Expertos en Educación Superior critican estatutos de la Universidad regional

MANOS ALZADAS

Cuatro conocedores del tema tuvieron acceso al texto completo entregado a la Ministra de Educación hace unos días. Si bien consideran que los estatutos son novedosos en algunos puntos, ponen en duda la real influencia que tendrá la región en el futuro del plantel, asegurando algunos , que el Consejo Asesor Regional parece más bien una figura decorativa de la institución.

  

IRENE PADILLA A.

 

 

 

 

Ernesto Treviño, académico UC

1 ernesto treviño “La participación de figuras políticas en el Consejo Superior puede ser un arma de doble filo”

Quien fue director Ejecutivo del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la U. Diego Portales y actual académico de la Universidad Católica de Chile, afirma que quedó en parte gratamente sorprendido de este marco legal entregado al Ministerio de Educación el pasado jueves 3 de marzo: “los estatutos son definitivamente distintos a lo que conocemos por la composición del Consejo Superior que implica una vinculación regional y con órganos de la sociedad local que mantienen convenios con la Universidad”.

Treviño eso si,  pone especial énfasis en la conformación del Consejo Superior, donde los estatutos incluyen la participación de dos representantes del Consejo Regional, así como de la Presidencia a quienes define como algo peligrosos. “Algunos de los estatutos pueden ser un arma de doble filo, pues la participación de autoridades políticas (dos designados por la Presidencia de la República y otro por el CORE) podría conllevar el riesgo de politizar en el sentido partidista  la toma de decisiones”. Finalmente Treviño hizo un llamado a las autoridades universitarias a poner un requisito fundamental al perfil de quien aspire a ser Rector  de la casa de estudios: “llama la atención que los estatutos no exijan que el Rector posea un título de doctorado, sino solamente un título universitario”, concluye.

 

 

Ignacio Irarrázaval, director Centro Políticas Públicas UC

“La contribución al desarrollo de la región queda un poco en el aire”

             Desde el paso por el Congreso  de la ley que creó la Universidad de O’Higgins, Ignacio Irarrázaval ha estado pendiente de su 2 IGNACIO irarrazavaldesarrollo, por eso no dudó en opinar acerca de los estatutos del plantel, los cuales, según el propio rector Rafael Correa marcarían un antes y un después de la educación superior estatal y regional. En ese sentido, Irarrázaval le da un punto al rector  y su equipo “ lo referido a la consideración de la Región de O´Higgins en los estatutos de la universidad, tanto en el Art. 2 sobre la misión institucional, la integración de representantes del CORE en el Consejo Superior (Art. 8) y la creación de un Consejo Asesor Regional (Titulo 8º. Arts. 51- 52) son efectivamente elementos novedosos que no se observan en estatutos de otras universidades estatales regionales como podrían ser Tarapacá, Talca o Bio Bio”.

Sin embargo, Irarrázaval se muestra crítico en cuanto a la certera participación regional en el desarrollo del plantel, por ejemplo a través de las atribuciones del Consejo Asesor Regional. “Si bien la Universidad declara que contribuir al desarrollo integral de la Región de O´Higgins es parte de su misión institucional, lo que es muy valioso, queda un poco en el “aire” como se concreta esto. El Consejo Asesor Regional se reúne dos veces al año y tiene un carácter de más bien un directorio de “control de gestión”, no se definen mecanismos o procesos más sistemáticos para conocer los desafíos propios de la región y como estos permean el trabajo académico”.

Al mismo tiempo, el experto, Ph. D. en Política Social de la London School of Economics,  no ve una claridad en cuanto a cómo la Universidad de O’Higgins se hará cargo de las problemáticas del Libertador. “Adicionalmente; tampoco se aclara cómo el quehacer propio de la Universidad integrará en la práctica la consideración de los temas regionales. Por ejemplo, las carreras que se ofrecen ¿dependerán de la demanda de profesionales de la región? ¿Cómo se mide esto? ¿Tendrán las carreras algún énfasis regional en su curriculum? Del mismo modo; ¿de qué manera la agenda de investigación se logrará articular con los problemas específicos de la región? ¿Es factible que el presidente del CORE pueda efectivamente participar en todas las sesiones del Consejo Superior de la Universidad que debe reunirse con bastante periodicidad para la toma de decisiones?”, son algunos de los puntos que Ignacio Irarrázaval pone en duda.

En resumen, al director del Centro de Políticas Publicas de la PUC, le preocupa que los canales participativos de la región se queden solamente en el papel. “ Debe destacarse positivamente lo que se plantea en los estatutos propuestos respecto a la consideración de la Región de O´Higgins en el quehacer de la universidad, sin embargo, hay un riesgo no menor que estos aspectos sean meramente declarativos pues no se precisan mecanismos o procedimientos muy concretos”, sentencia.

 

 

 

 

Sebastián Donoso, director del Instituto de Investigación y Desarrollo Educacional de la U. de Talca

“El Rector sigue siendo como un rey pero ¿qué pasa si el rey se equivoca?”

3 sebastian donosoSebastián Donoso, académico de la Facultad de Educación de la Universidad de Talca  ya lleva varios años ejerciendo en una  de las universidades regionales más exitosas del país,  y a eso se suma que se ha mantenido atento a la creación de la universidad estatal de O’Higgins, ya que fue testigo de los fracasos que ha vivido la Sexta Región en materia de educación superior.

Tras analizar los estatutos, en primer lugar, Donoso admite que sí son un marco legal distinto a los existentes en la educación superior estatal actual “ si uno compara estos estatutos con los vigentes de las universidades estatales -excluidas la U. de Chile y la Usach, que tienen estatutos propios-, claro que hay elementos diferenciadores  interesantes pero yo veo algunas cuestiones que me llaman  la atención que deberían revisarse con más detalle”. En ese sentido, el experto cree que hay diversas  materias en este marco legal que deberían ser parte de un reglamento interno y no de un estatuto que por sí es un documento rígido ante los cambios. “ El texto tiene muchas materias que podrían ser ordenanzas de menor rango.  Por ejemplo, si mañana quieren cambiar  la forma de contratación de un profesor, algo que hoy aparece en los estatutos,  significa todo un proceso  que debe pasar por el Parlamento y eso se va a convertir  en  un tremendo problema”.

A su vez, el académico enfatiza que tras leer las atribuciones del Consejo Asesor Regional, el que se supone  garantiza la participación de la región en la institución, no ve más que figuras decorativas. “Si uno lee las atribuciones de este consejo son poco relevantes,  no tiene capacidad de decisión. Siento que este es como un estadio, donde habrá un conjunto de espectadores que verán lo que hacen las autoridades pero sin capacidad mayor de poder  influenciar en la política. Habría sido distinto que esas personalidades regionales tuviesen alguna opinión vinculante con algo, porque solo veo que es  un acto de buena voluntad donde (como rector) le voy a contar a 20 personas algo y los escucho y después veo si lo que me están diciendo me sirve o no ”. El profesor Donoso agrega que “puede ser que el Consejo Asesor Regional aporte pero depende mucho de quien sea el Rector y cuando se crea una institución, debe ser a prueba de quien tenga el cargo, y esta no garantiza aquello”.

Al mismo tiempo, el director  del IIDE de la U. de Talca,  subraya que la presencia de dos representantes del Presidente de la República en el Consejo Superior del plantel es una de las medidas más anticuadas del sistema universitario chileno. “Si nosotros queremos tener representantes del Estado esta correcto, pero representantes del Presidente…son una cosa tan  personal, que este nombra y que no responden a la ciudadanía sino al Presidente; que lo hacen de buena voluntad y para muchas de estas personas ese cargo es un cacho y lo más  preocupante es que están en la toma de grandes decisiones de la Universidad”.

Por último,  Sebastián Donoso pone hincapié en la figura del Rector, la que destaca que no tiene nada de moderna, sino que sigue los mismos cánones antiguos de las universidades chilenas. “Incluso se ve un tema de conflicto institucional porque el rector es la máxima autoridad académica pero a su vez preside el Consejo Superior, preside el Consejo Académico, y me da la impresión de un problema de constitución legal. Veo peligrosamente una institucionalidad desbalanceada en los poderes, entre el poder unipersonal que tiene el rector y los poderes de los organismos colegiados y eso, cualquiera sea el Rector que ejerza, es malo. Aquí es como ‘yo nombro a los profesores, yo convoco al Claustro, yo nombro a los vicerrectores, sigo siendo un rey’ pero ¿qué pasa si el rey se equivoca?”. Incluso el académico va más allá y cree que debería ser el presidente del CORE quien presida al menos el Consejo Superior para equilibrar en algo la toma de decisiones: “lo que debería ocurrir, a mi juicio es que  representantes del Gobierno Regional deberían estar sobre el Rector, y por qué lo digo, porque ese Presidente del CORE es una figura que fue elegida democráticamente, por lo tanto representa, para bien o para mal, a los ciudadanos de la región, y a su vez porque esta es una Universidad estatal y los propietarios son los ciudadanos”, sentencia.

 

 

Luis Riveros, ex rector de la U. de Chile

“Es un estatuto muy bien estructurado que sigue la línea que se recomendó”

Luis Riveros fue el encargado de presidir el Comité Ejecutivo para la Creación de la Universidad regional por tanto fue quien recorrió la 4 luis riverosregión para escuchar la opinión de sus ciudadanos durante todo el 2014. El Gran Maestro de la Logia Masónica chilena y ex rector de la Casa de Bello aseguró estar sumamente satisfecho con los estatutos propuestos para la Universidad de O’Higgins : “pienso que es un estatuto que esta bastante bien diseñado, que creo tomó como base el estatuto de la Universidad de Chile con un diseño bien pensado de la Universidad porque considera una organización en términos de institutos interdisciplinarios y escuelas que era justamente la línea que se había recomendado. Tiene además el concepto de la carrera académica, con profesores calificados de acuerdo a la normativa que se establecerá por reglamento, tal como sucede en las buenas universidades ” .

Respecto a las debilidades del Consejo Asesor Regional que fueron expuestas por otros expertos, Riveros rechaza estas opiniones, afirmando que debe ser un órgano consultivo sin derecho a tomar decisiones. “El estatuto crea un Consejo Asesor Regional, que esta muy bien pero es a nivel asesor, o sea, no toma las decisiones de la Universidad, las que están en manos del Consejo Académico y del Rector, y eso me parece bien. Las buenas universidades siempre tienen un consejo asesor con ideas y contribuciones pero las decisiones deben estar en otras manos”. Consultado acerca de cómo se garatizará entonces que la región sea escuchada, el académico reconoce que será responsabilidad de quien sea el Rector de turno: “tendrá que ver con el espíritu del Rector. La Universidad debe escuchar pero no significa que las instancias externas puedan administrar la Universidad, eso se lo dejaremos al Rector y al Consejo Académico, la región le dará ideas que la universidad adoptará, sin que sea un mandato”

Finalmente, Luis Riveros justificó  la preferencia del equipo de la Universidad de O’Higgins por la instalación de un Claustro  en vez de la creación de un Senado Universitario para la participación triestamental, como el que existe en la U. de Chile y que pronto estará en la U. de Aysén. “Cada institución tiene lo suyo, no hay otra universidad  en Chile que tenga un Senado Universitario. ¿Por qué lo tiene la U. de Chile? Porque tiene un tamaño importante y una diversidad disciplinaria que amerita  tener un organismo como el Senado, y el Claustro es una opción más realista respecto a esta Universidad regional”.

 

 

FRASES DESTACADAS

 

“El Consejo Asesor Regional es un acto de buena voluntad donde (como rector) le voy a contar a 20 personas algo y los escucho y después veo si lo que me están diciendo me sirve o no ”, Sebastián Donoso, U. de Talca.

“La Universidad debe escuchar a la región, pero no significa que las instancias externas puedan administrar la Universidad, eso se lo dejaremos al Rector y al Consejo Académico”, Luis Riveros, ex rector U. de Chile.

“El estatuto no aclara cómo el quehacer propio de la Universidad integrará en la práctica la consideración de los temas regionales. Por ejemplo, las carreras que se ofrecen ¿dependerán de la demanda de profesionales de la región? ¿Cómo se mide esto? ¿Tendrán las carreras algún énfasis regional en su curriculum?”, Ignacio Irarrázaval, académico UC.

 

MANOS ALZADAS

1 comments

Deja un comentario