre visibilizarse en ese mercado de seis millones de personas que tenemos al lado y que se llama Santiago, como destino de circuito corto, con panoramas entretenidos que permitan que nuestros visitantes tengan la experiencia de convivir con nuestra gente en medio de maravillosos paisajes.

 

-¿Cómo espera que se comporte este indicador Inacer a futuro?

 

La situación general nos habla de un escenario internacional difícil, con potencias mundiales que exhiben tasas de crecimiento conservadoras, que afectan el mercado de los commodities. Dicho esto, nuestro Gobierno, está activamente buscando los incentivos que ayuden a que los privados puedan aprovechar la racha alcista del dólar, mejorando las condiciones de las exportaciones, que para nuestra región es una política importante por nuestra estructura productiva. Y también debemos destacar que en O’Higgins ya se aprobaron en el primer mes de este año una inversión privada de casi 80 millones de dólares en producción de energía limpia y renovable a través de proyectos fotovoltaicos y centrales de pasada. A su vez el proyecto Recursos Norte de El Teniente el cual por casi quinientos millones de dólares, aporta una mejora en la producción de cara al momento en que el precio del metal mejore, cuando reiniciemos un buen ciclo de las materias primas.

Sabemos que la OCDE ha revisado a la baja las tasas de crecimiento en un escenario internacional difícil, pero nuestra región está haciendo un aporte significativo para mejorar las expectativas en Chile.

 

-¿Pero con un cobre a la baja, cree que se deberían postergar dichas inversiones en El Teniente?

 

No. Es el momento adecuado para hacerlo, porque debemos interiorizar que los commodities tienen ciclos, lo que significa que no tenemos por qué cegarnos en el momento actual, quizás no volveremos al superciclo que pasó con niveles en el precio inimaginables, pero las nubes pasarán y en ese momento debemos tener todo listo para sacar producción y seguir liderando como región y como país en el mercado cuprífero.

 

 

Top