En el día internacional de la mujer: “Por un Planeta 50 – 50 en 2030”

Gladys Goeder

 

 

Mujeres mártires hay en todos los tiempos, algunas formas cambian, la intención persiste. En esta fecha homenajeamos a las obreras textiles que fueron quemadas en Chicago por defender sus derechos. Ha pasado más de un siglo desde ese hecho, en desarrollo y modernidad acelerados, ahora son temporeras, enfermeras, profesoras, hasta ejecutivas, que sufren de una u otra forma la presión machista en la humanidad, sobre cada una. Hay conciencia y recursos limitados de parte de instituciones públicas o privadas, que promueven la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres pero no es suficiente para erradicar este endémico mal.
Hoy escribo con esta preocupación, espero que lean esta columna personas sensibles al servicio público; políticos, profesionales, dirigentes sociales, varias amigas también, y me pregunto cómo se puede hacer para compartir inquietud, información, iniciativas y fuerza para enfrentar esta anomalía valorica encarnada en la naturaleza humana. La experiencia indica; tomar conciencia presente, aunar fuerzas y educar en el hogar, el packing, el hospital, el aula, o en la calle. Lo lamentable es que la urgencia y agitación de este tiempo, cubre la raíz del problema. Pero si se educa en perspectiva de igualdad de género, habrá menos embarazos de adolescentes, menos víctimas de violencia, más conciencia cívica, más compromiso con la paz, desarrollo económico y social.
Para ello existen redes sociales en cada ámbito comunal, son organizaciones vivas que pueden multiplicar la acción educativa. Las Naciones Unidas, ONU Mujer, Servicio Nacional de la Mujer en Chile, desde hace mucho tiempo se han ocupado del tema; en este aniversario, apuran a los gobiernos globalizados, con su lema “DEMOS EL PASO”, para que cumplan sus compromisos con la Mujer al 2030.
Hace 21 años, está pendiente en propuesta, la “Declaración y Plataforma de Acción Beijing”. El año pasado se realizó en Chile, con presencia del Secretario General de Naciones Unidas, y presidida por la Presidenta Bachelett, la revisión y acuerdos 2015, ya enunciados en esa oportunidad. Los que tendrán que ser revisados por la 59ª sesión de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer en las N.U. sobre doce puntos de especial preocupación. El enfoque de acción actual de de ONU Mujer, está centrado en cinco aéreas: 1 incremento del liderazgo y participación. 2 Eliminación de la violencia contra las mujeres. 3 Participación de las mujeres en procesos de paz y seguridad. 4 Aumento del empoderamiento económico de las mujeres. 5 Incorporación de la igualdad de género como instrumento de control de la planificación del desarrollo y del presupuesto nacional. Mensajes que replica el gobierno de Chile, a través de SERNAM. Finalmente, la directora ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka, ha dicho: “Si todos y todas trabajamos juntos: gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, el sistema de las Naciones Unidas, empresas, escuelas y personas que se movilizan a través de nuevos movimiento solidarios, seremos capaces de lograr un mundo más igualitario, un planeta 50 – 50 en el que las mujeres y las niñas podrán vivir sin violencia”.
Debo confesar que no es tarea fácil este desafío, de cómo lograr participación en redes de la sociedad civil sobre una raíz intangible, el machismo. Pero al leer la propuesta de la Directora de ONU Mujer, refuerzo la intención y confianza en que PODEMOS…50 – 50.

Deja un comentario