Certifican que nuevo Hospital Regional cumple con normas de calidad del agua

2agua

La autoridad sanitaria certificó que el nuevo Hospital Regional Rancagua (HRR) cumple con los requerimientos sanitarios y normas de calidad del agua dentro de los parámetros permitidos para su utilización y consumo humano. Esta certificación “representa un paso más en la puesta en marcha que afina detalles para el arribo progresivo de funcionarios a partir del  próximo 22 de marzo”, señaló la Unidad de Comunicaciones de ese centro asistencial.

En tanto, el director del Servicio de Salud O’Higgins, Fernando Troncoso, señaló que “el edificio ha estado preparándose por largos meses respecto al proceso de cambio y ahora la Seremi de Salud hizo entrega de un informe que da cuenta que el agua del establecimiento está en los niveles, incluso por sobre la norma. Por tanto tranquilidad para todos, el agua en todas las líneas es utilizable. Aquella que se usa en procesos clínicos está en plantas de tratamientos como corresponde y la demás está disponible para el uso de cualquier persona”.

Por su parte, la doctora Sonia Correa, directora del HRR, indicó que “se hicieron mediciones en dos fechas distintas, en diferentes locaciones del hospital; además de una toma de muestras domiciliarias de la zona que está alrededor del hospital y demostró que el rango de cloro libre residual asegura que el agua está sanitizada y disponible para el consumo humano, dentro de los rangos permitidos. Esto es muy importante certificarlo y tenerlo claro para el tema del traslado al nuevo hospital, ya que como todo edificio nuevo, tenemos que probar cada uno de los sistemas”.

Guillermo Arias, ingeniero industrial a cargo del proyecto, resaltó que “nosotros tenemos que entregar un hospital sin contaminación en sus líneas de red de agua potable. Todo lo que está construido en la parte sanitaria está en base a normas del decreto 50, que tiene que ver con el decreto de instalaciones sanitarias, y la norma 409 que tiene que ver con la medida de calidad del agua, la que debe cumplir ciertos requisitos para poder beberse y utilizarse. Por tanto pasaron por análisis físicos, químicos y bacteriológicos para poder considerar que el agua es potable, lo que ya fue aprobado”.

El nuevo hospital ya cuenta con todas sus instalaciones sanitarias habilitadas, las que son nutridas por cuatro estanques de agua de almacenamiento, que en conjunto son 900 m3 de acumulación, los cuales están calculados para una carga completa para todos los servicios y los pacientes.

 

2agua

Deja un comentario