Para alertar por tsunamis: Licitarán proyecto para instalación de sirenas en borde costero

Bucalemu
  • Además ONEMI y SHOA presentaron actualización de protocolo conjunto con nuevas medidas preventivas ante tsunamis.
Fernando Ávila Figueroa

El pasado lunes, el  director Nacional de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, ONEMI,  y el director (s) del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), capitán de Navío Enrique Silva, presentaron la versión actualizada del protocolo conjunto, el cual establece los cursos de acción por parte de ambas instituciones ante la ocurrencia de sismo de campo cercano o lejano, y que implique variaciones en la zona marítima, pudiendo generar un tsunami en las costas chilenas. Por lo que apunta a entregar instrucciones más específicas respecto a cómo responder ante la posible ocurrencia de un tsunami.

Entre las modificaciones reflejadas en la nueva versión del documento firmado por ambas instituciones, se establece el Estado de Precaución que es emitido cuando existe la probabilidad de que se genere un tsunami menor, es decir, probabilidades de olas de entre 30 centímetros y un metro generadas por un sismo leve o sismos muy lejanos.

A través de la actualización de este protocolo se ratifican las coordinaciones, responsabilidades y lineamientos comunicacionales que deberán seguir, tanto el SHOA como ONEMI, ante una eventual situación de emergencia para eventos de tsunami en costas chilenas.

En relación a lo que pasa en la Región de O’Higgins, actualmente se ha realizado una inversión importante en materia de seguridad, como lo que posee la ONEMI, con tecnología de alta complejidad que puede desplazarse y comunicarse ante cualquier eventualidad. Además existirá la instalación de alarmas en el borde costero, un centro sismológico que a nivel nacional se encuentra funcionando, lo que permite entregarles seguridad a las personas.

Nuevas alarmas    

En conversación con la directora Regional de Onemi, Alejandra Riquelme indicó que en relación a las sirenas en el borde costero de la Región de O’Higgins, estas aún no están instaladas, proyecto que fue aprobado el año 2015, pero que se encuentra en etapa administrativa. Se estima que este mes de marzo se licite el proyecto que comprenderá la instalación de 18 sirenas ubicadas en las distintas localidades costeras de la Región de O’Higgins.

La idea es que a finales de 2016 estén instaladas las 18 sirenas del borde costero,   proyecto denominado Sistema Integrado de Alerta de Tsunami, aprobado por el Gobierno Regional por un monto de  mil 696 millones 511 mil 431pesos.

Riquelme agregó que se ha ido avanzado en la implementación de la red de emergencia regional de telecomunicaciones, la que es digital y permite estar comunicado con todos municpios de la Región, en especial de Cardenal Caro, así como con Bomberos, Municipios, y Hospitales.

Esta red se prueba todos los días  durante dos veces, lo que genera una comunicación diaria y permanente. Esto permitirá entregar, si el caso lo requiere, las indicaciones para alguna evacuación preventiva o alerta de tsunami si así corresponde.

Alejandra Riquelme añadió que durante los meses de enero y febrero estuvieron realizando algunos trabajos en municpios y gobernación para sociabilizar el nuevo estado de precaución  que incorpora el protocolo ante la probabilidad que se gene un tsunami menor, con olas que pueden ir desde los 30 centímetros, lo que implica que se debe definir una zona de precaución que debe ser de los 80 metros desde la línea de costa.

En el caso que se declare esta zona de precaución, ONEMI debe pedir que se abandone esta zona desde la línea de playa, hasta la costanera, citando como ejemplo Pichilemu. Esta evacuación se debe hacer con los equipos de emergencia como Bomberos, Carabineros, equipos municipales, entre otros.

Esta medida se va a apoyar y difundir a través del sistema de alerta para celulares y con los organismos de protección civil que estarán en terreno. A nivel de la Armada, ellos en un estado de precaución podrán hacer sonar sus sirenas, las que se encuentran en la Capitanía de Puerto de Pichilemu, en Matanzas, y Bucalemu.

Durante los meses de enero y febrero, la Dirección Regional de ONEMI, sostuvo reuniones de Coordinación y presentación del Protocolo en la Gobernación de Cardenal Caro con los municipios del borde costero, y  realizó Comités Comunales  en las Municipalidades de Paredones y Navidad, con la participación de la Armada, Carabineros, Bomberos, PDI, de manera de operativizar las medidas. Además se entregó cartografía asociada.

 

Nuevos protocolos

 Estado de Precaución, que es emitido cuando existe la probabilidad de que se genere un tsunami menor, es decir, probabilidades de olas de entre 30 centímetros y un metro generadas por un sismo leve o sismos muy lejanos. Este estado, se suma a lo que ya todos conocemos, que son la evacuación preventiva, la alerta y alarma de tsunami, en donde la evacuación se debe realizar hasta la cota 30, es decir, 30 mts. Sobre el nivel del mar.

La Evacuación Preventiva, es establecida por ONEMI frente a la posibilidad de generarse un tsunami, incluso antes de recibir los reportes oficiales del SHOA. En este caso, debemos evacuar hacia la zona de seguridad, a la cota 30.

Cuando exista una alta probabilidad de generarse un tsunami, el SHOA determinará la Alerta de Tsunami, por lo que la instrucción es a evacuar hacia la zona de seguridad a 30 metros sobre el nivel del mar.

Cuando exista peligro inminente de tsunami, se determinará la Alarma de Tsunami. Esto quiere decir que la población del borde costero debe evacuar a la zona de seguridad a 30 metros sobre el nivel del mar.

 

Deja un comentario