Deportes Santa Cruz y Colchagua:  Segunda División entra en tierra derecha pero con realidades opuestas para los de la región

colchagua
  • Se terminó la fase regular donde los Unionistas irán por la liguilla del título mientras que los de la Herrradura jugarán para zafar del descenso a Tercera.
Por: Ricardo Obando

26 fechas, 24 partidos en total. Así se completó la fase regular de la Segunda División Profesional en su temporada 2015-2016 donde para los elencos de nuestra región, el fútbol los dejó en situaciones muy opuestas y que deberán afrontar a partir del próximo fin de semana.

Tanto Deportes Santa Cruz como Colchagua CD iniciaron su camino de reinserción en el profesionalismo pensando primero en mantener la categoría. Lo que vendría luego era solo sumar o sino ir de lamento en lamento. Justamente, las realidades de ambos en un torneo que conformó a Unionistas y dejó lleno de tormentos a los de la Herradura.

El conjunto santacruzano, que comenzó el certamen con José Díaz como director técnico, poco a poco mostró que podía hacer cosas importantes. De visita, sólido, de local, ahí no más. Los pocos puntos que  logró como dueño de casa le costaron el puesto al ex jugador de Universidad de Chile y la dirigencia del club ligada muy de cerca al portero del Barcelona, Claudio Bravo, decidió traer a un experimentado entrenador para hacerlos despertar. La apuesta, dio resultado. Gustavo Huerta tomó la banca del cuadro de la calle Claudio Cancino y con un 63 por ciento de rendimiento los metió en la disputa por el ascenso. A pocos días de comenzar la liguilla que entrega el único cupo para llegar a la Primera B, Santa Cruz está metido de lleno en la pelea, a cinco unidades de los punteros (41 contra 46), y esperanzados de poder quedarse con el premio mayor.

El propio DT, expuso en la última fecha de la regular que “el buscar los partidos es nuestra premisa, ir a buscar independientemente del rival. Nuestra propuesta está súper clara”.

A su vez sentenció que, de aquí para adelante, “tenemos la ilusión de alcanzar a los punteros, no es fácil, tenemos un plantel corto y además lesionados. Dentro de eso, tenemos los argumentos para lograr algo lindo al término del campeonato”.

Finalmente, Huerta comentó que están satisfechos pero “una cosa es alegrarnos por clasificar a la liguilla pero es un paso, nos quedan 10 partidos y tenemos que entregar todo para alcanzar a los equipos que están arriba nuestro”.

POR LA REDENCIÓN

En la otra vereda está Colchagua CD. Los sanfernandinos terminaron penúltimos con tan solo 17 unidades y un pobre rendimiento del 23 por ciento, números de descenso sin lugar a dudas.

Claro está que, tras iniciar de buena forma el torneo, el conjunto blanco se fue desinflando, los problemas de indisciplina y falta de gol le pasaron la cuenta y terminaron por un cambio de entrenador a mitad de camino. Raúl González volvió a inferiores y tomó el banco Eduardo Cortazar. El experimentado estratega quería levantar el barco pero tampoco logró mucho. Un triunfo, un par de empates y nada más. Fue así como el ex Green Cross Temuco tuvo que renunciar y nuevamente González se hizo cargo. Una victoria, un empate y dos derrotas es su cosecha en esta segunda parte y “Maná” se tiene confianza en que lograrán el milagro de mantener la categoría.

Hoy, a días de iniciar la liguilla, los de la Herradura están a once puntos de alcanzar al último elenco que se mantendrá en la serie restando por disputar 36 puntos. Es decir, será una tarea titática teniendo en cuenta que posee un plantel muy corto y sin atacantes de peso.

Deja un comentario