Colegio Marista abrió sus puertas el día 11 de marzo de 1915

En un día como hoy, el 11 de marzo del año 1915, abrió sus puertas el Instituto O’Higgins de Rancagua, fundado por los Hermanos Maristas, procedentes de España y Francia. Ese día traspasaron las puertas del nuevo colegio los primeros alumnos, acompañados de sus padres que iban a matricularlos.
El establecimiento fue instalado en una cómoda casa que era de propiedad de la familia Holman, en la esquina de las calles del Estado e Ibieta, y que fuera adquirido para la Congregación Marista.
En su primer año de funcionamiento, el colegió contó con 90 alumnos, lo que se estimó muy satisfactorio. Nadie pudo imaginar que cien años después, el Instituto tendría alrededor de 2.000 alumnos y ocuparía materialmente una manzana y media.
La casa estaba ubicada en una plazuela que tenía el nombre de San Francisco, porque frente a ella, por la calle del Estado, estaba el primitivo Templo Franciscano, que más tarde fue trasladado a un nuevo edificio que se construyó en la citada calle, pero en la esquina de la Avenida Millán.

Deja un comentario